iglesia católica

Papa Francisco tampoco presidirá misa de Corpus Christi por problemas de salud

Pese a que en algunos países la festividad se realiza el próximo domingo, en El Vaticano, que la celebra el jueves, anunció que se cancelará la misa correspondiente.


Luego de que la semana anterior se hubiese confirmado, por parte de El Vaticano, a través de su portavoz, la decisión de aplazar la visita del papa Francisco a dos países en África, debido a sus quebrantos de salud, más precisamente de los dolores persistentes en la rodilla derecha, ahora se ha confirmado que el religioso tampoco presidirá la tradicional misa del Corpus Christi, prevista para el próximo jueves.

Según el comunicado, la cancelación de la celebración de dicha solemnidad en El Vaticano responde nuevamente a los quebrantos de salud del papa, advirtiendo que el dolor de la articulación, que incluso lo ha obligado a acudir a homilías en silla de ruedas, es persistente pese a los tratamientos médicos, y que ello le impide el cabal desplazamiento, así como mantenerse en pie por tiempo prolongado.

A través del comunicado, el Vaticano explicó que “debido a las necesidades litúrgicas específicas de la celebración, no se celebrará la Santa Misa y la procesión con la bendición eucarística de la fiesta del Corpus Christi”, recordando que esta solemnidad, además de la celebración eucarística, implica la celebración de un recorrido por lugares aledaños a la iglesia elegida para tal ocasión.

Pese a que en ocasiones anteriores se ha dispuesto que otros sacerdotes oficien la misa, en esta ocasión la Santa Sede reveló que la disposición fue la cancelación ‘definitiva’ de la solemnidad que, por tradición, el papa Francisco había celebrado en alguna de las iglesias ubicadas en la periferia de la ciudad de Roma.

Pese a que la mayoría de los países del mundo celebran la fiesta del Corpus Christi el domingo después de la fiesta religiosa de la Solemnidad de la Santísima Trinidad, en el caso del Vaticano esta celebración tiene lugar cuatro días antes, el día jueves.

Para 2022, la fiesta religiosa tendrá una particularidad en Colombia, referida a que coincidirá con el llamado a las urnas que tendrán los connacionales para la elección, en segunda vuelta, del nuevo presidente de la República.

Corpus, una festividad ‘afectada’ en los últimos años

Tras el anuncio de la Santa Sede, medios especializados en las informaciones de la Iglesia católica han precisado que este 2022, debido a lo ocurrido, se completan cinco años desde que se trastocó la celebración de dicha festividad, pues, por disposiciones particulares del papa, en los años 2018 y 2019 la celebración se había sacado del Vaticano, trasladándose a otras parroquias dentro de Roma, mientras que en 2020 y 2021 la festividad se vivió sin asistentes presenciales, debido a las restricciones propias de la pandemia.

Según detallan los medios especializados, la celebración tradicional se realizaba en el atrio a las afueras de la llamada Basílica de San Juan de Letrán, celebración litúrgica que posteriormente era complementada con una procesión a través de la calle Merulana de Roma, con destino a la Basílica de Santa María La Mayor.

Los quebrantos de salud del papa

La salud del papa es un asunto que ha comenzado a sembrar preocupación en el mundo católico, pues sus ausencias se han convertido en algo recurrente en los últimos meses, y aunque no se ha confirmado oficialmente por parte de las fuentes vaticanas, se rumora que el padecimiento del máximo jerarca de la Iglesia de Roma está relacionado con artritis crónica, que se ha visto reflejada, entre otros, por los problemas evidenciados en su rodilla derecha, que incluso han llevado a que el papa sea tratado con infiltraciones.

De acuerdo con información recabada recientemente por el diario italiano Il Messagero, pese a la necesidad de una eventual cirugía, el papa Francisco ha revelado a su círculo cercano que no estaría dispuesto a realizársela y, por el contrario, seguiría con el tratamiento médico referido a las infiltraciones.

Pese a que el papa Francisco ha afirmado recientemente que desearía visitar Ucrania, en medio de la guerra que se libra en ese país, el panorama actual de sus dolencias haría poco probable dicha visita, recordando incluso que el religioso, en virtud de sus dolencias, ya aplazó sus visitas programadas a Líbano, Sudán del Sur y República Democrática del Congo.

La explicación esbozada para dichos aplazamientos, cuya nueva fecha aún no ha sido fijada, señala que esto se da por la situación médica sufrida por el pontífice, y por consejos médicos que le piden al papa limitar los esfuerzos que comprometan el buen avance de las terapias y los tratamientos de los que es objeto.