ucrania

“¡No conduzcan la humanidad a la destrucción!”: papa Francisco insiste en el fin de la guerra

En días pasados, el pontífice afirmó que no ha descartado ir a Ucrania, pero manifestó que eso solamente se cumplirá cuando “sea oportuno”.


Este domingo, desde El Vaticano, en el marco de su mensaje dominical con ocasión de la festividad de Pentecostés, el papa Francisco reiteró su llamado urgente al fin de la guerra en Ucrania, abogando porque los responsables de esta accedan a la instauración de, las que denominó, “unas negociaciones reales”.

El papa manifestó su preocupación por lo mucho que ha escalado el conflicto en el territorio ucraniano, cuando se completan más de 100 días desde que las tropas rusas, enviadas por el Kremlin, accedieran injustificadamente al país. Esto con el fin de intentar tomar el control territorial, lo que ha desatado la etapa más cruda y violenta del conflicto ucraniano que encuentra sus orígenes en 2014.

Por favor, ¡no conduzcan a la humanidad a la destrucción!”, sentenció el máximo jerarca de la Iglesia católica este domingo, cuando él mismo consideró la renovación de su llamado al fin de la confrontación bélica recordando los niveles de destrucción y muerte que ella ha dejado.

Como es tradicional, el mensaje del papa fue emitido desde el balcón de su residencia y fue expresado ante una plaza de San Pedro colmada de feligreses, cerca de 25.000.

“En Pentecostés se hizo realidad el sueño de la humanidad de Dios, cincuenta días después de la Pascua, pueblos que hablaban diferentes lenguas se encontraron y se entendieron, pero ahora, 100 días después del comienzo de la agresión armada contra Ucrania, la pesadilla de la guerra, es la negación del sueño de Dios y ha caído de nuevo sobre la humanidad”, dijo, lamentando que millones de personas hubieran tenido que huir de sus hogares con la necesidad de resguardar la vida.

En su llamado a las negociaciones, el religioso pidió que “se escuche la voz de los que sufren”, se detenga el desprecio por la vida humana, y se “cese la espantosa destrucción de ciudades”. También invitó a todos los feligreses de su iglesia extendida por el mundo a que se siga, sin cansancio, “rezando y luchando por la paz”.

El papa también se manifestó complacido por la recientemente renovada tregua en Yemen y señaló que espera que este sea un paso para “poner fin al conflicto sangriento que ha desatado una de más peores crisis humanitarias”.

No descarta ir a Ucrania

El pasado sábado, en medio de un encuentro con niños sostenido en el Estado de El Vaticano, el papa también se refirió al tema ucraniano cuando un menor de esa nacionalidad le cuestionó sobre el tema, y frente a la posición que la iglesia de Roma ha tomado frente a este.

En ese sentido, el pontífice reconoció que sí tiene planeado visitar Ucrania, pero advirtió que dicha opción solamente podrá ser materializada en el momento que se estime “oportuno”.

Lo anterior, según explicó el papa, de 85 años, porque la decisión de visitar ese país debe ser bien estudiada pues, si el mensaje derivado de ello es equívoco o se toma de forma diferente al sentido que él quiere dar, abogando por la paz y la reconciliación de los pueblos, “puede hacer más daños que bien al mundo”.

Tras el encuentro con los niños, el papa se refirió al tema de las personas que sufren con ocasión de la guerra que se ha desatado en esos territorios europeos, reconociendo especial dolor por la población infantil que ha tenido que ser desarraigada de su tierra, que incluso ha perdido padres.

Llamando a orar por estos menores, el papa extendió el llamado a hacerlo por otros que, en algunos rincones del orbe, sufren por el hambre, la necesidad de atención médica, los abusos e, incluso, por aquellos niños ‘no nacidos’, a quienes “se les ha negado el derecho de nacer”.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.