Home

Mundo

Artículo

Odesa, uno de los puertos más importantes de Ucrania también ha sido objeto de ataques en el marco de la guerra.
Desde Washington hicieron un llamado a Moscú “para que cumpla con sus obligaciones en virtud del derecho internacional”. - Foto: AP Photo/Nina Lyashonok

invasión rusa

EE. UU. acusó a Rusia de distraer sobre sus “atrocidades” con “juicios espectáculo” de Mariúpol

“Los juicios espectáculo planeados son ilegítimos y una burla a la justicia, y los condenamos enérgicamente”, dijo Estados Unidos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró este miércoles que los “juicios espectáculo” que se celebrarán en Mariúpol para juzgar a los “defensores” ucranianos son una maniobra del Kremlin para desviar la atención de las “abrumadoras atrocidades” que estarían cometiendo las fuerzas rusas.

“Los juicios espectáculo planeados son ilegítimos y una burla a la justicia, y los condenamos enérgicamente”, protestó en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

“Todos los miembros de las Fuerzas Armadas de Ucrania, incluidos los voluntarios nacionales y extranjeros, tienen derecho al estatus de prisionero de guerra si son capturados y deben recibir el trato y las protecciones correspondientes, según el Convenio de Ginebra”, reclamó.

Desde Washington hicieron un llamado a Moscú “para que cumpla con sus obligaciones en virtud del derecho internacional”, mientras ellos seguirán “apoyando firmemente al pueblo ucraniano en su defensa de su libertad”.

Hace unos días, Naciones Unidas también expresó su “preocupación” por la celebración de estos procesos judiciales, al considerar que se podrían estar cometiendo crímenes de guerra contra los prisioneros.

Naciones Unidas instó a Rusia y a los rebeldes separatistas afines al Kremlin que calificaran a los prisioneros del bando ucraniano como “criminales de guerra, nazis y terroristas”, ya que al hacerlo no estarían teniendo en cuenta su presunción de inocencia.” Tienen derecho al debido proceso y a un juicio justo”, recalcó.

En los últimos meses se ha especulado con la posibilidad de que las autoridades afines a Moscú celebraran no solo en la ciudad de Mariúpol, sino también en el resto de regiones del Donbás, juicios contra los soldados y prisioneros ucranianos, que para Kiev y sus socios no serían más que una farsa.

Tras seis meses de guerra en Ucrania, precio de cereales comenzó a bajar

El precio de los cereales “casi” ha vuelto a la “casilla de salida”, según los expertos, seis meses después del inicio de la invasión de Rusia en Ucrania, que multiplicó exponencialmente el costo de esos productos básicos, contribuyendo a una crisis alimentaria mundial.

El mercado de los cereales va encontrando “un punto de equilibrio” y el peor escenario, con “huracanes de hambruna”, tal y como temía la ONU, ha sido evitado, pero los precios siguen siendo muy elevados, subrayan los analistas.

Los precios del trigo se dispararon hasta los cerca de 440 euros la tonelada en el mercado europeo a mediados de mayo, el doble que un verano antes, mientras el tráfico mercante estaba prácticamente paralizado en el mar Muerto. Pero en agosto habían vuelto a caer hasta los 330 euros.

“Seis meses después de la invasión rusa, es casi una vuelta a la casilla de salida. Los mercados han aprendido a vivir con la crisis. La relajación comenzó a finales de mayo y principios de junio con las primeras estimaciones de producción tranquilizadoras en Europa y la reanudación de las exportaciones de Ucrania, primero por carretera y ferrocarril, luego por mar”, explica Gautier Le Molgat, analista de Agritel.

Ucrania va a “exportar casi cuatro millones de toneladas de productos agrícolas en agosto”, acercándose a los cinco millones mensuales de antes de la guerra, anunció el martes un alto responsable del departamento de Estado estadounidense.

Esa aceleración de las exportaciones de Ucrania, superpotencia agrícola que junto con Rusia supuso el 30 % del comercio mundial de trigo a finales de 2021, es fruto del acuerdo firmado el 22 de julio entre Kiev y Moscú bajo los auspicios de la ONU y Turquía.

El acuerdo permitió abrir un pasillo marítimo destinado a dar salida a más de 20 millones de toneladas de maíz, trigo y girasol almacenados en Ucrania. Según el Centro de Coordinación Conjunto, que supervisa el corredor, ya han salido del país por vía marítima 721.449 toneladas.

Por el momento, esa flexibilización beneficia más a Ucrania que a Rusia, que prepara su regreso a los mercados en favor de una cosecha excepcional de trigo, estimada en 88 millones de toneladas.

Las exportaciones rusas de trigo para julio y agosto han caído un 27 % anual, según estimaciones de la consultoría rusa SovEcon.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.

*Con información de Europa Press.