Home

Mundo

Artículo

Atraco en Brasil
¡De película! Así fue el millonario robo a banco en Brasil: tomaron rehenes y amenazaron con explosivos - Foto: AFP

mundo

¡De película! Así fue el millonario robo a un banco en el que tomaron rehenes y amenazaron con explosivos

Los hechos ocurrieron en el estado de Pará, en Brasil, unos días después de un atraco similar en el otro extremo de ese país.

Un asalto como sacado de las películas de acción fue perpetrado en horas de la madrugada de este miércoles en una entidad bancaria de una ciudad del norte de Brasil, en donde hay conmoción por la forma violenta en que decenas de delincuentes perpetraron el hecho. De acuerdo con el balance de las autoridades, una persona resultó herida y otra falleció.

Horas de terror vivieron los habitantes del municipio brasileño de Cametá, localizado en el estado de Pará, luego de que por lo menos veinte hombres encapuchados y fuertemente armados, “con armas gruesas como fusiles”, irrumpieran en la sede de la entidad bancaria Banco do Brasil con el objetivo de llevarse una gran suma de dinero.

Pero lo más insólito de la situación fue que, como parte de su estrategia, los delincuentes utilizaron explosivos, armamento pesado y hasta rehenes, aprovechándose del temor que días atrás había sembrado un atraco similar en otra región del país.

Asalto a banco en Brasil
Por lo menos veinte hombres encapuchados y fuertemente armados, “con armas gruesas como fusiles”, irrumpieron en la sede de la entidad bancaria Banco do Brasil con el objetivo de llevarse una gran suma de dinero. - Foto: AFP

Según relatos de vecinos a medios locales, una vez en el lugar la banda secuestró a varias personas que estaban reunidas en bares mirando un partido de fútbol y las utilizó como escudo humano para atacar una base de la Policía Militar (PM) y trasladarse por la ciudad. No obstante, la Policía halló una camioneta con explosivos abandonada en una carretera cercana.

El gobernador del estado de Pará, Helder Barbalho, mencionó además que los ladrones “se equivocaron de cofre y no se llevaron ningún valor de la agencia bancaria” de Cametá, una ciudad de 130.000 habitantes a orillas del río Tocantins, unos 200 km al sur de la capital estatal Belém.

No obstante, el asalto dejó como saldo un rehén muerto y otra persona herida; entre tanto, las autoridades del estado de Pará lograron restablecer la normalidad en la zona mientras continúan buscando a los ladrones.

Mucha planificación

Este robo ocurrió un día después de un atraco similar en Criciúma, ciudad del interior de Santa Catarina (sur), en el que treinta hombres asaltaron una sede bancaria con explosivos y armas largas, y tomaron rehenes, dejando heridos pero sin víctimas fatales.

“Ambos son asaltos muy bien planificados, que requieren meses para contratar a las personas, encontrar los vehículos para la fuga, contactar proveedores de armas”, indicó Guaracy Mingardi, analista de criminalidad y miembro del Foro Brasileño de Seguridad Pública. Los delincuentes escogen ciudades en las que tienen “una facilidad razonable para robar (una buena cantidad de dinero) y huir”, apuntó Mingardi.

Asalto a banco en Brasil
Este robo ocurrió un día después de un atraco similar en Criciúma, ciudad del interior de Santa Catarina (sur), en el que treinta hombres asaltaron una sede bancaria con explosivos y armas largas y tomaron rehenes, dejando heridos pero sin víctimas fatales. - Foto: AP

El especialista no ve, sin embargo, conexión aparente entre ambos episodios, como no sea la similitud de un método que tiene precedentes en Brasil desde 2016. Si bien es probable que cuenten con cierto apoyo logístico y material de grandes grupos criminales como el Primer Comando de la Capital (PCC), el experto señala que no son atracos planeados desde dentro de las cárceles o por la cúpula de estas organizaciones.

Al igual que ocurrió con otras modalidades delictivas como los secuestros relámpago de los años 90 o los robos a cajeros automáticos, Mingardi sostiene que este tipo de operativos ocurrirá esporádicamente hasta que la Policía sofistique sus métodos de investigación y represión, de tal forma que deje de ser atractivo para los criminales.

En julio pasado, decenas de asaltantes aterrorizaron una pequeña localidad en el interior de São Paulo, Botucatu, en una acción que incluyó tiroteos, explosivos y toma de rehenes. Esa misma ciudad ya había vivido un episodio similar en diciembre del año pasado. Además, un intento de asalto a dos agencias bancarias en el estado de Ceará (noreste) en 2018 dejó 12 muertos, entre ellos cinco rehenes.

*Con información de la AFP.