economía

Petróleo se dispara más de un 5 % ante posible veto de EE. UU. al crudo de Rusia

La Casa Blanca anunció que el presidente estadounidense, Joe Biden, “anunciará acciones para seguir responsabilizando a Rusia por su guerra no provocada e injustificada contra Ucrania”.


El precio del petróleo se disparó más de un 5 % este martes 8 de marzo como reacción a la expectativa de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anuncie durante el transcurso del día el veto a las importaciones energéticas desde Rusia, lo que ha impulsado al barril de Brent por encima de los 130 dólares.

En concreto, el precio del barril de petróleo de referencia para Europa llegó a alcanzar los 130,32 dólares por unidad, revalorizándose un 5,8 % respecto del cierre del lunes, en 123,21 dólares. De su lado, el precio del barril de crudo West Texas Intermediate (WTI), de referencia para EE.UU., subía casi un 6 % y alcanzaba los 126,03 dólares, frente a los 119,40 de ayer.

La Casa Blanca anunció que el presidente estadounidense, Joe Biden, “anunciará acciones para seguir responsabilizando a Rusia por su guerra no provocada e injustificada contra Ucrania”, aunque no especificó cuáles serán las medidas. Está previsto que el presidente comparezca este martes a las 10.45 horas de Washington, como recoge la agencia Europa Press.

Según la prensa estadounidense, la administración de Biden impondrá una prohibición a las importaciones estadounidenses de energía rusa sin la participación de sus aliados europeos, incluyendo desde el petróleo al gas natural licuado y el carbón. Los medios norteamericanos prevén que las sanciones incluyan el petróleo ruso y el gas natural licuado.

Petróleo
Petróleo - Foto: Getty Images

Cabe resaltar que Rusia representa menos del 10 % de las importaciones estadounidenses de petróleo y productos derivados del crudo, lo que significa que el impacto en la economía más grande del mundo sería más fácil de soportar, según datos recogidos por la agencia AFP.

En medio de este contexto, y a pesar de la preocupación que ha generado la inflación y el aumento de precios del petróleo, la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, apoya este embargo y un aumento de los aranceles sobre otros productos rusos para “aislar aún más a Rusia de la economía global”.

No obstante, Pelosi también está a favor de tomar medidas para bajar los precios del petróleo, incluida la liberación de más crudo de la reserva estratégica de Estados Unidos. “Permítanme ser clara: Estados Unidos no necesita elegir entre nuestros valores democráticos y nuestros intereses económicos”, afirmó en una carta dirigida a los congresistas.

Los precios del petróleo han subido alrededor de un 30 % tras la invasión rusa de Ucrania y el crudo Brent rondaba este martes los 130 dólares.

La retirada de Shell de Rusia

El gigante petrolero Shell anunció que prevé retirarse del petróleo y del gas rusos “gradualmente, en línea con las nuevas directrices del gobierno” británico en respuesta a la invasión rusa en Ucrania. En un comunicado, Shell precisó que, “como primer paso inmediato, el grupo interrumpirá todas las compras al contado en el mercado de petróleo ruso” y “cerrará sus estaciones de servicio y sus actividades de carburante para la aviación y de lubricantes en Rusia”.

La compañía petrolera anunció modificaciones en su cadena de suministro de petróleo crudo en Rusia. (Photo by Mario Tama/Getty Images)
La compañía petrolera anunció modificaciones en su cadena de suministro de petróleo crudo en Rusia. (Photo by Mario Tama/Getty Images) - Foto: Getty Images

“Nuestras acciones hasta la fecha se han guiado por las discusiones en curso con los gobiernos sobre la necesidad de desvincular a la empresa de los flujos energéticos rusos, manteniendo al mismo tiempo el suministro de energía”, comentó el director ejecutivo de Shell, Ben van Beurden.

El grupo está “cambiando [su] cadena de abastecimiento en petróleo crudo para retirar los volúmenes rusos”, añadió. Sin embargo, advirtió que dada la “ubicación física y la disponibilidad de alternativas”, el esfuerzo “podría llevar semanas”.

“Es un desafío complejo” que “requerirá acciones concertadas entre gobiernos, proveedores de energía y consumidores”, afirmó. “Estos cambios sociales sacan a la luz el dilema de presionar al gobierno ruso por sus atrocidades en Ucrania y garantizar un suministro estable y seguro de energía en Europa”, explicó Beurden.

*Con información de Europa Press y la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.