mundo

¡Aterrador! Con alambres era torturado un niño de 6 años por su mamá y padrastro

El hecho ocurrió en Argentina. La madre y el padrastro fueron capturados.


Dos menores de edad de 6 y 9 años fueron rescatados el pasado fin de semana por la Policía argentina en la localidad de Moreno, jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires. Según señalaron medios locales, el más pequeño de los menores era torturado por su madre y su padrastro con alambres.

La Policía acudió a la residencia donde estaban los menores, tras un llamado de un vecino que grabó un video en el que se aprecia las precarias condiciones en las que vivían y las heridas que tenían en su cuerpo. En el clip, el hombre le pide al niño que muestre sus muñecas en las que se observan las lesiones. “Mostrá las muñequitas a la cámara. ¿Te querés ir?”, le preguntó el vecino, según señaló el canal TN. Al final del video, el vecino no pudo contener las lágrimas, conmovido por el estado del menor.

A su llegada a la residencia para constatar la denuncia, los agentes encontraron al niño de 6 años con las manos atadas con alambre a su espalda y a la niña con malas condiciones de aseo y cuadro de desnutrición.

Según el diario Clarín, la madre aseguró que había atado al menor porque supuestamente se portaba mal. La mujer y el padrastro de los niños fueron capturados y la Fiscalía les imputó los delitos de privación ilegítima de libertad, lesiones gravísimas, entre otros.

Otro caso de maltrato

La violencia infantil es una de las problemáticas que más preocupa al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), especialmente en los escenarios de conflicto armado en el mundo. De acuerdo con esta organización internacional, solo en 2019 fueron asesinados o mutilados más de 10 mil niños en los territorios en disputa a lo largo y ancho del planeta.

“La infancia de estos niños y niñas ha sido reemplazada con dolor, brutalidad y miedo mientras el mundo lo atestigua. (…) Es imperativo implementar ceses de hostilidades y procesos de paz”, indica Unicef por medio de un informe oficial.

La semana pasada se conoció otro caso estremecedor de maltrato infantil en Reino Unido: un menor asesinado por sus padres, después de meses de prácticas de maltrato y tortura en su contra.

Arthur Labinjo-Hughes era un niño de solo 6 años que el 17 de junio de 2020 fue asesinado por su padre, Thomas Hughes, y su madrastra, Emma Tustin, en West Midlands, Reino Unido. Sin embargo, no fue sino hasta el martes 23 de noviembre que esta historia se conoció en todo el mundo, luego de que se filtrara un video que está siendo utilizado por el Tribunal de Coventry Crown como prueba del maltrato al que era sometido el menor.

En la grabación, que dura un poco más de dos minutos y que se habría realizado el 16 de junio de 2020, horas antes del homicidio del menor, el pequeño aparece bastante agotado, tratando de levantarse del suelo mientras que, con un notable dolor, intentaba recoger su cobija y almohada. Luego de ponerse en pie, comienza a caminar de un lado a otro hasta que sale del cuarto en el que se encontraba, cojeando y notablemente triste.

Las imágenes del pequeño Arthur y sus gritos de tristeza y desconcierto sacudieron las vidas de los espectadores que observaron el video, muchos preguntándose qué era lo que habían hecho los padres para que el niño mostrara tanto dolor, pero luego se conocería lo peor.

De acuerdo con lo relatado por el diario Daily Mail, los padres habían sometido al niño a vejámenes físicos y psicológicos durante varios meses. El menor era aislado por días completos en su habitación y obligado a dormir en el suelo solo con una manta y una almohada, casi siempre después de un día agotador en el que lo obligaban a estar de pie por al menos 14 horas seguidas. Asimismo, se conoció que la ausencia de alimento era otro de los castigos al que lo sometían, aunque cuando decidían alimentarlo no se trataba de un premio; sus comidas eran condimentadas con exceso irracional de sal, lo cual debilitaba aún más al pequeño.

Finalmente, se conoció que tras todas estas torturas, el niño fue asesinado por Emma Tustin después de que la mujer golpeara su cabeza contra una superficie plana.