Home

Mundo

Artículo

Diabetes
La diabetes tipo 1 es más común en niños, adolescentes y adultos. - Foto: Getty Images

salud

Golpe a la diabetes tipo 1: Estados Unidos aprobó medicamento que retrasa su avance

El fármaco es el primero de su clase y podría demorar hasta el doble su progresión.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA es su sigla en inglés) tomó la decisión de aprobar un fármaco que permitirá retrasar el avance de la diabetes tipo 1.

Se trata de un medicamento inyectable denominado Tzield (teplizumab-mzwv) que se les puede aplicar a todos los pacientes diabéticos mayores de 8 años que se encuentran en la fase dos de la enfermedad. Lo que logra el fármaco es frenar el paso a la fase 3.

“La aprobación de hoy de una terapia primera en su clase agrega una nueva opción de tratamiento importante para ciertos pacientes en riesgo”, aseguró John Sharretts, director de la División de Diabetes, Trastornos de Lípidos y Obesidad del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

“El potencial del medicamento para retrasar el diagnóstico clínico de la diabetes tipo 1 puede proporcionar a los pacientes meses o años sin la carga de la enfermedad”, añadió Sharretts.

La FDA explicó la diabetes tipo 1 se da cuando el sistema inmune del paciente ataca a las células encargadas de la producción de insulina. Esta hormona ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre. Pero cuando las células que la producen son destruidas, las personas empiezan a presentar incrementos en los niveles de glucosa.

Se trata de un padecimiento poco común. Según datos de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés), solo entre el 5 % y el 10 % de los pacientes diabéticos sufren de diabetes tipo 1.

Es, además, una enfermedad que afecta más comúnmente a niños, adolescentes y adultos jóvenes. Las investigaciones científicas que han estudiado sus causas aún no han encontrado cómo prevenirla.

Lo que sí se sabe es que hay factores genéticos que influyen y la probabilidad de que una persona desarrolle esta enfermedad es mucho más alta si tiene familiares que ya la hayan padecido. “Aunque la mayoría de los pacientes con diabetes tipo 1 no tienen antecedentes familiares”, advirtió la FDA.

Para mitigar los síntomas, los diabéticos tipo 1 necesitan aplicarse insulina por medio de inyecciones o a través de una bomba. Es un tratamiento difícil, pues debe darse a diario y con regularidad.

Tanto la diabetes de tipo 1 como de tipo 2, pueden causar problemas graves en la salud.
Tanto la diabetes de tipo 1 como de tipo 2, pueden causar problemas graves en la salud. - Foto: Getty Images

De acuerdo con la organización Trialnet, especializada en tratar a pacientes con diabetes tipo 1, esa enfermedad tiene tres estadios o fases. En el primero, el sistema inmune empieza a atacar las células productoras de insulina, pero eso no se refleja en los síntomas porque la cantidad de azúcar en la sangre no varía.

Luego, en el estadio 2, los niveles de glucosa en la sangre empiezan a aumentar. Aun así, las personas siguen sin presentar síntomas. Es justo en el estadio tres cuando aparecen las manifestaciones comunes entre los pacientes diabéticos. “Incluyen micción frecuente, sed excesiva, pérdida de peso y fatiga”, reza la página web de Trialnet.

Ahora bien, es precisamente en la transición entre el segundo y el tercer estadio cuando el medicamento recién aprobado por la FDA podrá servir para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Tzield se une a ciertas células del sistema inmunitario y retrasa la progresión al estadio 3 de la diabetes tipo 1″, advirtió la FDA en un comunicado. Y agregó que ese fármaco tiene la capacidad de “desactivar las células inmunitarias que atacan a las células productoras de insulina, mientras aumenta la proporción de células que ayudan a moderar la respuesta inmunitaria”.

El medicamento fue aprobado para aplicarse a los pacientes diabéticos por medio de una infusión intravenosa, que debe inyectarse diariamente durante 14 días seguidos.

Durante los ensayos clínicos para probar el medicamento, la FDA advirtió que mientras los pacientes que lo recibieron llegaron al estadio 3 en 50 meses, quienes no se sometieron al tratamiento pasaron de estadio en 25 meses.

En otras palabras, el fármaco logró que, en promedio, el tiempo para pasar de un estadio a otro fuera el doble.