Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Las mujeres de Afganistán bajo el régimen de los talibanes
Imagen de referencia/ Foto REUTERS / Jorge Silva - Foto: REUTERS

mundo

¡Aterrador! Talibanes decapitaron a una jugadora de voleibol y publicaron las fotos en redes sociales

No satisfechos con haberle quitado la vida, el grupo extremista publicó imágenes en las redes sociales de lo acontecido.

A pesar de las promesas hechas a los afganos, los talibanes continúan causando terror en ese país, asesinando sin piedad a los ciudadanos.

A comienzos de este mes de octubre decapitaron a Mahjabin Hakimi, la estrella en ascenso del Club de Voleibol del Municipio de Kabul, según lo reveló su entrenador en medio de una entrevista con The Persian Independent.

Además, no satisfechos con haberle quitado la vida a la joven, aseguran que los talibanes publicaron fotos de su cabeza en las redes sociales. El entrenador vio la repugnante imagen en línea y decidió que debía hablar.

“Todas las jugadoras del equipo de voleibol y el resto de las mujeres atletas están en una mala situación, desesperadas y con miedo (...) Todo el mundo se ha visto obligado a huir y vivir en lugares desconocidos ”, dijo en entrenador al medio citado anteriormente.

Sobre Mahjabin Hakimi se indicó que había jugado para el club de Kabul antes de que los talibanes tomaran el poder del gobierno y que era una de las dos mujeres que no habían logrado escapar de Afganistán.

De acuerdo a la estricta interpretación de la ley islámica, los talibanes no permiten que las mujeres practiquen deporte ni que participen en el trabajo o la educación y aquellos que desafían al grupo extremista corren el riesgo de ser torturados y asesinados.

Cabe destacar que el equipo nacional de voleibol femenino afgano ha solicitado a organizaciones extranjeras que las ayuden a salir del país, pero hasta ahora no han tenido éxito en su petición.

Los talibanes anunciaron el pasado 24 de septiembre que los castigos estrictos, como amputaciones de manos y ejecuciones, volverían a Afganistán.

Mullah Nooruddin Turabi, quien fue ministro de Justicia y supervisó la vigilancia religiosa durante el gobierno anterior de los talibanes, dijo que si bien los jueces juzgarán los casos, el Corán será la base de las leyes en Afganistán.

Turabi agregó en ese momento que el gobierno estaba estudiando si ejecutaría los castigos públicamente y “desarrollaría una política” en el futuro.

Los talibanes también anunciaron a principios de septiembre que su gobierno sería un gabinete de hombres dominado por “funcionarios talibanes de la vieja guardia”, lo que advertía un retorno a un gobierno severo. Un día después, el Departamento de Estado expresó su preocupación por esta decisión.

Talibanes colgaron de grúas los cuerpos de cuatro delincuentes

A finales de septiembre los talibanes colgaron los cuerpos de cuatro secuestradores en unas grúas, después de matarlos durante un tiroteo en Herat, en el oeste de Afganistán, informó un alto responsable en ese momento.

El vicegobernador de la provincia de Herat, Mawlawi Shir Ahmad Muhajir, señaló que los cadáveres de los hombres fueron exhibidos en varias plazas públicas el mismo día que fueron asesinados para dar una “lección” de que el secuestro no será tolerado. Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban cuerpos ensangrentados en la parte trasera de una camioneta mientras una grúa levantaba a un hombre.

Una multitud de personas observó cómo los combatientes talibanes armados se reunían alrededor del vehículo. Otro video mostraba a un hombre suspendido de una grúa en una rotonda importante de Herat con un cartel en el pecho que decía: “Los secuestradores serán castigados de esta manera”.