Home

Mundo

Artículo

Dentro de la burbuja olímpica
Esta estrategia ‘cero covid’, que busca limitar al máximo la aparición de nuevos casos, permitió a China limitar los muertos a menos de 5.000 desde el inicio de la pandemia. - Foto: REUTERS

mundo

China mantendrá su estrategia ‘cero covid’ para frenar los contagios

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los contagios de la covid-19 en el mundo vuelven a tender al alza.

El presidente chino, Xi Jinping, ordenó este jueves proseguir con la política gubernamental de ‘cero covid’ contra la pandemia, en un momento en que el país se enfrenta a su peor repunte epidémico desde la primera ola en 2020.

“Debemos continuar poniendo a la gente y la vida por delante, siempre, ceñirnos a las precisiones científicas y frenar la propagación de la epidemia lo más rápidamente posible”, declaró Xi, según la cadena estatal CCTV.

China, donde el virus fue detectado inicialmente a finales de 2019 ―en Wuhan (centro)―, atajó rápidamente la propagación de la epidemia adoptando medidas de confinamiento muy estrictas, que en algunos casos implicaban a ciudades enteras y la realización de pruebas masivas.

Esta estrategia ‘cero covid’, que busca limitar al máximo la aparición de nuevos casos, permitió a China limitar los muertos a menos de 5.000 desde el inicio de la pandemia.

Pero desde hace varios días, el país lidia con su peor repunte epidémico desde la primera ola de contagios, en 2020, con decenas de millones de personas confinadas en todo el país.

El Ministerio de Salud informó este jueves que se reportaron 2.432 nuevos casos de covid-19, repartidos por prácticamente todas las provincias. Las cifras son muy bajas en comparación con las comunicadas por otros países, pero para China son muy altas.

Medidas estrictas

Ante este aumento de los contagios, las autoridades decretaron confinamientos en al menos 17 ciudades, sobre todo en la provincia de Jilin (noreste), donde se detectó gran parte de los casos, y en la ciudad de Shenzhen (sur), donde viven 17,5 millones de habitantes.

En Shanghái, la mayor ciudad de China, solo se registraron 165 nuevos casos el jueves, pero las autoridades confinaron a varios barrios.

Así, el famoso muelle Bund, ubicado a orillas del río Huangpu frente a los icónicos rascacielos de la metrópoli, estaba casi desierto.

En Hong Kong (sur) los hospitales están desbordados de pacientes y la población local está desvalijando los supermercados, presa del pánico, ante el temor a que se decrete un nuevo confinamiento.

Los estrictos confinamientos pesan sobre la vida cotidiana y la economía del país. De hecho, en las últimas semanas, expertos chinos pusieron en entredicho la viabilidad de la estrategia gubernamental contra la pandemia.

Ha habido casos de personas bloqueadas en su trabajo o en restaurantes, a la espera de poder realizar una prueba de detección de la covid-19. En algunos casos, hay que esperar hasta 48 horas para tener el resultado.

A inicios de mes, Zeng Guang, un científico de alto nivel, recomendó que China empezara a vivir con el virus y abandonara “en un futuro próximo” su estrategia ‘cero covid’.

Dentro de la burbuja olímpica
Guardias de seguridad con equipo de protección personal esperan para controlar a las personas que llegan en el tren de alta velocidad desde Beijing dentro de un área de circuito cerrado diseñada para prevenir la propagación de la enfermedad por COVID-19. Foto REUTERS/Tyrone Siu - Foto: REUTERS

Según el experto, muy pocos chinos han sido contagiados y su inmunidad colectiva proviene casi totalmente de las vacunas de fabricación nacional.

A pesar de que la covid-19 con el paso del tiempo se ha controlado gracias a la inmunización y las alternativas de prevención de contagio, la realidad es que el mundo aún sigue batallando con el virus que no quiere desaparecer.

En la última semana, las muertes por coronavirus disminuyeron en un 17 %, pero la cifra de contagios no es igual de alentadora.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que los contagios de covid-19 en el mundo volvieron a subir, después de que al comenzar el año la tasa de disminución cada vez era más positiva.

El organismo indicó que durante la última semana se detectaron más de 11 millones de nuevos casos por coronavirus; un aumento del 8 %.

Así mismo, señalan que el número de muertes es de 43.000, según uno de los últimos reportes de la entidad mundial que se publicó el martes, en horas de la noche. En efecto, determinan que durante las últimas tres semanas los fallecimientos por el virus han sido leves y, cada vez, descienden más.

*Con información de la AFP.