Home

Mundo

Artículo

Fuentes oficiales señalan que las víctimas murieron por una explosión ocasionada por un incendio en una zona donde había tacos de dinamita de contrabando.(Foto: JOHN WESSELS / AFP)
Fuentes oficiales señalan que las víctimas murieron por una explosión ocasionada por un incendio en una zona donde había tacos de dinamita de contrabando.(Foto: JOHN WESSELS / AFP) - Foto: AFP

mundo

Explosión en una mina de Burkina Faso deja más de 60 muertos

El accidente se produjo en la mina de Gomgombiro, a pocos kilómetros de la ciudad de Gaoua, capital de la región de suroeste próxima a la frontera con Ghana.

El balance de víctimas mortales de la explosión registrada en una mina en el suroeste de Burkina Faso supera las 60 personas, confirmaron este martes las autoridades del país africano.

El fiscal de Gaoua Cheick Alfa Boubakar Compaoré señaló que un total de 63 personas han muerto en el suceso, registrado en el departamento de Gbomblora, en la provincia de Poni, antes de agregar que una persona fue detenida.

El accidente se produjo en la mina de Gomgombiro, a pocos kilómetros de la ciudad de Gaoua, capital de la región de Suroeste próxima a la frontera con Ghana

Asimismo, el gobernador de la región Suroeste, Wendinmanegdé Emmanuel Zongo, ordenó el cierre de la mina desde este mismo martes y hasta nueva orden, tal y como ha recogido la agencia estatal burkinesa de noticias AIB.

La mayoría de los heridos fueron trasladados a un centro hospitalario de Gaoua, a unos 15 kilómetros del lugar del incidente, por lo que las autoridades reconocieron que la sala de emergencias está desbordada.

Por su parte, el alto comisionado de la provincia de Poni, Antoine Marie Sylvanus Doamba, quien fue al sitio de la tragedia dijo que el balance podría aumentar, pues los heridos se encuentran en estado crítico y su pronóstico vital está muy comprometido”.

Un residente de Gomgombiro indicó que “las víctimas murieron por una explosión ocasionada por un incendio en una zona donde había tacos de dinamita de contrabando”.

Describió “escenas de horror”, árboles sacados de raíz y calcinados y un “gran cráter” en el lugar.

El guardabosques Sansan Kambou narró: “Vi cuerpos por todas partes. Fue horrible”, al tiempo que relató que la primera detonación ocurrió alrededor de las 2:00 p. m. (hora local), seguida de más explosiones mientras la gente corría para salvar sus vidas.

Según las primeras versiones, la explosión se produjo a causa de un incendio en el mercado que se fue propagando por los puestos de venta y que alcanzó a una tienda de dinamita que se utiliza para la minería de oro artesanal.

Se informó que entre los fallecidos hay muchas mujeres y niños que se encontraban cerca del mercado en el momento de la explosión.

Las autoridades anunciaron la apertura de una investigación judicial para aclarar las circunstancias de la tragedia y determinar posibles responsabilidades, para lo cual se designó un fiscal que inició las pesquisas.

Burkina Faso se ha convertido en una de las naciones africanas más importantes en la exportación de oro. Así como funcionan varias compañías multinacionales, cuenta con muchas explotaciones auríferas artesanales en las que trabajan, incluso, menores de edad.

Varias organizaciones han denunciado las condiciones en las que trabajan los menores de edad quienes descienden bajo tierra para obtener el preciado mineral en condiciones que han sido consideradas inhumanas.

Aunque el gobierno de Burkina Faso ha intentado limitar o incluso prohibir la extracción ilegal de oro, no ha logrado ese objetivo debido a que más de un millón de personas se dedican a esta actividad, de acuerdo con datos del Ministerio de Minas.

Ese despacho reconoce las dificultades por controlar esa actividad teniendo en cuenta que en las minas legales el número de empleos directos llega apenas a 15.000.

En medio de ese panorama laboral también hay preocupación por las consecuencias de la minería ilegal debido a los hundimientos de las galerías excavadas por los mineros, fallecimientos por asfixia, afectaciones sanitarias y ambientales.

Estas situaciones se derivan, esencialmente, por la separación del oro de la tierra con mercurio, el cual penetra en los cuerpos de quienes lavan el mineral sin protección y contamina los acuíferos y los terrenos.

Pese al llamado de las autoridades mineras para acabar con esas prácticas, la actividad de explotación ilegal se sigue adelantando en medio de las muertes que dejan los frecuentes accidentes.

*Con información de Europa Press y AFP.