mundo

Biden asegura que la batalla por el derecho al aborto en EE. UU. “no ha terminado”

El presidente resaltó la importancia de las elecciones legislativas de noviembre, cuando los demócratas necesitan la mayoría en la Cámara de Representantes.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este sábado a un grupo de gobernadores estatales del Partido Demócrata que la batalla por el derecho al aborto todavía “no ha terminado” y que tiene intención de hacer todo lo posible para integrarlo en la legislación del país revocando si hace falta la regla del filibustero, principal herramienta de la conservadora oposición republicana para anular el proceso en el Congreso.

Para ello, el presidente resaltó la importancia de las elecciones legislativas de noviembre, cuando los demócratas necesitarían la mayoría en la Cámara de Representantes y al menos dos votos más de los 48 que tienen en el Senado para intentar eliminar esa regla.

Los demócratas tienen 50 escaños, pero sus senadores por Virginia Occidental, Joe Manchin, y Arizona, Kyrsten Sinema, han dicho que se oponen a este cambio.

“O elegimos senadores y representantes federales para codificar el derecho al aborto en la legislación, o los republicanos intentarán prohibir los abortos en todo el país. A escala nacional”, ha remachado el presidente.

Biden aseguró que comparte “la indignación pública” tras la decisión adoptada la semana pasada por el Tribunal Supremo de revocar la sentencia Roe v Wade - la anulación efectiva del aborto como derecho constitucional - por orden de una corte “extremista” que parece “empeñada en hacer retroceder a América”.

La Casa Blanca anunció dos medidas de contención inmediata, en forma de garantías legales, para que los estados que prohíben el aborto no impidan a las mujeres el viaje a otros estados para suspender el embarazo ni prohíban el acceso a medicamentos ya aprobados por la administración pública.

“Hay mucho en juego”, dijo Biden durante una conversación en la que ha prometido a los gobernadores demócratas que la Casa Blanca mantendrá el contacto con ellos para ir planeando nuevas estrategias.

Algunos estados arrestarán a las mujeres que viajen para abortar

Las noticias sobre el aborto en Estados Unidos siguen dando de qué hablar. Recientemente, el presidente Joe Biden predijo que algunos estados de Estados Unidos tratarán de arrestar a las mujeres que crucen las fronteras estatales para abortar, esto se da luego de que la Corte Suprema anulara el derecho constitucional a estos procedimientos en todo el país.

Cabe recordar que el giro que había dado hacia la derecha la Corte Suprema de dicho país desembocó en la primera decisión trascendental: el organismo puso fin a una sentencia que durante casi medio siglo garantizó el derecho de las mujeres estadounidenses al aborto.

En concreto, trece estados liderados por los republicanos prohibieron o restringieron severamente el procedimiento en virtud de las llamadas “leyes gatillo”, después de que el Tribunal anulara la semana pasada la histórica sentencia Roe vs. Wade de 1973.

Como primera opción, las mujeres de esos Estados que deseen abortar pueden querer viajar a otros donde la interrupción del embarazo sigue siendo legal.

En una reunión virtual sobre el derecho al aborto con gobernadores estatales demócratas este viernes, Biden dijo que cree que “la gente se va a escandalizar cuando el primer Estado intente detener a una mujer por cruzar una frontera estatal para obtener servicios sanitarios”, advirtió Biden.

Y no creo que la gente crea que eso va a ocurrir. Pero va a ocurrir, y va a mostrar a todo el país que esto es un asunto gigantesco, más profundo; es decir, afecta a todos sus derechos básicos”, añadió el mandatario.

Por otra parte, Biden dijo que el Gobierno federal actuará para proteger a las mujeres que necesiten cruzar las fronteras estatales para abortar y garantizar su acceso a la medicación en los Estados donde esté prohibida.

La gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, dijo en la reunión que su estado “no cooperará” en cualquier intento de localizar a las mujeres que han abortado para castigarlas. “No vamos a extraditar”, sostuvo la gobernadora.

Mientras esto se desarrolla, los grupos que defienden el derecho al aborto han presentado leyes en varios estados para preservar la capacidad de las mujeres de interrumpir sus embarazos.

Jueces de Florida, Luisiana, Texas y Utah han emitido decisiones que impiden que esos estados apliquen nuevas leyes restrictivas del aborto, mientras que el máximo tribunal de Ohio se negó el viernes a bloquear la aplicación de una prohibición del aborto en ese estado, gobernado por los republicanos.

Por su parte, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, le dijo al grupo que “solo un puñado de Estados van a tener que ocuparse de la salud de las mujeres de todo el país. Hay mucha tensión ahí fuera. Es una cuestión de vida o muerte para las mujeres estadounidenses”, concluyó.

*Con información de Europa Press.