Home

Mundo

Artículo

Foto referencia sobre laboratorio.
El tratamiento se suministra por vía rectal y tiene una dosis única. - Foto: Getty Images

estados unidos

Aprueban el primer tratamiento hecho con heces en Estados Unidos, ¿cómo funciona y para qué sirve?

Este producto combate una infección mortal.

Un impresionante tratamiento para prevenir una mortal enfermedad le está dando la vuelta al mundo y fue aprobado en Estados Unidos.

Se trata de Rebyota, el primer tratamiento de microbiota fecal humana para la prevención de la infección por Clostridioides difficile (CDI) recurrente, una enfermedad potencialmente mortal que genera diarrea e inflamación del colon.

Este tratamiento fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), -por sus siglas en inglés- para mayores de 18 años, donde en EE. UU. hay entre 15 a 30 mil muertes al año que se asocian con esta enfermedad.

Las personas pueden sufrir esta enfermedad cuando se altera el tracto intestinal, el cual contiene millones de microorganismos (conocidos como flora intestinal), por lo que tomar un antibiótico puede cambiar el ritmo de la flora intestinal.

“Esto permite que el CDI se multiplique y libere toxinas que causan diarrea, dolor abdominal y fiebre y, en algunos casos, insuficiencia orgánica y hasta la muerte”, señaló la FDA.

Sin embargo, los más propensos a padecer esta enfermedad son las personas mayores de 65 años, quienes por su edad avanzada tienen un sistema inmunitario debilitado y con más probabilidad de tener un caso previo de CDI.

Las personas pueden volver a contraer la infección, a menudo varias veces, una condición conocida como CDI recurrente”, argumentó la FDA, al mismo tiempo que menciona que con la administración de microbiota fecal se puede restaurar la flora intestinal y así prevenir nuevos episodios de CDI.

Rebyota, se evaluó en estudios clínicos en Estados Unidos y Canadá, donde se fabricó a partir de heces donadas por personas sanas, las cuales se analizaron para detectar ciertos patógenos transmisibles.

Este tratamiento se suministra por vía rectal y tiene una dosis única. El producto es de la compañía Ferring Pharmaceutical donde se trata de un conjunto de bacterias beneficiosas que trabajarán en el intestino y que serán implantadas mediante un enema.

“Es un nuevo tratamiento muy necesario que ofrece esperanza a los miles de personas que sufren infecciones recurrentes por C. difficile cada año. Tiene el potencial de impactar no solo a los pacientes y cuidadores, sino también al sistema de salud”, señaló Brent Ragans, presidente de Ferring Pharmaceuticals.

Este medicamento funciona reponiendo las bacterias intestinales buenas a través de muestras de microbios destilados de las heces de donantes sanos.

Por su parte, Peter Marks, MD, Ph.D., director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, dio a conocer que la CDI recurrente afecta la calidad de vida de un individuo y también puede ser potencialmente mortal. Como el primer producto de microbiota fecal aprobado por la FDA, la acción de hoy representa un hito importante, ya que proporciona una opción aprobada adicional para prevenir la CDI recurrente”.

Para comprobar su efectividad fue necesario un estudio donde 177 adultos que recibieron la dosis del tratamiento, mientras que a 85 se les suministró una dosis de placebo, 39 que recibieron una dosis de Rebyota y una de placebo, y otros 43 adultos recibieron dos dosis de placebo.

Según la FDA, “la tasa general estimada de éxito en la prevención de la CDI recurrente durante 8 semanas fue significativamente mayor en el grupo de Rebyota (70,6 %) que en el grupo de placebo (57,5 %)”.

Esto quiere decir que en las ocho semanas posteriores a la aplicación se observó la ausencia de diarrea por CDI, pero aún se desconocen las reacciones adversas que pueda causar este tratamiento en el ser humano. Sin embargo, el medicamento está aprobado para pacientes adultos que ya completaron un tratamiento con antibióticos.

¿Qué causa la diarrea?

En algunos pacientes, no se encuentra causa alguna de la diarrea. Sin embargo, en otros se presenta por algunos contaminantes o factores como medicamentos y enfermedades. En palabras de Mayo Clinic, estas son las más comunes:

  • Contaminación por bacterias en alimentos o agua.
  • Virus como la gripe, el norovirus o rotavirus. El rotavirus es la causa más común de diarrea aguda en niños.
  • Parásitos: pequeños organismos que se encuentran en alimentos o agua contaminados.
  • Medicamentos como antibióticos, medicamentos contra el cáncer y antiácidos que contienen magnesio.
  • Intolerancia y sensibilidad a ciertos alimentos: problemas para digerir ciertos ingredientes o comidas, como la intolerancia a la lactosa.
  • Enfermedades del estómago, el intestino delgado o el colon, como la enfermedad de Crohn.
  • Problemas del funcionamiento del colon, como el síndrome del intestino irritable.
  • Algunas cirugías de estómago.