ucrania

Al menos 71 niños ucranianos han muerto desde el inicio de invasión rusa

Según el reporte del Gobierno ucraniano, estas acciones también han dejado más de 100 menores heridos.


Al menos 71 niños murieron en Ucrania desde el inicio de la ofensiva rusa el 24 de febrero, anunció el jueves Liudmyla Denisova, encargada de derechos humanos en el Parlamento ucraniano.

“Desde el inicio de la invasión rusa al 10 de marzo a las 11:00 a. m. (hora local), 71 niños resultaron muertos y más de 100 heridos”, indicó en un comunicado en Telegram.

El miércoles, el bombardeo de un centro médico que albergaba una maternidad y un hospital infantil en Mariúpol (sureste) dejó tres muertos, uno de ellos una niña, según fuentes municipales.

A propósito de este caso, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que al menos diez personas han muerto y 16 han resultado heridas en 18 ataques en Ucrania contra centros sanitarios y ambulancias.

“Estos ataques privan a comunidades enteras de atención sanitaria”, advirtió el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa desde la sede del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza).

Por esa razón, volvió a pedir a Rusia que resuelva “esta crisis de forma pacífica” y que “permita el acceso seguro y sin trabas de la ayuda humanitaria a quienes la necesitan”. “Una resolución pacífica es posible”, insistió.

Entre tanto, el director ejecutivo del Programa de Emergencias de ese organismo, Michael Ryan, señaló que hasta “1.000 centros de salud de diferente tamaño están en primera línea de la guerra o a menos de 10 kilómetros”. “Así que, en efecto, el sistema sanitario se está viendo envuelto en este conflicto”, precisó.

Señaló que, incluso, “algunos hospitales están siendo abandonados por las autoridades ucranianas porque sencillamente no pueden funcionar y se intenta trasladar el equipo hospitalario y trasladar a los médicos y a las enfermeras”.

“Esto se está convirtiendo en una respuesta sanitaria extremadamente compleja. Enviar suministros a los hospitales está muy bien, pero los hospitales necesitan energía. Necesitan agua limpia. Necesitan ingenieros para poder ayudar. Necesitan combustible”, reiteró Ryan.

Ataque a hospital infantil de Mariupol, Ucrania.  Captura de pantalla video @grishchukroma (Twitter)
Ataque a hospital infantil de Mariupol, Ucrania. Captura de pantalla video @grishchukroma (Twitter) - Foto: Captura de pantalla video @grishchukroma (Twitter)

Igualmente, el experto señaló que las condiciones que se están produciendo con la guerra en Ucrania “son los peores ingredientes posibles para la amplificación y propagación de enfermedades infecciosas”.

“No importa si es covid-19, no importa si es polio, no importa si es sarampión... Pones a esa cantidad de gente desesperada, mujeres y niños hacinados, gente en sótanos, gente estresada, gente que no come, que no duerme... Estas son las condiciones en las que los sistemas inmunológicos son débiles, las defensas de la gente son bajas. Las enfermedades infecciosas pueden arrasar con las poblaciones de esta manera. Lo hemos visto y lo seguimos viendo”, puntualizó.

Otros ataques contra la población civil

De otra parte, en Malyn, en el oeste, cinco personas murieron, tres de ellas niños, cuando siete casas fueron bombardeadas.

En Mariúpol, un total de 1.207 civiles de Mariúpol murieron desde el inicio, hace diez días, del asedio ruso de este estratégico puerto de Ucrania, informó la alcaldía de la ciudad.

“Nueve días. Nueve días de bloqueo de Mariúpol (...). Nueve días - 1.207 civiles muertos. Nueve días de genocidio de la población civil”, afirmó la alcaldía en un mensaje en Telegram, junto a un video con declaraciones del alcalde, unas horas después de que los bombardeos rusos destruyeran un hospital pediátrico de la ciudad.

El servicio de prensa de la presidencia ucraniana, interrogado por la AFP sobre ese balance, respondió: “No tenemos el número exacto [de muertos], pero la cifra provisoria es correcta”.

“Nunca perdonaremos. Nunca olvidaremos. El pueblo de Mariúpol resiste”, agregó la alcaldía de esta ciudad industrial a orillas del mar de Azov, que tenía 450.000 habitantes antes del inicio de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero.

En relación con un bombardeo aéreo que impactó en un hospital pediátrico, esto provocó una ola de indignación internacional y llevó a la ONU y la OMS, a pedir “el cese inmediato de los ataques a las instalaciones de salud”.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, lo calificó de “crimen de guerra”.

*Con información de AFP y Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.