conflicto en ucrania

Ucrania cree que Rusia podría atacar la central nuclear de Zaporiyia

Autoridades ucranianas y rusas se han acusado en las últimas semanas de poner en peligro la seguridad de toda la región por sus respectivas acciones cerca de Zaporiyia.


Los servicios de inteligencia ucranianos han advertido que las fuerzas rusas estarían orquestando algún tipo de “provocación” en la central nuclear de Zaporiyia, ya que han ordenado a los empleados no esenciales que no acudan este viernes a sus puestos de trabajo.

La cúpula de la Inteligencia de Ucrania ha afirmado que, por sorpresa, las fuerzas rusas han dado un día libre a la mayoría de los trabajadores y que los enviados del operador ruso Rosatom también han abandonado “de urgencia” la zona, según la agencia UNIAN.

Las sospechas también se suceden desde la otra parte, ya que el Comité de Investigación de Rusia ha acusado al “régimen” ucraniano de preparar “una gran provocación” en la central de Zaporiyia, la mayor de Europa.

“Planea desarrollar un esquema criminal disparando artillería en la planta durante la visita del secretario general de la ONU”, Antonio Guterres, ha asegurado el Comité, que teme una “emergencia” en las próximas horas, según la agencia de noticias TASS.

Autoridades ucranianas y rusas se han acusado en las últimas semanas de poner en peligro la seguridad de toda la región por sus respectivas acciones cerca de Zaporiyia. Guterres ha insistido este mismo jueves, durante una visita a Leópolis, que un ataque sobre la central sería “suicida”.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) quiere enviar una misión para evitar cualquier tipo de riesgo, al igual que ya hizo en su día con la central nuclear de Chernóbil, escenario también de combates en los primeros compases del actual conflicto bélico.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. Foto: AP/ Yuki Iwamura.
El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, advirtió que un ataque sobre la central nuclear sería “suicida”. - Foto: Foto: AP/ Yuki Iwamura.

Zelenski condiciona el diálogo con Rusia a la retirada de tropas tras recibir a Erdogan y Guterres

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha abordado este jueves en Leópolis con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, la posibilidad de una solución diplomática a la guerra, aunque ha vuelto a dejar claro que no negociará hasta que Rusia no saque a todas sus tropas de suelo ucraniano.

Zelenski, que inicialmente recibió por separado a sus dos invitados, coincide con ellos en que es posible un diálogo, pero por ahora no hay indicio alguno de que este vaya a llegar a corto plazo, a pesar del acuerdo para la exportación del grano en el que Turquía y la ONU ejercieron de mediadores.

Guterres espera que este pacto entre Kiev y Moscú sea “solo el principio”, por lo que ha abogado por seguir con este “espíritu de compromiso” para avanzar. “El hito positivo en el frente alimentario refleja una victoria de la diplomacia”, ha dicho en una comparecencia pública, según la agencia DPA.

En esta misma línea, Erdogan ha apuntado que durante el encuentro tripartito se han evaluado las opciones de transformar esta “atmósfera positiva” en “una paz permanente”, para lo cual ha vuelto a ofrecerse como mediador. Estambul ya fue sede en marzo de los contactos de más nivel hasta la fecha, sin resultados prácticos.

“Lo importante es encontrar el camino más corto y más justo a la mesa de negociaciones”, ha dicho el mandatario turco, en unas declaraciones recogidas por la agencia oficial Anatolia y que avanzan también que Erdogan expondrá próximamente antes Moscú las conclusiones de la reunión de este jueves.

Los tres dirigentes comparten su preocupación por las crecientes tensiones en torno a la central nuclear de Zaporiyia, donde autoridades rusas y ucranianas anticipan una posible “provocación” del bando rival. Guterres ha insistido en que cualquier ataque sobre estas instalaciones sería “suicida”.

Erdogan ha llamado a evitar “un nuevo Chernóbil”, en alusión al desastre nuclear de 1986. El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha pedido acceso a la zona y tanto Zelenski como Guterres han solicitado la retirada de las tropas rusas.

Acercamiento a Turquía

Erdogan ha aprovechado su viaje para reiterar su apoyo a Turquía y promover un memorando que compromete a su país a participar en la reconstrucción de infraestructuras. Kiev ve en Ankara “un aliado estratégico” a la par que “fiable”, según un comunicado de la Presidencia ucraniana.

La primera colaboración práctica fruto de este acuerdo podría ser la reconstrucción del puente que conecta Kiev con las localidades de Bucha e Irpin, escenario de masacres de civiles a manos de las tropas rusas y destruido en los primeros compases del actual conflicto, según la nota oficial.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA. Siga el minuto a minuto de lo que está ocurriendo.

*Con información de Europa Press.