invasión a ucrania

Anonymous se atribuye hackeo del YouTube ruso

El grupo activista, desde el inicio de la invasión a Ucrania, declaró la guerra contra Rusia.


El colectivo de piratas informáticos Anonymous se atribuyó el ataque a la web local rusa de videos RuTube, conocida como la página y plataforma alternativa de YouTube.

“Alrededor del 75 % de las bases de datos e infraestructura de la principal versión y el 90 % de la copia de reserva y el clúster de recuperación de las bases de datos fueron gravemente dañadas, lo que significa que probablemente RuTube se haya ido para siempre”, publicó la cuenta oficial de los ciber activistas.

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, iniciada la madrugada del pasado 24 de febrero, Anonymous amenazó con atacar a todos los sitios web oficiales del gobierno de Rusia y advirtió que revelaría lo que ha ocultado Vladimir Putin desde el inicio de mandato.

Anonymous filtra documentos secretos que serían del Banco Central de Rusia

Documentos que afirman haber obtenido luego de hackear la seguridad informática del Banco Central de Rusia.

“La filtración sobre el Banco Central de Rusia (28 gigabytes) ha sido publicada por Anonymous”, indicó por medio de Twitter este grupo de hackers internacional, que además le advirtió al presidente ruso, Vladímir Putin, que todos sus secretos serán revelados.

“Ahora compartimos miles de documentos pertenecientes al Banco Central de Rusia: acuerdos, correspondencia, transferencias de dinero, secretos comerciales de tus oligarcas, informes económicos que escondes del público, acuerdos comerciales que has firmado con otros países, declaraciones, información de tus simpatizantes registrados, tus videoconferencias y los programas que utilizas”, indicaron.

Según Anonymous, los documentos secretos del Banco Central de Rusia fueron compartidos en varias plataformas de internet y, de ser censurados, los revelarán con otros nuevos.

“Miles de civiles inocentes han sido asesinados por orden de Putin en Ucrania, cientos de miles se han visto desplazados, se han bombardeado hospitales, escuelas y refugios, niños han perdido sus familias y familias han perdido sus niños”, dijeron los piratas informáticos, quienes calificaron a Putin de ser un “mentiroso, un dictador, un criminal de guerra, un asesino de niños”.

Y añadieron por medio de un video: “Vladímir Putin, ningún secreto está seguro, estamos en todos los lugares: en tu palacio, donde comes, en tu mesa, en tu dormitorio”.

Vale destacar que el Banco Central ruso es responsable de proteger y garantizar la seguridad del rublo, moneda cuyo valor se ha desplomado desde que comenzó la invasión de Ucrania.

El hackeo de Anonymous se presentó en momentos en que se especula sobre el futuro de la actual directora del Banco Central de Rusia, Elvira Nabiullina, luego de que esta publicara un video reconociendo que la economía de ese país está en una situación “extrema”.

“A todos nos hubiera gustado mucho que esto no hubiera ocurrido”, dijo Nabiullina en su publicación.

A comienzos de marzo, un certero y amenazante mensaje enviaron las autoridades rusas luego de que el colectivo Anonymous anunciara que adelantó un ciberataque en contra de la Agencia Espacial Rusa, Roscosmos, adhiriéndose a la serie de acciones internacionalmente dispuestas contra Rusia en retaliación por la invasión armada a Ucrania.

Aunque Anonymous apuntó a que había tenido éxito en su ciberataque, con el que buscaba impedir que desde la Agencia Espacial se tuviese control sobre sus satélites, las autoridades rusas negaron lo advertido por los hackers internacionales, señalando que su agencia espacial no había sido vulnerada.

Sobre el particular, Dmitry Rogozin, jefe de la entidad espacial rusa, dijo que si bien no habían sido vulnerados sus sistemas, en caso de que ello pasara, o intentaran hacerlo, dicha conducta podría ser tomada como un casus belli; es decir, una causa expresa que los motivaría a ir a la guerra.

Según Rogozin, el intento de vulneración de los sistemas espaciales rusos sería tomado como un crimen, advirtiendo que, de ser así, “los responsables serían severamente castigados”.

En ese mismo sentido, el líder de la agencia rusa advirtió que el intento de vulneración de un satélite o el control sobre este no es considerado una causa válida de guerra de parte de Rusia, explicando que es una casus belli para cualquier país del mundo.

Frente al anuncio de Anonymous, los rusos también advirtieron que pese a no haber sido vulnerados, las instituciones de su país ya se encuentran tras el rastro de quienes habrían intentado hacerlo, añadiendo que fueron elevadas solicitudes formales ante los entes investigativos de su país con el fin de abrir procesos formales.

Sobre Anonymous, el vocero del Kremlin advirtió que se trataba de “un grupo de estafadores”, añadiendo que los sistemas de control espacial y la estación están bajo control y debidamente blindados frente a intentos de ciberataque.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.