Home

Mundo

Artículo

Tribu de cazadores-recolectores que llevan piel de animal sosteniendo herramientas de piedra con puntas.
En total los investigadores encontraron 87 huellas de un grupo familiar de neandertales que habitaron en el suroeste de la Península Ibérica. - Foto: Getty Images/iStockphoto

mundo

Descubren huellas de niños neandertales jugando en la arena hace 100.000 años de antigüedad

Los expertos afirmaron que se trata de las marcas conocidas más antiguas de estos homínidos en Europa.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Huelva lideró el análisis de 87 huellas de un grupo familiar de neandertales que habitaron en el suroeste de la Península Ibérica, específicamente en la costa de Doñana, España, para lo cual tuvieron que realizar comparaciones morfométricas y modelos 3D fotogramétricos digitales de alta resolución.

También tuvieron que llevar a cabo un análisis sedimentario detallado para caracterizar las huellas y el paleoambiente, lo que les permitió identificar que esa familia, integrada por 36 miembros y en la que habían niños neandertales, vivió hace 100.000 años, según el estudio publicado recientemente en la revista Scientific Reports.

“Las huellas quedaron impresas en la costa de un área inundada hipersalina relacionada con esteras microbianas bentónicas, cerca de la costa. Tienen un talón redondeado, un arco longitudinal, dedos relativamente cortos y representan el registro más antiguo del Pleistoceno superior de huellas neandertales en el mundo”, señala el estudio.

Los investigadores también explicaron que las tallas de las huellas encontradas oscilan entre 104 y 188 centímetros y que una buena parte de los integrantes de esa familia neandertal eran individuos no adultos, aunque catalogaron al grupo como “un grupo social integrado por individuos de diferentes clases de edad”.

Humanos depredadores (Getty)
Humanos depredadores (Getty) - Foto: Getty Images/iStockphoto

El hallazgo se conoció luego de que un equipo de biólogos encontraran en junio de 2020, en esa misma zona de Doñana, en el sur de España, varias huellas de animales fosilizadas en el Parque Nacional de esa región. Luego, los investigadores de la Universidad de Huelva identificar las 87 huellas de la familia neandertal.

En total, los expertos han clasificado las huellas de la siguiente manera: 11 huellas infantiles, 25 huellas de adultos (5 de ellas femeninas y 14 masculinas), además de 6 individuos de sexo no identificado. En cuanto a la estatura, se calcula que la mayoría de los integrantes adultos tenía entre 1,3 y 1,5 metros de estatura.

Los niños jugaban en la arena

Uno de los aspectos que más llamó la atención de los investigadores fue la presencia de dos huellas pequeñas de aproximadamente 14 centímetros que serían de dos miembros de la familia neandertal de unos 6 años de edad.

Después de realizar las comparaciones morfométricas, los modelos digitales 3D fotogramétricos y los análisis sedimentario, los expertos consideran que estas huellas fueron de niños de esa familia que estuvieron jugando en la orilla de la costa, aunque no habrían entrado completamente al mar.

Huellas (Foto Getty)
Foto genérica de unas huellas (Getty Images) - Foto: Getty Images

”Esto podría implicar una estrategia de caza consistente en acechar animales en el agua (por ejemplo), aves acuáticas y limícolas o pequeños carnívoros”, explicaron los investigadores en el estudio, pues la ubicación de las huellas podría implicar que los neandertales estaban pescando o buscaban mariscos.

Los hallazgos se conocen en medio de otra investigación publicada recientemente por la American Physical Anthropology Association, en la que participó el doctor Miki Ben-Dor y el profesor Ran Barkai del Departamento de Arqueología de la Universidad de Tel Aviv, quienes encontraron que los seres humanos fueron supredepredadores durante aproximadamente dos millones de años.

El estudio, en el que también participó Raphael Sirtoli de la Universidad de Minho de Portugal, logró reconstruir la nutrición de nuestros ancestros durante la edad de piedra, hasta identificar que los factores que llevaron a los humanos a aumentar su alimentación vegetal fueron la extinción de varias especies de animales de gran tamaño en varias partes del mundo y el declive de algunas fuentes de alimentos.

En ese sentido, hacia el final de la edad de piedra los humanos aumentaron el elemento vegetal en su nutrición, hasta que finalmente no tuvieron más remedio que domesticar plantas y animales, hasta convertirse gradualmente en agricultores.