Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Calderas de gas.
La crisis energética en Europa está cada vez más cerca con la llegada del invierno. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

Cambiar la corbata por cuello alto, la fórmula de un ministro francés para reducir consumo de energía

En toda Europa se toman medidas para reducir el consumo de energía, ante las dificultades del suministro normal de gas desde Rusia,

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, prometió este martes cambiar la corbata por el jersey de cuello alto para reducir el consumo de la calefacción, en un contexto de llamados a ahorrar energía para enfrentar el invierno.

“No prenderemos la calefacción [en el ministerio] hasta que la temperatura esté por debajo de los 19 ºC (...) Ya no me verán con corbata, sino con cuello alto”, aseguró en la radio France Inter el ministro de Economía del liberal Emmanuel Macron.

Bruno Le Maire consideró estas medidas como algo “muy bueno, que permitirá ahorrar energía, ser sobrios”. “Es la forma más eficiente de pasar el invierno sin tener que cortar la energía a nadie”, agregó.

Francia busca reducir un 10 % su consumo de energía respecto a un período sin crisis, al tiempo que llena sus reservas de gas, para enfrentar el próximo invierno con un menor suministro de gas ruso como en el resto de la Unión Europea (UE).

El país enfrenta además problemas de corrosión en su principal fuente de electricidad, la energía nuclear, que le llevó a cerrar la mitad de los reactores, por lo que acordó con Alemania ayuda mutua en casos de pico de consumo.

Las autoridades llamaron así a la “movilización general” y se están adoptando medidas como apagar los paneles luminosos en los comercios durante la noche o los principales monumentos de París, así como limitar el uso de la calefacción en escuelas.

La ofensiva rusa en Ucrania lanzada en febrero y las sanciones europeas contra Rusia impulsaron la crisis energética que vive Europa, acompañada por un aumento de los precios de la energía y de la alimentación.

El principio de ahorro energético también estuvo presente durante el verano en Europa. El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, llamó así a seguir su ejemplo y quitarse la corbata para limitar el aire acondicionado.

Medidas para afrontar un invierno con crisis energética

Europa ha determinado varias medidas para afrontar la subida los precios de la energía. En Francia por ejemplo se han cerrado piscinas públicas, para evitar el pago de la calefacción a los altos precios de la energía. En algunos casos se ha disminuido la temperatura de las piscinas públicas, pasando de 27 ºC a 26 ºC.

Para lograr la meta de reducir el consumo energético un 10 %, Francia también está implantando una norma para mantener sin luz los monumentos y edificios más emblemáticos. Además, el encendido general de los centros municipales públicos se retrasará un mes, comparado con años anteriores; es decir, de octubre a noviembre, la temperatura no rebasará los 18 ºC una vez que empiece a funcionar la calefacción en esos casos. Además, el alumbrado navideño durará una semana menos de lo normal.

Alemania quiere llegar a una reducción total del 20 % de su consumo energético. También implementará el apagado de los monumentos más importantes, en el sector público las oficinas que usen calefacción no tendrán un nivel mayor de 19 ºC.

En España también se han tomado varias medidas, entre ellas la obligación de que los edificios que presten servicio al ciudadano no sobrepasen de los 19 ºC en invierno. Además, los edificios que tienen restricciones energéticas deberán implementar un sistema de cerrado de puertas automático y eficiente para evitar el desperdicio de energía. Colegios, universidades, hospitales y peluquerías no se encuentran obligados a tomar estas medidas.

En toda Europa se ha recomendado a la gente usar duchas cortas y si es el caso, frías.

*Con información de la AFP.