educación

Así es la estrategia con la que cientos de niños y jóvenes en los lugares más apartados del país lograron seguir sus estudios por WhatsApp

Un grupo de voluntarios de la Fundación Empatados creó una innovadora iniciativa pedagógica para apoyar y reforzar el proceso educativo en las zonas rurales. Con esta idea han impactado más de 7.800 familias y este año esperan llegar a más de 40.000 estudiantes.


Cuando la pandemia empezó y con ella los confinamientos estrictos en todo el país, Jenny Grillo pensó de inmediato en la tragedia educativa que esto supondría para muchos estudiantes en las regiones más apartadas. Fue así como identificó en los audios de WhatsApp una oportunidad para dirigirse con contenido educativo a estudiantes, maestros y padres de familia de forma sencilla y accesible. ‘Enlazados’ se ha convertido en una nueva forma de realizar pedagogía con la cual han llegado a más de 21 mil estudiantes, 7.800 familias y 1.500 maestros de 82 colegios en Antioquia, Cundinamarca, Cesar, Nariño, Armenia, Chocó, Meta y Santander.

“Con esta iniciativa buscamos crear lazos de conexión entre profesores y estudiantes que no cuentan con servicios tecnológicos o son muy deficientes”, comenta Grillo y señala que la situación de conectividad en zonas apartadas es preocupante. De acuerdo con el informe sobre la conectividad en Colombia del Ministerio de las TIC en el primer trimestre del 2020, en departamentos como Vaupés, Vichada, Amazonas, Guaviare, Guainía, Putumayo, San Andrés, La Guajira y Cauca, por cada 100 habitantes tan sólo hay 5 puntos de conexión.

Un grupo de voluntarios de la Fundación Empatados creó una innovadora iniciativa pedagógica para apoyar y reforzar el proceso educativo en las zonas rurales. Con esta idea han impactado más de 7.800 familias y este año esperan llegar a más de 40.000 estudiantes.
Un grupo de voluntarios de la Fundación Empatados creó una innovadora iniciativa pedagógica para apoyar y reforzar el proceso educativo en las zonas rurales. Con esta idea han impactado más de 7.800 familias y este año esperan llegar a más de 40.000 estudiantes. - Foto: Cortesía Fundación Empatados

Esas cifras, según Grillo, ponen en evidencia las desigualdades sociales, aún en las ciudades principales. “Hemos encontrado familias que recargan un celular y lo comparten entre todos los integrantes, y en zonas rurales, estudiantes que reciben guías físicas, pero no pueden contar con el apoyo de sus padres ya que algunos acudientes no saben leer”, añade.

Para crear los audios empezaron a identificar temáticas básicas de los estándares nacionales, habilidades blandas y duras para, por ejemplo, fomentar la lectoescritura, las artes y la investigación. “Todos estos temas se abordan a través de los audios educativos y se van nutriendo a medida que empezamos a recibir retroalimentación de los profesores que nos piden contenidos en ciertos temas”, comenta Grillo.

Uno de ellos fue Hugo Murcia, rector de la Institución Educativa La Mariela en Pijao, Quindío, la cual tiene 12 sedes rurales con 210 estudiantes. “Enlazados llegó como anillo al dedo, porque los profesores se empezaron a motivar para explorar esas alternativas tecnológicas que podían fortalecer la enseñanza”, comenta Murcia y destaca que se convirtió en una nueva herramienta pedagógica. “En tres minutos podemos escuchar un audio que tiene un objetivo, contenidos y actividades sugeridas. Es un formato ideal para complementar la enseñanza”, agrega.

Una situación similar vive Diana Puello, coordinadora de inclusión de tres megacolegios en Cartagena, Soledad y Santa Marta. Puello reconoce que enseñar a la distancia a estudiantes que tienen dificultades de aprendizaje aumenta la complejidad, por eso es necesario explorar diferentes estrategias. “Enlazados tiene mucho material, todos los días a las seis de la tarde recibimos un nuevo audio que clasificamos de acuerdo con los contenidos y los compartimos con los docentes”, señala.

Puello reconoce que esta iniciativa les ayudó mucho para consolidar un proyecto de afrocolombianidad que desarrollan en las tres sedes. “Ellos realizaron un audio sobre este tema y nos ha servido muchísimo para reforzar conceptos de identidad en los estudiantes”, comenta. Por su parte, Andrea Mora, docente en las zonas rurales de Necoclí y Arboletes, destaca que por medio de estos contenidos los estudiantes encuentran una bonita forma de aprender y de ser solidarios.

“Entre ellos crearon una red de colaboración, pues para pasarse los audios se compartían datos”, afirma Mora y comenta que, ante la falta de celulares, como docente enviaba a un solo número la información de varios estudiantes. “Entre ellos se organizaban y cada uno entregaba su trabajo”, añade.

Grillo, quien es coordinadora del proyecto educativo Atarraya de la Universidad de los Andes, destaca que esta labor se ha dado gracias a la vinculación de aliados. “Son más de 25 voluntarios que aportan entre tres y cinco horas semanales para construir cada contenido que enviamos por medio de los audios”. Cada uno tiene enfoques diferentes, por ejemplo, algunos investigan sobre el territorio y crean los guiones, otros graban sus voces, los editan y todos se unen para enviarlos a diferentes contactos y listas de difusión en WhatsApp.

De igual manera se han unido con la Red de Reporteros Comunitarios de los municipios PDET, quienes transmiten en sus programas los audios. “Así hemos logrado llegar a emisoras del Catatumbo, Putumayo y Vichada, donde les enviamos una USB con muchos contenidos”, precisa Grillo y agrega que otro medio seleccionado para realizar divulgación es un grupo en Facebook, donde se han sumado miembros de Argentina, Perú y México.

En el 2021 continúan trabajando en la construcción de más contenidos, esperando llegar a 40.000 estudiantes y profesores a nivel nacional. Esto lo están logrando con la entrega de usb y radios portátiles a 200 maestros. La creación de 16 campañas educativas enfocadas en el Vichada, donde entregarán 200 mp3 con 80 audios de contenido educativo a los estudiantes.

De igual forma esperan dotar a 50 líderes de emisoras comunitarias con contenido en usb. “Hemos visto que debemos evolucionar a la medida que los colegios van volviendo a la presencialidad, entonces nuestros contenidos deben cambiar para que siga siendo útil”, comenta Grillo, quien se muestra orgullosa al saber que en algún lugar de Colombia se usa el material de ‘Enlazados’, logrando viralizar la educación.

También le puede interesar:

Agroecología y abejas nativas, la fórmula de las comunidades de la Sierra Nevada de Santa Marta para proteger el bosque seco tropical

Con el cortometraje Loop Colombia es reconocida por su potencial en ciencia ficción