mundo

Ecuador elegirá presidente en segunda vuelta: Andrés Arauz aboga por la unidad nacional

Para ganar en la primera vuelta, Andrés Arauz tendría que haberse hecho con al menos un 50 % de los votos.


El candidato de Unión por la Esperanza (UNES) a la Presidencia de Ecuador, Andrés Arauz, se ha impuesto en las elecciones celebradas este domingo en el país con un 32,21 % de los votos, si bien no ha se ha hecho con la ventaja suficiente para proclamarse vencedor definitivo de los comicios y tendrá que ir a una segunda vuelta electoral el próximo 11 de abril.

Con el 98,57 % de los resultados escrutados, el Comité Nacional Electoral (CNE) ha señalado, además, que en segundo lugar se encuentra Yaku Pérez, del movimiento indígena Pachakutik, con un 19,78 % de los apoyos y seguido muy de cerca por el conservador Guillermo Lasso, con el 19,61 %.

Los datos del CNE, que muestran que ya son casi 40.000 las actas escrutadas con un segundo puesto muy reñido, señalan que en cuarto lugar se sitúa Xavier Hervas, empresario de la Izquierda Democrática, con el 16,02 % de los apoyos.

Para ganar en la primera vuelta, Arauz tendría que haberse hecho con al menos un 50 % de los votos o haber superado el 40 % de los apoyos manteniendo, además, una ventaja de 10 puntos porcentuales respecto al candidato que quede en segundo lugar.

En cuanto al reparto de escaños, el movimiento UNES sigue a la cabeza con un 28,47 % de los apoyos, seguido por Pachakutik, con el 22,01 % y el Partido Izquierda Democrática, con un respaldo del 11,17 %.

El CNE ha indicado, por otra parte, que por el momento se han detectado unos 170.000 votos en blanco y otros 846.000 que habrían sido nulos (un 9,48 %).

Ecuador volverá a las urnas ya que ninguno de los 16 candidatos obtuvo la mitad más uno de los votos válidos.
Ecuador volverá a las urnas ya que ninguno de los 16 candidatos obtuvo la mitad más uno de los votos válidos. - Foto: AP

Arauz, que partía como favorito y es el candidato más joven de todos, ha garantizado a lo largo de la campaña electoral que devolverá al país a la senda del correísmo frente al FMI y las “políticas neoliberales” de Moreno.

Tras conocer los resultados, el candidato ha resaltado que “se ha confirmado su rol en la primera vuelta electoral”. “Con un margen lo suficientemente amplio y de largo frente a los demás también los modelos de simulación muestran que tendremos una cantidad sustancial de asambleístas que nos permitirán gobernar adecuadamente”, ha expresado.

Lasso, que busca por tercera vez la Presidencia, ha aventurado que estará en la segunda vuelta electoral aunque por el momento los datos favorecen a Pérez. “El resultado del conteo rápido nos pone en segunda vuelta (...) Le digo a los partidarios que mantengamos la calma, cuando veamos el 100 % de las actas escrutadas se reconfirmará que estamos en segunda vuelta”, ha afirmado.

Sin embargo, el candidato indígena ha asegurado por su parte que será él quien pasará a la segunda vuelta, tal y como ha indicado el diario El Comercio. Tras el cierre de las urnas, seguidores del partido de Pérez, Pachakutik -el brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie)-, han salido a la calle en Quito para denunciar un presunto fraude electoral.

En este sentido, Pérez ha matizado en un mensaje en Twitter que “si es necesario dormirán en las afueras del CNE para vigilar que se respete la decisión de los ecuatorianos”. “El pueblo nos dio su respaldo y en los resultados oficiales ha quedado más que demostrado”, ha insistido.

La jornada electoral, que se ha desarrollado con pocos incidentes, ha contado con una participación masiva en plena pandemia de coronavirus. Aunque votar es obligatorio en territorio nacional, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, ha expresado su sorpresa debido a la “gran concurrencia”.

Arauz aboga por la unidad nacional para la segunda vuelta en Ecuador

El socialista Andrés Arauz declaró a la AFP que promoverá la unidad nacional para ganar el balotaje del 11 de abril y que, si vence, intentará construir una buena relación con la administración estadounidense de Joe Biden.

Arauz, un economista de 36 años y delfín del exmandatario socialista Rafael Correa, se mostró determinado a unir a los diferentes sectores de la sociedad contra la crisis económica en el pequeño país petrolero de 17,4 millones de habitantes, agravada por la pandemia de la covid-19, que dejó 15.000 muertos en Ecuador.

El candidato agregó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) tendrá que adaptarse a su programa de gobierno si se convierte en el próximo presidente de Ecuador.

Correa fue un duro crítico de Washington y se alejó de los organismos financieros durante la década de su gestión (2007-2017).

El expresidente, que vive en Bélgica y ha sido condenado en ausencia a ocho años de cárcel por corrupción, denuncia una “persecución” de su sucesor y exaliado Lenin Moreno, al que acusa de “traídor” por imponer medidas de austeridad a cambio de un plan de ayuda del FMI.

A continuación extractos de la entrevista de Arauz con la AFP:

Pregunta: ¿Cuáles son los retos para la campaña por segunda vuelta?

Respuesta: Evidentemente ganar y para ello construir un proyecto de unidad nacional, en donde podamos tener un mayor nivel de autocrítica e invitar a los distintos segmentos de nuestra sociedad a unirse a un plan de emergencia económica y sanitaria.

Los ecuatorianos deberán elegir entre dos alternativas de izquierda, una nacionalista con ansias de revancha que representa Arauz, y otra de corte ambientalista que según Pérez dará paso a un "estado plurinacional, digno, honesto e incluyente".
Una mujer vota durante las elecciones generales en Cangahua, Ecuador, el domingo 7 de febrero de 2021. En medio de la nueva pandemia de coronavirus, los ecuatorianos acudieron a las urnas en una primera vuelta de las elecciones presidenciales y legislativas. (Foto AP/ Dolores Ochoa) - Foto: AP

El pueblo ecuatoriano ha sido contundente al pronunciarse por el antineoliberalismo. Las opciones que han prevalecido han sido el progresismo, la unidad plurinacional y la socialdemocracia.

P: ¿De ser presidente, mantendrá los acuerdos con el FMI, que implican medidas de austeridad?

R: Las condiciones actuales pactadas con el Fondo Monetario Internacional no podrán ser cumplidas por nuestro gobierno porque atentarían directamente contra los bolsillos de las familias ecuatorianas.

Si el Fondo Monetario Internacional se quiere sumar a nuestro plan (de gobierno), bienvenido ese apoyo.

P: ¿Cómo será en su eventual gobierno la relación con Washington?

R: Nuestra relación con Estados Unidos va a ser excelente, especialmente ahora, con la administración del presidente (Joe) Biden. Con un cambio en la correlación de fuerzas en los Estados Unidos, los progresistas estadounidenses tienen ahora representación en el partido demócrata y en la administración Biden.

P: ¿En cuanto a la migración de venezolanos a Ecuador, qué planea hacer?

R: Nosotros creemos que debe haber un proceso de ordenamiento. Vamos a acudir al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados para replicar la experiencia exitosa que ya tuvo Ecuador con refugiados colombianos y que fueron asimilados a la sociedad ecuatoriana.

En este caso, tenemos que intentar algo parecido con apoyo y ayuda de organismos internacionales y un ordenamiento donde se garanticen los derechos de la niñez y, por otro lado, definir en qué casos conviene regularizar, deportar cuando ha habido violación a la legislación ecuatoriana y encontrar soluciones.

P: Ha dicho que no habrá indulto para Correa, pero sí una revisión del caso. ¿Cómo lo logrará cuando hay una sentencia ejecutoriada?

R: La revisión del caso Arroz verde, por el que ha sido sentenciado el expresidente Rafael Correa (a ocho años de cárcel por corrupción) todavía tiene otras instancias en la justicia ecuatoriana y en el ámbito internacional.

Opciones hay muchas para que la propia justicia nacional o internacional se encargue de deshacer esa sentencia.

*Con información de AFP