Los gobernadores de Córdoba, Orlando  Benítez Mora, y de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, en la firma del Acuerdo de Voluntades.
Los gobernadores de Córdoba, Orlando Benítez Mora, y de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, en la firma del Acuerdo de Voluntades. - Foto: Gobernación de Córdoba

regiones

Córdoba y Antioquia se unen para conformar una región de paz

Con la firma de un Acuerdo de Voluntades se dio el primer paso para crear la Región Administrativa y de Planeación (RAP) de La Paz, la vida y la no violencia. Así funcionaría.

Con la firma de un Acuerdo de Voluntades, los gobernadores de Córdoba, Orlando Benítez Mora, y de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, dieron el primer paso para avanzar en el propósito común de conformar la Región Administrativa y de Planeación (RAP) de la paz, la vida y la no violencia.

Este modelo de asociatividad, que representa una ruta de hermanamiento entre los dos departamentos, contempla diez líneas estratégicas enfocadas en el desarrollo económico y social, el ordenamiento territorial, la conectividad, la seguridad humana y la gestión ambiental, entre otros. El objetivo es potenciar proyectos estratégicos de manera sostenible en ambos territorios.

Para el gobernador Benítez, este hermanamiento representa la constitución de una ‘Región de Paz’ en esta zona del país. “Nuestra relación bilateral con Antioquia trasciende fronteras físicas, y nos motiva el deseo de trabajar por la equidad y avanzar en nuestros territorios”.

Córdoba y Antioquia buscan ayudar a construir la paz territorial, a través de la RAP.
Córdoba y Antioquia buscan ayudar a construir la paz territorial, a través de la RAP. - Foto: Gobernación de Córdoba

Para ambos departamentos, la RAP representa una forma de llevar oportunidades, bienestar y seguridad a los territorios. “Nos permite avanzar en la consolidación de la reconciliación social y la integración de nuestros pueblos, y nos pone en la agenda nacional como una línea que probablemente van a replicar en otras zonas del país”, dijo el gobernador de Córdoba.

Con esta iniciativa, Córdoba y Antioquia buscan ayudar a construir la paz territorial. “Vamos a tener una buena integración y celebro la forma de integrar e impulsar nuestros territorios, cerrar brechas y saldar deudas sociales con respuestas a nuestro pueblo”, concluyó Benítez.

Las 10 líneas estratégicas del Acuerdo de Voluntades

  1. Gestión integral de ecosistemas estratégicos, que contempla proyectos relacionados con el Nudo del Paramillo y la Mojana, Gestión del Riesgo y preservación y restauración.
  2. Desarrollo económico equitativo del capital humano, rural, agropecuario, de la agroindustria, minero-energético, integración territorial y turismo.
  3. Desarrollo social sin fronteras, servicios públicos, atención a las coberturas sociales y reducción de brechas.
  4. Gestión integral de la paz y la vida, Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDTE) y regiones de paz, no violencia.
  5. Fortalecimiento institucional y transferencia de conocimiento, ciencia, tecnología e innovación.
  6. Gestión para el desarrollo marino costero y mar como elemento estructurante, erosión costanera.
  7. Ordenamiento territorial y soberanía, además de conocimiento del territorio para integrarlos.
  8. Reconocimiento de la diversidad cultural.
  9. Seguridad humana en el territorio y fortalecimiento de capacidades (seguridad y justicia, seguridad económica, alimentaria, ambiental, personal, en comunidad y política).
  10. Conectividad e infraestructura para la equidad y la competitividad; conectividad estratégica, ecosistemas de desarrollo; además de la vía San José de Uré – Tarazá (32,5 km):
  • Vía Carepa – Piedras Blancas
  • Vía Colorado – Nechí
  • Vía San Pedro – Valencia
  • Vía Férrea Magdalena Medio – Bajo Cauca – Urabá
  • Vía Puerto Libertador – Tierralta

*Contenido elaborado con apoyo de la Gobernación de Córdoba.

Lea también: La gente volvió a sentirse orgullosa de ser cordobesa después de una crisis profunda por los carteles de la salud: Gobernador de Córdoba

Lea puede interesar: Estas son las obras con las que la Gobernación de Córdoba busca saldar una deuda histórica con las poblaciones más vulnerables