Tendencias
Pavel Durov, creador de Telegram explicó a través de su cuenta oficial en esta aplicación su posición frente al conflicto entre Rusia y Ucrania. Foto: Gettyimages.
Pavel Durov, creador de Telegram, explicó a través de su cuenta oficial sobre los supuestos vínculos con el gobierno de Rusia. - Foto: Foto Gettyimages

mundo

Fundador de Telegram niega vínculos de su empresa con Vladimir Putin

El creador Pável Dúrov dio las explicaciones a través de su cuenta en esta aplicación.

Este martes, el creador y director ejecutivo de Telegram negó tener vínculos con el gobierno de Vladimir Putin.

“Si sigues mis publicaciones, sabrás que, por parte de mi madre, trazo mi línea familiar desde Kiev. Su apellido de soltera es ucraniano (Ivanenko) y hasta el día de hoy tenemos muchos parientes viviendo en Ucrania. Por eso este trágico conflicto es personal tanto para mí como para Telegram”, así comenzó Dúrov su mensaje.

En medio del conflicto que viven actualmente las dos naciones, Pável Dúrov resolvió dudas que han publicado sobre su aplicación.

Algunas personas se preguntaron si Telegram es de alguna manera menos seguro para los ucranianos, porque una vez viví en Rusia. Permítanme contarles a estas personas cómo terminó mi carrera allí”.

El fundador de Telegram contó lo que vivió con las autoridades de Rusia hace nueve años. “Yo fui el CEO de VK, la red social más grande de Rusia y Ucrania. En 2013, la agencia de seguridad rusa, FSB, me exigió que les proporcionara los datos privados de los usuarios ucranianos de VK que protestaban contra un presidente prorruso”.

“Me negué a cumplir con estas demandas porque habría significado una traición a nuestros usuarios ucranianos”, contó Pável Dúrov, quien manifestó que fue despedido de la empresa que él mismo había fundado y tuvo que salir de inmediato de este país.

“Sonrío con orgullo cuando leo mi publicación de VK de abril de 2014, que muestra las órdenes escaneadas del FSB y mi respuesta característica a ellas: un perro con una sudadera con capucha”, indicó Pável Dúrov y, expresó la tristeza que sintió por perder su empresa, pero destacó que no se “arrepintió” por haber desafiado al Gobierno de Rusia.

“Han pasado muchos años desde entonces. Muchas cosas cambiaron: ya no vivo en Rusia, ya no tengo empresas ni empleados allí. Pero una cosa sigue siendo la misma: defiendo a nuestros usuarios pase lo que pase. Su derecho a la privacidad es sagrado. Ahora mas que nunca”, aclaró Dúrov, sobre los supuestos vínculos con el gobierno de Putin.

Internautas aumentan presiones contra las empresas que no han salido

Mientras muchas multinacionales estadounidenses, como el gigante tecnológico Apple hasta los jeans Levi’s, decidieron suspender sus actividades en Rusia, otras organizaciones permanecen en el país pese a los riesgos para su reputación.

Pero se enfrentan a presiones crecientes: en las redes sociales circulan etiquetas como #BoycottMcDonalds y #BoycottPepsi, dos empresas que además recibieron cartas del responsable de los fondos de pensión del estado de Nueva York.

Estas compañías “deben cuestionarse si hacer negocios en Rusia vale la pena el riesgo en este periodo extraordinariamente volátil”, dijo en un comunicado Thomas DiNapoli, que también envió cartas a la casa de corretaje Bunge, el fabricante de galletas Mondelez, los grupos de cosméticos Estée Lauder y Coty, y el fabricante de productos de higiene Kimberly-Clark.

Un equipo de la Universidad de Yale mantiene una lista de empresas con una presencia significativa en Rusia, misma que han decidido guardar silencio frente a la crisis económica derivada del conflicto bélico en Ucrania.

Starbucks argumenta que sus cerca de 130 cafés en Rusia pertenecen a un conglomerado kuwaití y Yum! Brands señala que sus más de 1.000 restaurantes KFC y 50 locales de Pizza Hut, son casi todos de propiedad independiente y se explotan bajo licencia o franquicia.

Pero, la presión es fuerte, Yum! Brands anunció el pasado 7 de marzo por la noche la suspensión de todas sus inversiones en el país y Estée Lauder afirmó que cerraría todas sus tiendas.

Algunos grupos pueden tener razones legítimas para quedarse, explicaron varios expertos en ética y estrategia de la comunicación, consultados por la AFP.

“Existen riesgos serios para los occidentales que se encuentran actualmente en Rusia y estas empresas deben hacer todo lo que puedan para repatriar a su gente”, indica Richard Painter, profesor de la Universidad de Minnesota y abogado de ética de la Casa Blanca.

*Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.