Un soldado ucraniano se desplaza entre los restos de un camión militar incendiado en una calle en Kiev, Ucrania, el sábado 26 de febrero de 2022. (AP Foto/Efrem Lukatsky)
Si Rusia, el segundo productor de petróleo del mundo, retuviera intencionalmente el suministro, probablemente dispararía los precios del crudo, (AP Foto/Efrem Lukatsky) - Foto: Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved.

mundo

El ‘arma’ que Putin tendría preparada contra Occidente

Existe una creciente preocupación de que Putin pueda tomar represalias utilizando no solo el gas natural, sino también el petróleo crudo.

Rusia enfrenta el espectro de un colapso financiero en todos los sentidos. Incluso, las sanciones punitivas impuestas por Occidente han hecho que el rublo se desplome a mínimos históricos; además, cerraron el mercado de valores de Moscú e hicieron que los activos rusos sean tóxicos en el escenario mundial.

Además, la Casa Blanca apuntó a la fortaleza financiera de Vladimir Putin, eliminando el acceso a al menos una parte del fondo de emergencia de US$ 630.000 millones de Rusia, que fue diseñado para amortiguar el golpe económico de esta misma crisis.

Existe también una creciente preocupación de que Putin pueda tomar represalias utilizando no solo el gas natural, sino también el petróleo crudo como arma contra Occidente.

“Los suministros de energía de Rusia están en gran riesgo, ya sea porque Rusia los retuvo como arma o porque los sacaron del mercado debido a las sanciones”, escribió el lunes en un informe Louise Dickson, analista senior del mercado petrolero de Rystad Energy.

¿Por qué la producción de petróleo en el primer trimestre bajó 14,6 %?
El petróleo subiría a 150 dólares el barril en caso de que las exportaciones de Rusia se redujeran a la mitad. - Foto: Getty Images

Cabe resaltar que el suministro mundial de petróleo ya de por sí no estaba a la altura de la demanda. Si Rusia, el segundo productor de petróleo del mundo, retuviera intencionalmente el suministro, probablemente dispararía los precios del crudo, lo cual supondría un duro golpe para los consumidores de todo el planeta.

JPMorgan ha advertido que el petróleo subiría a 150 dólares el barril en caso de que las exportaciones de Rusia se redujeran a la mitad. Eso quiere decir que habría en un aumento de aproximadamente el 41 % desde el máximo reciente, de casi US$ 106 por barril.

Los precios de la gasolina subirían

Ese aumento también subiría drásticamente los precios en las gasolineras. El promedio nacional de EE. UU. para la gasolina regular ya está en US$ 3,61 por galón, según la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA). Esto traduce a un aumento de 8 centavos en una semana y 25 centavos en un mes.

¿Cuánto petróleo crudo importa Estados Unidos de Rusia?

Rusia ocupó el noveno lugar entre los 10 principales países de los que depende Estados Unidos para las importaciones de petróleo crudo. Por ejemplo, en diciembre de 2021, EE. UU. importó 90.000 barriles diarios de Rusia.

A pesar de que Estados Unidos consume muy poco petróleo ruso (importaciones de petróleo de Rusia se situaron en solo 90.000 barriles por día en diciembre), este sigue siendo un mercado global e interconectado. Por consiguiente, las sacudidas de la oferta en una parte del mundo pueden afectar los precios en todas partes.

“Es un comodín si Rusia realmente reduce esos flujos para tratar de infligir dolor a través de las materias primas. Si hay interrupciones reales en el suministro, ese será el desencadenante de aumentos de precios significativos”, dijo Ryan Fitzmaurice, estratega de energía de Rabobank.

Al día de hoy, no hay evidencia en este momento de que Rusia esté cortando el suministro de petróleo al mundo. Y Occidente se ha esforzado por librar a la industria energética de Rusia de las sanciones con la esperanza de minimizar el impacto en el mercado. Por su parte, Putin podría decidir que esta es un arma que es mejor dejar sin disparar.

Rusia necesita los ingresos del petróleo

Recientemente, se consideraba muy poco probable que Putin recurriera al petróleo como arma. Sin embargo, tal estrategia correría el riesgo de enfurecer más de lo que ya está, al resto del mundo contra Rusia.

Incluso, esto podría limitar los envíos de petróleo y pondría en peligro la economía petrocentral de Rusia; entre 2011 y 2020, el petróleo y el gas natural representaron alrededor del 43 %, en promedio, de los ingresos anuales del gobierno ruso.

No obstante, la crisis entre Rusia y Ucrania se intensificó rápidamente, llevando a la peor fractura con Occidente desde la Guerra Fría. Además, la postura y los comentarios amenazantes de Putin sorprendieron a los observadores, lo que llevó a algunos a cuestionar su estabilidad mental y generó preocupaciones sobre cómo responderá a las últimas sanciones.

Putin sorprendió durante el fin de semana al poner a sus fuerzas nucleares en alerta máxima. El lunes arremetió contra las sanciones impuestas por lo que describió como el “imperio de la mentira”.

Por otro lado, Putin también se enfrenta a la presión de los oligarcas en los que confía para su apoyo. Los multimillonarios rusos Oleg Deripaska y Mikhail Fridman rompieron filas con el Kremlin en los últimos días, pidiendo el fin de la guerra.

La Casa Blanca advierte a Putin que no convierta el petróleo en un arma

En contexto, Putin no necesita cerrar completamente los grifos para castigar a Occidente. Los mercados petroleros están tan ajustados que solo una modesta disminución en los suministros de Rusia podría tener un gran impacto en los precios.

“Incluso si Rusia recorta los suministros entre un 10 % y un 20 %, la respuesta de los precios compensaría a Rusia por la pérdida de suministro”, dijo Fitzmaurice de Rabobank.

Incluso antes de que comenzara la invasión, la Casa Blanca advirtió a Putin que no tomara medidas drásticas en torno a las exportaciones de energía de su país.

“Si Putin decide utilizar como arma sus suministros de energía, sería un gran error”, indicó Daleep Singh, asesor adjunto de seguridad nacional de EE.UU en CNBC.

El funcionario de la Administración Biden señaló que Rusia es “increíblemente dependiente” de Occidente como consumidor de sus suministros de energía.

“Esta es una vulnerabilidad a largo plazo para el presidente Putin. Si utiliza como arma el suministro de energía, eso solo acelerará la diversificación de Europa y Occidente alejándose de la energía rusa”, indicó Singh, quien agregó que también sería un “gran error”.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA. Siga el minuto a minuto de lo que está ocurriendo.