contenido en colaboración

El capitalismo consciente de la banca colombiana

Como la primera entidad financiera de Beneficio e Interés Colectivo (BIC) del país y de la región, el Banco Finandina le apuesta al desarrollo sostenible a través de un portafolio digital, una operación ecoeficiente y un modelo de negocio que busca mejorar la vida de sus clientes y colaboradores.


El uso de aplicaciones de banca digital aumentó durante la pandemia 59 por ciento, según la firma EY Parthenon en Colombia. Las entidades financieras alrededor del mundo tuvieron que acelerar sus procesos de transformación digital para brindar facilidades de acceso a sus productos. En el país, hay instituciones a las que la tendencia de la digitalización no les tomó por sorpresa. Finandina BIC había iniciado este proceso orientado a mejorar la experiencia del cliente hace diez años.

De hecho, para 2017 ya había incorporado en su portafolio los créditos de inversión digital con pagaré electrónico. Al año siguiente, lanzó al mercado la primera cuenta de ahorro ciento por ciento digital en Colombia, además de una tarjeta de crédito digital. La experiencia ganada les permitió responder ágilmente a los cambios que exigía la crisis sanitaria y en un corto plazo migró el 90 por ciento de su operación al teletrabajo. Adicionalmente, realizó una inversión en tecnología de casi 8.000 millones de pesos.

Hoy, con un modelo digital ecosostenible y eficiente, tenemos una oferta de tres productos ciento por ciento digitales: cuenta de ahorros, tarjeta de crédito y crédito de libre inversión o de consumo. Ofrecemos más de 90 funcionalidades que nos permiten ceder el control y el poder a los clientes de manejar su dinero, a través de sus dispositivos con conexión a internet, las 24 horas del día, sin costo”, explica Orlando Forero Gómez, gerente general del Banco Finandina BIC.

Ofrecemos más de 90 funcionalidades que nos permiten ceder el control y el poder a los clientes de manejar su dinero.
Orlando Forero Gómez, gerente general del Banco Finandina BIC, explica que la entidad ofrecemos más de 90 funcionalidades que le permite ceder el control y el poder a los clientes de manejar su dinero. - Foto: Cortesía Banco Finandina BIC

Solo la cuenta de ahorros, Flexidigital, con sus respectivas tarjetas débito, física y virtual, ofrece cerca de 53 funcionalidades que les permiten a los clientes la gestión administrativa y transaccional de la cuenta; incluso pueden tramitar créditos de consumo, de manera virtual, hasta por 100 millones de pesos. Ser un banco sin oficinas, le permite trasladar más beneficios a sus clientes, como retiros gratis en cualquiera de los 14.000 cajeros automáticos de cualquier entidad del país o realizar transferencias, sin costo, a cualquier cuenta. Al mes, un cliente puede ahorrarse más de 60 mil pesos en costos transaccionales. Igualmente, estas cuentas de ahorro pueden ser utilizadas como cuentas de nómina, con aprobación inmediata.

Desde 2020 hasta la fecha, hemos realizado la apertura de más de 44.000 cuentas de ahorro y más de 21.000 tarjetas de crédito. En el mismo lapso hemos otorgado más de 20.000 créditos de libre inversión, sin vendedores, a través de procesos de autogestión y ciento por ciento digitales”, explica Forero Gómez.

El Banco Finandina BIC proyecta lanzar el CDT y las libranzas en sus versiones digitales. Una facilidad que por ahora no podrá aplicarse a los créditos para vehículos o hipotecarios, debido a que trámites como el de la notaría aún deben realizarse de manera presencial. Sin embargo, Forero Gómez adelantó que actualmente trabajan en la construcción de un ecosistema para que los usuarios puedan debitar su dinero sin necesidad de usarlo en físico “y muy pronto habilitaremos el Transfiya y los pagos con PSE”. En lo que resta de 2021 espera lanzar el crédito hipotecario y de vivienda digital.

El primero de Colombia y de América Latina

La estrategia de negocio en el Banco Finandina BIC va más allá del beneficio económico. “Somos un banco de capitalismo consciente, que busca generar un impacto transformador en la sociedad”, precisa Forero Gómez. La operación digital de la institución financiera les ha permitido reducir la huella de carbono de 0,99 por ciento en 2017, a 0,10 por ciento en el 2020; además del impacto positivo que representa la disminución del uso de papel. “Hoy realizamos el 67 por ciento de las ventas de forma virtual, mediante sofisticados algoritmos desarrollados por el banco, que nos permiten viabilizar las operaciones. El cliente se evita las tradicionales fotocopias al 150 por ciento o desplazamientos a oficinas bancarias, optimizando su tiempo, sin intervención humana y sin uso de papel ni impresoras”, detalla Forero Gómez.

Le puede interesar: “El tiempo de generar solo riqueza quedó atrás”: presidente de Bancolombia

El pasado mes de marzo la entidad fue reconocida como el primer Banco de Beneficio e Interés Colectivo (BIC), de Colombia y América Latina. Esto significa que es reconocida por combinar las ventajas de su actividad comercial y económica con acciones concretas en beneficio de sus trabajadores, la protección del medioambiente y la equidad social en Colombia.

El compromiso, aclara Forero Gómez, no se limita a las responsabilidades medioambientales, también al buen gobierno corporativo, de respeto por los derechos humanos y de género.

Entre sus más de 1.000 empleados, el 94 por ciento son millennials y el 63 por ciento de los colaboradores son mujeres, el 30 por ciento madres cabeza de familia. Finalmente, como entidad que busca ser inclusiva y diversa, cuenta entre sus colaboradores con personas de diferentes preferencias de etnias, sexuales y de cultos.

Lea también: ‘Fintech’, una revolución en las regiones colombianas

Lea también: Davivienda emite el primer bono social con enfoque de género en Colombia y América Latina