Tendencias
Coronavirus en China
Coronavirus en China - Foto: AP

china

Estudio afirma que el hisopado anal es más efectivo que el método de garganta para detectar la covid-19

El director del departamento de enfermedades respiratorias e infecciosas, Li Tongzeng, dijo que existen estudios que demuestran que el virus dura más tiempo en el ano que en las vías respiratorias.

El pasado 27 de enero las autoridades chinas implementaron un nuevo método para la detección del covid-19, el hisopado anal. Para realizar este tipo de prueba, el personal médico especializado deberá tomar una muestra de materia fecal del paciente, sin embargo si esto no es posible, se realizará el hisopado anal insertando un palito con punta de algodón de tres a cinco centímetros en el recto. Esta medida busca evitar un rebrote de la enfermedad por las celebraciones del Año Nuevo Lunar.

Sin embargo, la prestigiosa revista Forbes dio a conocer que este tipo de pruebas se le realizarán únicamente a los casos de alto riesgo. No obstante, la medida ya le ha sido impuesta a las personas que se encuentran en cuarentena obligatoria en los hoteles, incluidos los extranjeros. Los medios de comunicación estatales fueron los encargados de difundir la información con respecto al nuevo protocolo de detección del virus, lo que provocó una discusión generalizada y cierta indignación entre las personas del enorme país asiático. Algunos pacientes, que ya se sometieron a esta prueba, dicen que siguen dando positivo, a pesar de que los hisopados nasales y de garganta arrojaron resultados negativos.

OMS WUHAN
OMS WUHAN - Foto: AP

Li Tongzeng, director del departamento de enfermedades respiratorias e infecciosas del hospital You An de la ciudad de Beijing, dijo, a los medios estatales, que diversos estudios demuestran que el virus dura más tiempo en el ano que en las vías respiratorias de las personas infectadas con covid-19. Además, agregó que este tipo de pruebas pueden aumentar la efectividad a la hora de detectar el virus en pacientes asintomáticos.

Un grupo de investigadores chinos publicó un estudio en la revista médica Future Microbiology, establecida en 2006 y publicada por Future Medicine, en agosto del año pasado en el que informaban que el hisopado anal se les realizó a los pacientes con coronavirus en recuperación. Estas muestras dieron resultados positivos luego de que los hisopados de garganta arrojaron resultados negativos.

“Curiosamente, la detección del SARS-CoV-2 fue positiva en el frotis anal de dos pacientes y negativa en el frotis de garganta y las muestras de esputo”, escribieron. “Proponemos hisopos anales como la muestra potencialmente óptima para la detección de SARS-CoV-2 para la evaluación del alta hospitalaria de pacientes con covid-19”.

Esta medida ya generó controversia entre los profesionales de la salud y algunos se atrevieron a afirmar que el hisopado nasal y de garganta es el más efectivo a la hora de detectar la covid-19, pues esta es una infección respiratoria. “Ha habido casos relacionados con el coronavirus que dio positivo en los excrementos de un paciente, pero ninguna evidencia ha sugerido que se haya transmitido a través del sistema digestivo”, dijo Yang Zhanqiu, patólogo de la Universidad de Wuhan. Incluso los médicos chinos que apoyan este procedimiento dijeron que la inconveniencia era que tenía sentido para usar solo en grupos selectos, como en los centros de cuarenta.

Personal médico en el hospital Jin Yintan, Wuhan, 17 de enero 2020.
Personal médico en el hospital Jin Yintan, Wuhan, 17 de enero 2020. - Foto: GETTY IMAGES

“Pero, por supuesto, considerando que recolectar hisopos anales no es tan conveniente como los hisopos de garganta, por el momento solo los grupos clave como los que están en cuarentena reciben ambos”, concluyó Li Tongzeng

Todas las personas que quieran viajar al país deben presentar dos test negativos (PCR y serológico) antes de embarcar y, a su llegada y por cuenta propia, realizar una cuarentena de al menos 14 días en un hotel.

China, según sus cifras oficiales, ha reportado 89.320 casos positivos y 4.636 personas muertas desde que inició la pandemia.