Tendencias
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso.
La central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, se encuentra bajo dominio ruso. - Foto: Future Publishing via Getty Imag

ucrania

“Dañar la central nuclear ucraniana de Zaporiyia sería un suicidio”: jefe de la ONU

“Debemos decir las cosas como son: cualquier potencial daño a Zaporiyia sería un suicidio”, declaró Antonio Guterres.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, advirtió este jueves que cualquier daño infligido a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia sería “un suicidio”, después de que Rusia y Ucrania se acusaran mutuamente de bombardear la planta.

“Debemos decir las cosas como son: cualquier potencial daño a Zaporiyia sería un suicidio”, declaró Guterres en Leópolis (oeste de Ucrania), donde volvió a pedir que se “desmilitarice” la central, ocupada por el ejército ruso desde marzo.

Guterres se declaró “profundamente preocupado” por la situación de la central y pidió que esta no se utilice “para ninguna operación militar”.

“Necesitamos urgentemente un acuerdo para restablecer Zaporiyia como infraestructura puramente civil y para garantizar la seguridad de la región”, declaró.

Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de haber bombardeado la planta de Zaporiyia, la más grande de Europa.

Las fuerzas rusas ocupan las instalaciones desde marzo, pocas semanas después de haber invadido la exrepública soviética.

El Gobierno ucraniano asegura que Rusia almacena armas pesadas en la central y que desde allí bombardea posiciones ucranianas.

También acusa a las tropas rusas de efectuar disparos contra sectores de la central con el fin de achacar esos bombardeos a Ucrania.

Las autoridades rusas negaron haber desplegado armas pesadas en el lugar y afirmaron que allí solo hay unidades encargadas de garantizar la seguridad de las instalaciones.

Moscú acusó además a Kiev de preparar una “provocación arrolladora” en la central con ocasión de la visita a Ucrania del secretario general de la ONU.

Putin y Macron coinciden en acelerar la visita del OIEA a la planta nuclear de Zaporiyia

Entre tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, coincidieron este viernes en su interés para acelerar los trámites de una visita de expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a la central ucraniana de Zaporiyia, con la intención de evaluar el impacto de los combates en sus alrededores entre Ucrania y Rusia, que han amenazado el funcionamiento y las medidas de contención de la instalación.

“Putin y Macron destacaron la importancia de enviar esta misión a Zaporiyia lo antes posible”, señaló el Kremlin en un comunicado que fue publicado por la agencia rusa TASS sobre la visita de responsables de la agencia nuclear de la ONU.

En la conversación, nuevamente, según el Gobierno ruso, Putin culpó a Ucrania de los ataques a las instalaciones que “podrían provocar una catástrofe a gran escala”.

De igual modo, Putin recordó a Macron la invitación de Rusia a equipos del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al centro de detención preventiva de Elenovka, escenario el mes pasado de un bombardeo que costó las vidas de medio centenar de prisioneros de guerra ucranianos y del que Moscú y Kiev se acusan mutuamente.

“El Kremlin también informó que los líderes de Rusia y Francia acordaron continuar los contactos sobre los temas planteados y otros asuntos”, puntualizó la nota de la presidencia rusa.

Previamente, durante una visita a la ciudad portuaria de Odesa, en el sur de Ucrania, el secretario de la ONU afirmó que se espera “intensificar” el acuerdo alcanzado entre Rusia y Ucrania para exportar grano y mitigar la crisis mundial de alimentos.

Allí se reunió con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien contribuyó a que se cerrara un acuerdo para exportar granos desde Ucrania.

En una rueda de prensa conjunta de los tres líderes, afirmó que Naciones Unidas desea “intensificar” las operaciones previstas en el pacto antes de que llegue el invierno boreal.

El acuerdo, el único pacto significativo entre Moscú y Kiev desde que las fuerzas rusas iniciaran su invasión de Ucrania en febrero, ha permitido hasta la fecha que 25 buques con cerca de 600.000 toneladas de productos agrícolas zarpen desde tres puertos ucranianos, según las autoridades ucranianas.

*Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.