mundo

El Gobierno de Nicaragua ordena el cierre de emisoras católicas

El obispo de la diócesis de Matagalpa envió un contundente mensaje.


Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa le respondió al gobierno de Daniel Ortega por el comunicado que le envió sobre el cierre de seis emisoras radiales.

El sacerdote, quien también es el encargado de la comunicación de la Conferencia Episcopal en Nicaragua, a través de un video se dirigió no solo a los feligreses sino al Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) sobre lo sucedido el día de hoy.

“Prácticamente nos ha cancelado todas las radios de nuestras diócesis”, indicó el obispo, argumentando que Nahima Janett Díaz Flores, directora de Telcor, anunció el cierre de “Radio Hermanos, y la mayoría de nuestras radios” porque “desde el 2003 no tenemos la licencia vigente”.

Sin embargo, el religioso discrepó con Telcor, diciendo que “el 7 de julio de 2016, yo personalmente fui a una reunión con el ingeniero Orlando Castillo (...) que en ese tiempo era el director de Telcor, con todos los folios de nuestras radios para pedir que nos pusieran en la ley según las órdenes vigentes de Telcor”, dijo asegurando que nunca recibieron respuesta por parte del gobierno.

“Si ellos tienen razón, yo mismo le diré al pueblo que cierren nuestras radios, pero si no tienen la razón que tengan la valentía y el coraje de decir que ellos se equivocaron o que ellos quieren a propósito cerrar nuestros medios de comunicación”, aseguró.

Finalizó, explicando que: “Tampoco aceptaré errores e injusticias que quieran a nosotros dárnosla cuando son cuenta de ellos. Lo saben muy bien”, por lo que le hizo un llamado a esa institución.

La iglesia perseguida de Nicaragua

La Arquidiócesis de Managua pidió el pasado mes de mayo el cese del asedio policial contra dos parroquias en las que se encontraban recluidos dos religiosos que han sido críticos con el gobierno de Daniel Ortega.

La policía tenía rodeada la parroquia Santo Cristo de las Colinas en Managua, donde el obispo Álvarez se resguardó una noche, y se declaró en ayuno en protesta por la persecución que dijo que sufrió todo el día por parte de las autoridades.

El religioso, quien ha cuestionado la represión contra los opositores, dijo en su momento que ayunaría hasta que las autoridades se comprometieran a respetar su privacidad y su derecho a la libre movilización.

Por su lado, la iglesia San Juan Bautista, ubicada en la ciudad de Masaya, que dirige el padre Harvy Padilla, fue vigilada por las autoridades. Asimismo, el sacerdote ha criticado la represión.

“Expresamos nuestra solidaridad y cercanía a los fieles y sacerdotes” de estas parroquias, que “viven un ambiente de zozobra por su seguridad personal y la imposibilidad de ejercer su derecho a vivir y celebrar su fe en un ambiente de paz y libertad”, dijo la Arquidiócesis.

Los incidentes se producen en medio de las tensas relaciones que persisten entre la iglesia y el gobierno.

Por su parte, el presidente de Nicaragua, ha acusado a los obispos de “golpistas” por refugiar en sus templos a manifestantes que huían o que fueron heridos durante la represión a las protestas que estallaron contra el gobierno en 2018.

La crisis “ha estancado a nuestra sociedad en un ambiente de inseguridad, polarización e intransigencia”, lamentó el arzobispado.

Cabe recordar, que Telcor ordenó para esa fecha suspender el canal Católico que se transmitía por la televisión por cable.

“El asedio de la policía a los sacerdotes de la iglesia católica reconfirma que en Nicaragua ya nadie se libra de la persecución incesante a la divergencia, a la demanda de justicia, y ahora a la labor pastoral”, escribió la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) en su cuenta Twitter.

Asimismo, en los últimos minutos le hizo un llamado a las autoridades de ese país.

Al menos 182 opositores al gobierno están presos en Nicaragua. En los comicios del 2021, Ortega logró un cuarto mandato consecutivo desde 2007.

* Con información de la AFP