mundo

Alerta en el Vaticano: Investigan caso en el que resultaron heridos dos carabineros

La policía italiana activó el protocolo antiterrorismo mientras que la Guardia Suiza ha cerrado el acceso al Vaticano desde la puerta del Santo Oficio.


El Vaticano reforzó su seguridad para los eventos en la plaza de San Pedro después de que este domingo un vehículo se saltara el puesto de control y arremetiera contra dos carabineros que, para frenarlo dispararon contra las ruedas.

Tras el suceso, la policía italiana activó el protocolo antiterrorismo mientras que la Guardia Suiza ha cerrado el acceso al Vaticano desde la puerta del Santo Oficio.

Según señalan los medios locales, el incidente terminó con la detención del conductor, un albanés con antecedentes penales de 39 años, que se había dado a la fuga minutos antes desde la céntrica zona del Panteón después de que la Policía local lo parase para un control rutinario.

Tras recorrer la calle Paolo VI, que bordea uno de los ‘brazos’ de la columnata de Bernini, el vehículo se detuvo en la plaza del Santo Oficio, donde dos carabineros trataron de detenerlo. Pero el conductor, con signos de estar bajo los efectos de alguna droga, ha vuelto a darse a la fuga.

Finalmente, dos agentes italianos consiguieron bloquearle en una calle cercana. Pero antes de que fuera detenido, los embistió con el carro, por lo que resultaron heridos levemente. Para inmovilizarlo, fue necesario utilizar una pistola eléctrica, pues se negaba a salir del vehículo.

La policía italiana abrió una investigación para aclarar los hechos en los que ha estado implicado el ciudadano albanés con antecedentes penales, aunque se descartó, en principio, como causa el terrorismo.

Arrestan a un propagandista del Estado Islámico que merodeaba el Vaticano

Este hecho se produjo, solo pocas horas después de que las autoridades italianas arrestaran a un ciudadano egipcio de 37 años acusado de divulgar propaganda a favor del grupo terrorista Estado Islámico (EI) por internet, una actividad agravada por su presencia frecuente en las inmediaciones del Vaticano.

De acuerdo con la información oficial, agentes de la unidad especial del cuerpo de Carabineros (policía militarizada) de Roma ejecutaron una orden de detención preventiva contra esta persona, está sindicado de pertenecer a una asociación con finalidad de terrorismo internacional y adiestramiento con el mismo objetivo.

La Fiscalía de Roma en los últimos dos años documentaron “el activismo en internet y la divulgación de material de propaganda yihadista ante una vasta comunidad virtual”, según un comunicado del cuerpo policial.

“Una actividad virtual que implicaba una alarma particular, dado que el sujeto había sido visto aquellos meses, con otro investigado, frecuentemente en la zona turística del Vaticano”, señala un documento de la Policía.

Tras informar de esta captura, las autoridades italianas consideran a esta persona como “parte integrante” del Estado Islámico como “combatiente virtual”, ya que se encargaba de difundir las instrucciones que el grupo terrorista ofrecía a sus militantes.

Señaló que las redes sociales eran “inundadas de mensajes violentos de propaganda yihadista” para exaltar a esa organización pero también para difundir “un verdadero adiestramiento militar” a través de los canales Telegram gestionados por “los organismos mediáticos oficiales” de los terroristas.

Indicó, además, que, impartía instrucciones sobre el manejo de armas de fuego, fabricación de artefactos explosivos y procedimientos operativos y tácticos para la puesta en marcha de ataques terroristas”, informaron los agentes italianos.

Como se recuerda, en diciembre pasado, las fuerzas de seguridad italianas detuvieron cerca de Venecia a un tunecino de 25 años acusado de pertenecer al Estado Islámico y que había llegado a Italia como migrante el pasado 16 de septiembre, en una patera que arribó a la isla de Lampedusa.

Sobre el detenido pesaba una orden de arresto internacional emitida por la Justicia de Túnez, que lo vincula directamente con el terrorismo. Los investigadores italianos lo localizaron en un centro de acogida de Gradisca d’Isonzo, después de tenerlo un tiempo bajo observación, según la cadena Rai.

Con información de Europa Press