mundo

Francia: venderán bienes de la Iglesia católica para indemnizar a víctimas de abuso sexual

Esta decisión fue anunciada por Éric de Moulins-Beaufort tras una reunión anual en la localidad francesa de Lourdes.


Días después de que los obispos de Francia reconocieron casos de abuso sexual, los jerarcas católicos anunciaron que venderán “bienes” de la Iglesia para indemnizar a víctimas de pederastia.

El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Éric de Moulins-Beaufort, anunció este lunes que los jerarcas pondrán a la venta “bienes” de sus diócesis o recurrirán a un préstamo para indemnizar a las víctimas de pederastia en el seno de la Iglesia, descartando así usar las donaciones de los fieles.

Esta decisión fue revelada tras una reunión anual en la localidad francesa de Lourdes y responde a una de las propuestas de la comisión independiente, que estimó en más de 216.000 los casos de agresiones sexuales a menores por religiosos o sacerdotes desde 1950.

Los prelados se comprometieron a “nutrir” el fondo de indemnización de las víctimas “desprendiéndose de los bienes inmuebles de la Conferencia Episcopal de Francia y de las diócesis”, dijo su presidente Éric de Moulins-Beaufort.

Al término de su reunión anual en el centro de peregrinación mariana de Lourdes, en el sur de Francia, los responsables diocesanos decidieron también “contraer un préstamo para anticipar las necesidades” si fuera necesario, agregó De Moulins-Beaufort.

Así mismo, los obispos franceses pidieron este lunes al papa Francisco que les ayude a gestionar los casos de pederastia “enviándoles a alguien” de confianza para “examinar” cómo atienden a las víctimas, anunció su jefe Éric de Moulins-Beaufort.

La solicitud fue conocida durante el discurso del presidente de la Conferencia Episcopal en la clausura de la reunión anual de prelados en Lourdes (sur), protagonizada por el demoledor informe sobre agresiones sexuales a menores en Francia.

“Hemos decidido juntos pedir al papa, ya que él nos ha nombrado, que nos ayude a examinar cómo hemos atendido y atendemos a las víctimas y a sus agresores, enviándonos a alguien de confianza”, declaró ante los cerca de 120 obispos.

En octubre, una comisión independiente estimó en un informe que unos 216.000 menores fueron víctimas de abusos por sacerdotes y religiosos en Francia entre 1950 y 2020, cifra que sube a 330.000 si se cuentan a los trabajadores de instituciones religiosas.

El informe de la Ciase, a pedido del episcopado y otra institución religiosa, aseguró además que hubo “entre 2.900 y 3.200 pederastas” entre los 115.000 sacerdotes o religiosos censados durante esas siete décadas y que 80 % de sus víctimas fueron chicos de diez a trece años.

En octubre, una comisión independiente estimó en un informe que unos 216.000 menores fueron víctimas de abusos por sacerdotes y religiosos en Francia entre 1950 y 2020, cifra que sube a 330.000 si se cuentan a los trabajadores de instituciones religiosas.
En octubre, una comisión independiente estimó en un informe que unos 216.000 menores fueron víctimas de abusos por sacerdotes y religiosos en Francia entre 1950 y 2020, cifra que sube a 330.000 si se cuentan a los trabajadores de instituciones religiosas. - Foto: afp

La revelación de este informe, tras más de dos años de trabajo, sacudió Francia. Monseñor Éric de Moulins-Beaufort pidió a nombre de la Conferencia Episcopal “perdón” a las víctimas e incluso el papa Francisco expresó su “inmenso dolor” y “vergüenza” ante el alcance del escándalo.

Entre sus 45 recomendaciones, en octubre esta comisión urgió a la Iglesia a reconocer su responsabilidad “sistémica”, social y civil en los hechos y a poner en marcha dispositivos de reconocimiento a las víctimas como ceremonias públicas, misas o memoriales.

Para financiar las indemnizaciones a las víctimas, llamó a descartar las donaciones de los fieles y hacerlo en cambio “a partir del patrimonio de los agresores y de la Iglesia de Francia”, una cuestión abordada también por los obispos durante el fin de semana.

“Transmitimos al Santo Padre, tras haberlas trabajado un poco, las recomendaciones de la Ciase, que afectan a la Iglesia universal, especialmente al derecho canónico”, agregó De Moulins-Beaufort, sin precisar el contenido de las resoluciones adoptadas.

Así mismo, el presidente de la Conferencia Episcopal avanzó no obstante que decidieron crear una serie de grupos de trabajo, liderados por un laico, sobre la “gobernanza diocesana o nacional”, los cuales deberán presentar propuestas concretas.

Tras la publicación del informe en octubre, la polémica continuó tras unas controvertidas declaraciones del episcopado, asegurando que el secreto de confesión está por encima de la ley, incluso en caso de abusos a menores. Otro de los temas sensibles es cómo financiar las eventuales indemnizaciones.

El pasado viernes, los obispos franceses reconocieron la “responsabilidad institucional” de la Iglesia y la “dimensión sistémica” de estas agresiones, en la línea de lo propuesto por la Comisión Independiente sobre Abusos Sexuales en la Iglesia (Ciase).

“Esta responsabilidad implica un deber de justicia y de reparación”, agregó el presidente de la Conferencia Episcopal local, para quien los abusos tuvieron lugar por un “contexto general de funcionamiento, mentalidades y prácticas en el seno de la Iglesia”.

A pesar del informe sobre la responsabilidad en los casos de abuso sexual por miembros de la jerarquía católica, la polémica continuó tras unas controvertidas declaraciones del episcopado asegurando que el secreto de confesión está por encima de la ley, incluso en caso de abusos a menores. Otro de los temas sensibles es cómo financiar las eventuales indemnizaciones.

El informe elaborado por la comisión presidida por el exalto funcionario Jean-Marc Sauvé forma parte de la reunión anual de obispos franceses en el famoso centro de peregrinación mariana, que debe concluir a inicios de la próxima semana.

*Con información de AFP.