mundo

EE. UU., “sorprendido” por oferta de Polonia de entregar sus aviones Mig-29

Los Mig-29, antiguos aparatos de fabricación soviética, podrían ser utilizados por pilotos ucranianos sin necesidad de entrenamiento.


Estados Unidos fue tomado por sorpresa el martes cuando Polonia anunció que estaba preparada para proporcionar sus aviones de combate Mig-29 a Ucrania, dijo la número tres de la diplomacia estadounidense.

“Que yo sepa, no nos habían consultado antes”, declaró la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos, Victoria Nuland, durante una audiencia en el Senado. “Creo que es un anuncio sorpresa de los polacos”, agregó.

Precisó que había participado, justo antes de asistir a esta audiencia, en una reunión en la que habría “oído hablar” de esa decisión si hubiera sido objeto de coordinación con Varsovia.

“Pero como saben, llevamos unos días en consulta con ellos sobre esta solicitud de los ucranianos para recibir sus aviones”, recordó.

Presionada por varios senadores para que dijera si Estados Unidos facilitaría el traslado de estos aviones a Kiev, la diplomática declinó comprometerse.

“Seguiré informando la posición ampliamente compartida en este comité de que estos aviones deben ir a Ucrania”, pero “hay varios factores a considerar al respecto y hay opiniones divergentes entre nuestros aliados e incluso en el gobierno”, dijo.

Este martes, el ministerio polaco dijo en un comunicado que el país “está listo para entregar sin dilación y gratuitamente todos sus aviones Mig-29 en la base [alemana] de Ramstein al gobierno de Estados Unidos”.

El documento precisa que la propuesta se originó en respuesta a recientes declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Blinken y otros dirigentes occidentales negaron la semana pasada la posibilidad de que un país de la Otan entregara aviones de guerra a Ucrania.

Sin embargo, el domingo, el jefe de la diplomacia estadounidense reconoció que contemplaban esta opción. “Analizamos ahora activamente el asunto del envío de aviones por parte de Polonia a Ucrania y cómo podríamos compensarlo”, declaró Blinken durante una visita a Moldavia.

Los Mig-29, antiguos aparatos de fabricación soviética, podrían ser utilizados por pilotos ucranianos sin necesidad de entrenamiento.

Ello se debe a que la fuerza aérea ucraniana está exclusivamente compuesta por cazas soviéticos Mig-29 y Sukhoi-27 (defensa antiaérea y apoyo en tierra) y de cazabombarderos Sukhoi-25, según el “Balance militar” del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos (IISS).

Polonia posee una treintena de Mig, pero solamente 23 estarían en condiciones de operar.

Según medios estadounidenses, Washington reemplazaría con modernos F-16 los Mig polacos. El gobierno polaco instó a otros miembros de la OTAN en posesión de Mig-29 a seguir su ejemplo.

Prohibición de importación de petróleo y gas ruso

A través de una alocución en la mañana del 8 de marzo, la Casa Blanca informó que Biden hizo el anuncio para “continuar sancionando a Rusia por su guerra no provocada e injustificada contra Ucrania”, dicta el comunicado de la sede presidencial.

Según medios de comunicación estadounidenses, la prohibición incluirá el petróleo ruso y el gas natural licuado. Los aliados europeos de Washington, que dependen más de la energía rusa que Estados Unidos, no participarán de las sanción, al menos por ahora. A pesar de que Biden dijo que esta medida se decidió “en estrecha coordinación” con los países contrarios a Rusia.

“Significa que el petróleo ruso no será aceptado en puertos de EE. UU.”, dijo el mandatario. Rusia representa menos del 10 % de las importaciones estadounidenses de petróleo y productos derivados del crudo, lo que significa que el impacto en la economía más grande del mundo sería más fácil de soportar, sin embargo, los efectos sobre la economía europea son impredecibles por ahora.

Pese a que los estadounidenses están preocupados por la inflación, y ahora por el aumento de los precios del petróleo, lo que merma la popularidad de Biden entre los votantes, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, apoya este embargo y un aumento de los aranceles sobre otros productos rusos para “aislar aún más a Rusia de la economía global”.

Pero también está a favor de tomar medidas para bajar los precios del petróleo, incluida la liberación de más crudo de la reserva estratégica de Estados Unidos. “Permítanme ser clara: Estados Unidos no necesita elegir entre nuestros valores democráticos y nuestros intereses económicos”, afirma en una carta dirigida a los congresistas.

Los precios del petróleo han subido alrededor de un 30 % tras la invasión rusa de Ucrania y el crudo Brent rondaba este martes los 130 dólares.

Con información de AFP

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.