mundo

Erdoğan acusa a Suecia de no cumplir sus “promesas” e insiste en vetar el acceso de este país a la Otan

El mandatario afirmó que puede “congelar” el proceso si no se cumplen sus condiciones.


A pesar del acuerdo firmado entre Turquía, Suecia y Finlandia, con el que se estimó que la tensión entre estos estados había bajado y en algún momento se podría avanzar con la adhesión a la Otan, este lunes 18 de julio el primer mandatario de Ankara insistió en su descontento y al parecer poco compromiso de Estocolmo y Helsinki contra los compromisos establecidos.

Las declaraciones de Recep Erdoğan se dieron en medio de una rueda de prensa, donde afirmó que su queja se dirigía especialmente a Suecia que, según él, no estaría cumpliendo lo pactado en la cumbre de Madrid, y añadió que su posición continuaba intacta con respecto al veto que impediría la entrada de ambos países a la alianza atlántica.

“En la cumbre de la Otan de Madrid dimos nuestra aprobación condicionada a Finlandia y Suecia, y la compartimos con nuestros aliados. Vemos que Suecia en particular no está cumpliendo sus promesas... Declaro una vez más aquí que si Finlandia y Suecia no dan los pasos necesarios para cumplir nuestras condiciones, congelaremos el proceso”, fueron las palabras de Erdoğan.

Para el mandatario turco, Estocolmo no habría aumentado sus esfuerzos por favorecer a miembros del partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), quienes continuarían refugiándose en territorio sueco y, por tanto, no se estaría cumpliendo el acuerdo firmado a inicios de este mes.

“Nuestra posición como Turquía es clara. El resto depende de ellos”, sentenció Erdoğan recordando que en ocasiones anteriores ha expresado su radicalidad en cuanto a la adhesión de Finlandia y Suecia a la Otan, incluso ha llegado a mencionar que mientras se encuentre en el poder no dejará que este suceso tenga éxito.

Es de resaltar que, en el marco de la cumbre que la Otan realizó a finales de junio en Madrid, Turquía accedió a permitir la firma de los protocolos, pero presentó una lista de exigencias a los dos aspirantes para levantar el veto en forma definitiva. Sin embargo, desde ese momento Erdoğan adelantó que en caso de que Suecia y Finlandia no cumplieran con lo acordado en Madrid, su Gobierno tornará efectivo el veto, lo que descarrilaría todo el proceso.

En concreto, el mandatario turco ha asegurado que Suecia se había comprometido a deportar a Turquía a 70 “terroristas”, extremo que no figura en el Memorándum de Entendimiento suscrito por Turquía, Suecia y Finlandia durante la cumbre de la Otan celebrada en Madrid a finales de junio.

Suecia ha advertido ya de que no deportará a ninguna persona con ciudadanía sueca a Turquía por considerar que no cuenta con un sistema jurídico asimilable en lo que respecta al respeto de los Derechos Humanos, yendo en contraposición de lo presuntamente acordado, lo que le costaría el avance y el beneplácito de Erdoğan en el proceso de adhesión.

Es de resaltar que, en ocasiones pasadas, Magdalena Andersson, primera ministra de Suecia ha negado el apoyo a “grupos terroristas”. “No entregamos ni dinero ni armas a las organizaciones terroristas”, fueron las palabras de la alta funcionaria, asegurando a Erdoğan que no estarían apoyando a grupos kurdos desde su gobierno, como él mismo habría denunciado en varias ocasiones.

*Con información de Europa Press y la AFP.