mundo

Duras críticas a Bolsonaro por cuestionar el sistema electoral de Brasil

El mandatario, que busca la reelección en los comicios del mes de octubre, anunció este viernes que su partido contratará los servicios de una empresa para llevar a cabo una auditoria de las elecciones.


El presidente del Senado de Brasil, Rodrigo Pacheco, reprochó este viernes el cuestionamiento del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sobre la fiabilidad del sistema electoral de su país, ya que “podría obstaculizar el buen progreso de las instituciones”.

“Cualquier cuestionamiento institucional a las instituciones, preguntas que no tienen justa causa y que no tienen evidencia ni legitimidad, son preguntas que no contribuyen y, en consecuencia, pueden entorpecer la buena marcha de las instituciones”, dijo Pacheco, perteneciente al Partido Social Democrático (PSD), según el diario O Globo.

Las declaraciones de Pacheco vienen después de que Bolsonaro haya anunciado este viernes que su partido contratará los servicios de una empresa para llevar a cabo una auditoría de esa cita con las urnas prevista para octubre.

“Ya adelanto (...) que vamos a contratar una empresa para hacer una auditoría de las elecciones. Lo dejo claro. Esta auditoría no se hará después de las elecciones. Una vez contratada comienza a trabajar”, dijo Bolsonaro durante su intervención semanal a través de redes sociales.

“La empresa va a pedir al TSE (Tribunal Superior Electoral) con toda seguridad una gran cantidad de información” y “pedirá a las Fuerzas Armadas el trabajo que hace hasta ahora”, agregó Bolsonaro, quien en los últimos meses no ha escatimado esfuerzos en cuestionar la fiabilidad del sistema electoral, coincidiendo con la recuperación de los derechos políticos del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, principal favorito en los comicios de octubre.

Bolsonaro advirtió de que dicha empresa –de la cual no ha dado detalles– se guarda la posibilidad de rechazar llevar a cabo una auditoría si el TSE no colabora presentando la documentación que se le solicite.

El presidente de la Cámara Baja de Brasil recalcó que la “responsabilidad” del proceso electoral recae en el Tribunal Superior Electoral (TSE), y que “no corresponde” a ninguna entidad privada u otra institución a participar en el conteo de votos, según recogió Veja.

Aun así, Pacheco afirmó que la participación privada de empresas especializadas en el conteo es legítima, siempre y cuando se encuentre “dentro de los límites constitucionales”

A cinco meses de las elecciones, Bolsonaro remonta en las encuestas

Hace unos meses, el presidente ultraderechista brasileño Jair Bolsonaro aparecía ampliamente derrotado en todos los sondeos por su archirrival Luiz Inácio Lula da Silva, de cara a las elecciones presidenciales de octubre de este año en ese país. En algunos de ellos ya se ve incluso en primera vuelta.

Desde entonces, Bolsonaro ha remontado y los analistas no descartan la posibilidad de un nuevo mandato de cuatro años. A finales de 2021, tocó fondo en intención de voto. Su popularidad se había hundido debido a su criticada gestión de la pandemia del coronavirus, que ya dejaba más de 620.000 muertos, a la disparada inflacionaria, al crecimiento de la pobreza y a los 12 millones de desempleados.

A mediados de diciembre, el instituto Datafolha le daba al expresidente izquierdista el 48 % de las intenciones de voto en la primera vuelta del 2 de octubre. A Bolsonaro, el 22 %. Desde entonces, en todas las encuestas, independientemente de su metodología, el excapitán del Ejército de 67 años ha tomado mucho impulso.

A finales de abril, una encuesta de PoderData lo ubicaba a solo cinco puntos (36 %) del expresidente Lula (41 %). En las regiones sur, sudeste y centro-oeste, con casi 100 millones de votantes –alrededor de tres cuartas partes del electorado–, ambos aparecían empatados, con el margen de error, en primera vuelta.

¿Cómo se explica esta remontada?

“En parte por la retirada de la carrera del exjuez Sergio Moro (...) Esos electores fueron llamados a posicionarse por candidatos con mayor afinidad ideológica”, explica Geraldo Monteiro, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad del estado de Rio de Janeiro (UERJ).

También se explica por “la gran competencia” con la que Bolsonaro “mantiene y alimenta la polarización en Brasil”. Regularmente “mantiene galvanizados a sus votantes”, lanzando “nuevas peleas” contra la Corte Suprema o los gobernadores, agrega.

Bolsonaro también encontró recientemente el favor de dos grupos de votantes, señala Lucio Renno, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Brasilia (UnB): “Los pobres, expandiendo ayudas sociales”, y “los antipetistas volvieron a él (a falta de otras opciones)” tras el abandono de Moro, dijo en alusión al PT (Partido de los Trabajadores) de Lula.

A cinco meses de las elecciones presidenciales, “Bolsonaro ya está en plena campaña”, señala Sylvio Costa, fundador del sitio de noticias Congresso em foco. “Se reúne con los votantes todo el tiempo”, agrega.

*Con información de Europa Press.