información institucional

El modelo financiero que democratizó la inversión inmobiliaria en Colombia

Pei permite que cualquier persona pueda invertir, a través del mercado de capitales, en su portafolio de más de 148 activos inmobiliarios como edificios corporativos, bodegas, centros comerciales, entre otros, ubicados en 30 ciudades y municipios del país. ¿Cuáles son los beneficios respecto a otros modelos de inversión?


La premisa inversionista de no poner todos los huevos en la misma canasta, es decir, de diversificar las inversiones, la cumple a cabalidad Pei, el vehículo de inversión inmobiliario más grande del país y que es administrado por la compañía colombiana Pei Asset Management.

La inversión en activos inmobiliarios es una de las más tradicionales en Colombia. Comprar una vivienda, un local o una oficina con fines de arrendamiento, suelen ser opciones atractivas para quienes quieren aventurarse en el negocio inmobiliario.

El modelo de inversión inmobiliaria gestionado por Pei Asset Management, por su parte, ofrece varias ventajas: un equipo de 120 profesionales especializados en finanzas, sector inmobiliario, mercado de capitales, entre otros, que se encargan de elegir, comprar, administrar y arrendar los activos de Pei, desde centros comerciales, edificios corporativos, bodegas, hasta espacios especializados en salud y educación, a lo largo del territorio nacional.

Corporativo Capital Towers Torre 1es uno de los 148 activos de Pei.
Corporativo Capital Towers Torre 1es uno de los 148 activos de Pei. - Foto: Pei

Los inversionistas se convierten en dueños de una parte de todos esos activos y pueden acceder a la rentabilidad por su explotación, es decir, a las ganancias por los arriendos. “A través de este modelo, cualquier persona puede ser dueño de un porcentaje de los activos del portafolio avaluados en cerca de 7.5 billones de pesos”, explica Jimena Maya, gerente de Relación con Inversionistas de Pei Asset Management.

En la última década, Pei Asset Management ha consolidado un vehículo de inversión inmobiliaria que actualmente agrupa la inversión de 3.800 inversionistas directos y más de 20 millones de colombianos a través de los portafolios de inversión de las administradoras de fondos de pensiones en Colombia.

Centro Médico Sanitas Versalles, en Cali. Los activos en salud fueron ora categoría que tomó fuerza en la pandemia.
Centro Médico Sanitas Versalles, en Cali. Los activos en salud fueron ora categoría que tomó fuerza en la pandemia. - Foto: Pei

Inversión alternativa

Pei es pionero de la industria de vehículos de inversión inmobiliaria en Colombia, surgió hace 15 años basado en el modelo extranjero de fiducias inmobiliarias conocido como REITs.

Inicialmente, el modelo estaba enfocado en inversionistas institucionales, pero desde 2009 empezó a ofrecer títulos de valor en el mercado de valores, lo que le ha permitido democratizar su oferta. Su crecimiento ha sido gigantesco. En su primer año de operación la compañía tenía 24 inversionistas y hoy suma más de 4.600.

Centro Comercial Jardín Plaza en Cali. Pei tiene distribuidos sus activos en las principales ciudades del país.
Centro Comercial Jardín Plaza en Cali. Pei tiene distribuidos sus activos en las principales ciudades del país. - Foto: Pei

Precisamente, para dimensionar el rol de este vehículo en el mercado colombiano es importante tener presente que la mayoría de sus inversionistas institucionales, con un 63% por ciento de títulos, son los cuatro fondos administradores de pensiones obligatorias y voluntarias de Colombia. “Eso hace que indirectamente cerca de 20 millones de colombianos estén invirtiendo en Pei, esta es una de las razones por la que hoy podemos decir que estamos democratizando la inversión inmobiliaria”, explica Maya.

¿Qué pasó con la pandemia?

Uno de los valores agregados de Pei, según explica la gerente de Relación con Inversionistas, es que invierte en activos de altas especificaciones, lo cual permite atraer arrendatarios de las mejores compañías de cada sector. Por supuesto, esto fue clave para que durante la pandemia se pudiera mantener una visión de largo plazo equilibrada para inversionistas y arrendatarios.

“No todos los contratos de arrendamiento se vieron afectados. Acompañamos a los arrendatarios durante los cierres, con descuentos temporales y plazos mayores de pago. Algunos indicadores en 2020 tuvieron afectación, pero de cara al 2021 vemos una tendencia clara de recuperación que nos ha permitido mantener por tres trimestres un flujo de caja de más de 161 mil millones, que significa una tasa de rentabilidad del 4.7 por ciento”, explica Maya.

Las bodegas de Nutresa en Montería son otro de los activos de la compañía.
Las bodegas de Nutresa en Montería son otro de los activos de la compañía. - Foto: LlanoFotografia

Esa recuperación, sin duda, está apalancada en una diversificación sólida. “Quien invierte en un solo activo, cuando no le pagan absorbe todo; con Pei el riesgo se diluye en los 148 activos, entre los 1,500 arrendatarios y 4,600 inversionistas directos”, puntualiza Maya.

De esta manera, se da acceso a todos los inversionistas colombianos, desde los especializados hasta las personas naturales, buscando opciones de inversión diferentes, estables y de largo plazo en el mercado de capitales.

*Contenido en colaboración

Noticias relacionadas