mundo

Autoridades cubanas detienen al opositor Guillermo Fariñas al regresar a La Habana

El disidente fue interceptado cuando salía del Aeropuerto José Martí de la capital, al que había llegado en un vuelo procedente de Estados Unidos.


El opositor cubano Guillermo Fariñas fue detenido por las autoridades de la isla a su regreso a La Habana de una gira en la que ha denunciado las violaciones de Derechos Humanos en Cuba, con paradas en Madrid y Bruselas, según las primeras informaciones suministradas por su familia.

La madre de Fariñas, Alicia Hernández, explicó a Radio Martí que el disidente fue interceptado cuando salía del Aeropuerto José Martí de la capital, al que había llegado en un vuelo procedente de Estados Unidos.

Según Hernández, un grupo de agentes obligaron al vehículo en el que viajaba Fariñas a conducir hasta una comisaría en Boyeros y, una vez allí, el disidente fue trasladado a otro lugar. La madre explicó que los agentes alegaron que querían “conversar” con él.

La sobrina del opositor, Haisa Fariñas, confirmó el arresto en su cuenta de Twitter y afirmó que la familia no tiene constancia del “motivo del arresto”.

“En estos momentos acaba de ser detenido cocofarinas (Guillermo Fariñas) tras su llegada al aeropuerto José Martí en La Habana. Los oficiales solo le dijeron a mis familiares que deben esperar a que sea liberado. Se desconoce las intenciones de estos y el motivo del arresto”, escribió.

En otro trino señaló que “en llamada con mis familiares pude escuchar como un oficial de la seguridad del estado (no identificado) les estaba advirtiendo que cocofariñas no puede salir más de Santa Clara. Estoy tratando de comunicarme nuevamente con Cuba para poder confirmar lo escuchado”.

Guillermo Fariñas recaló a principios de marzo en España, desde donde reivindicó el “alto nivel de protestas sociales” que registra Cuba desde julio de 2021.

En su opinión, Cuba vive una “situación de batalla”, pero dijo estar dispuesto a asumir el “riesgo” de sus desafíos políticos.

Más de 1.200 personas han sido encarceladas en el último año en Cuba como consecuencia de sus reivindicaciones políticas, según la organización Prisoners Defenders, que estima en 1.015 los disidentes que aún estaban en prisión a finales de mayo, en su mayoría por las protestas de julio.

Destitución de periodista cubano desata polémica

Entre tanto, la destitución del director de una revista estudiantil estatal que intentó renovar el periodismo en Cuba provocó polémica en las redes sociales, algo inusual entre periodistas e intelectuales afines al gobierno.

“Lo que me parece preocupante es que, en vez de abrirse, la dirigencia siga dando señales de cerrazón (terquedad). Me parece incluso gravísimo, a estas alturas”, dijo el cantautor Silvio Rodríguez en su blog Segunda Cita.

Armando Franco Senén, de 30 años, fue retirado como director de la centenaria revista Alma Mater, órgano de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), sin ninguna explicación pública.

“Por decisión del Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UCJ), Armando Franco Senén fue destituido de sus funciones como director de la revista”, dijo ese bimensuario en su cuenta de Twitter.

Alma Mater, a cargo de Franco desde 2019, fue el único medio oficial que reportó las masivas protestas del 11 y 12 de julio pasado, entrevistando a participantes.

“Nos entristece, como a tantos colegas y seguidores de Alma Mater, la decisión adoptada con relación a Armandito y la publicación”, se lamentó en Facebook Ricardo Ronquillo, presidente de la oficialista Unión de Periodistas de Cuba (Upec), que aglutina a los comunicadores.

Esa organización gremial apoyó los “proyectos” de Franco en Alma Mater, encaminados a “modernizar el lenguaje, los códigos y estéticas” de la prensa, añadió Ronquillo.

La Casa Editora Abril, que edita la revista, dijo que “se le reconoció el impulso impregnado a la revista”.

Sin embargo, la primera secretaria la oficial Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), Aylín Álvarez, justificó la salida del periodista diciendo que “se produce como un proceso natural de renovación, y responde a la política de cuadros de la UJC y del país”, dijo en un tuit.

Otros dos periodistas de Alma Mater decidieron dejar la publicación, entre ellos, el jefe de redacción, Yoandry Ávila, que lo anunció en Facebook.

En Cuba, donde toda la prensa legal es estatal, el Departamento Ideológico del gobernante Partido Comunista (PCC, único) determina la política informativa y decide los cambios.

La prensa de oposición es considerada ilegal y sus periodistas son frecuentemente detenidos y hostigados por la Seguridad del Estado.

Enrique Villuendas, funcionario del Departamento Ideológico, dijo en Twitter que se reunió con el “joven y talentoso” Franco, escuchó sus preocupaciones y le ratificó la voluntad del PCC de atenderlas.

“¿Vieron, muchachas y muchachos lo que sucede cuando no se entiende la labor del periodismo y la comunicación social?”, dijo en Facebook Israel Rojas, del dúo Buena Fe y también un líder de opinión entre jóvenes.

“Al destituido, toda mi admiración”, añadió Rojas.

*Con información de Europa Press y AFP.