Home

Mundo

Artículo

El presidente de Perú, Pedro Castillo, deberá defenderse por una hora en el Congreso de su país.
El presidente de Perú, Pedro Castillo. - Foto: Getty Images / Fotoholica Press / Colaborador

perú

Golpe de Estado en Perú: renuncian varios ministros de Pedro Castillo; ¿se quedó solo?

Castillo decretó en Perú un estado de excepción, mientras la crisis aumenta de nivel.

La crisis política en Perú tomó su punto más álgido con la renuncia de los primeros ministros en el gabinete de Pedro Castillo. Entre ellos, se destaca el jefe del Ministerio de Relaciones Exteriores, César Landa, quien comunicó de forma ”irrevocable” su decisión.

A él se suma el titular del Ministerio de Trabajo, Alejandro Salas, quien divulgó su renuncia a través de redes sociales. “Coherente con mis principios y con pleno respeto a la democracia, he presentado mi renuncia al Gabinete Ministerial. Agradezco haber servido al país el tiempo que estuve a cargo de las carteras de Cultura y Trabajo”.

El encargado de la oficina de Economía y Finanzas, Kurt Burneo, detalló que formaba parte de la ola de quienes se apartaban del cargo al considerar que se habían traspasado los límites. “Habiéndose vulnerado el Estado de Derecho y en línea con mis principios democráticos, presento mi renuncia irrevocable al cargo de ministro de Economía y Finanzas”, enfatizó.

La lista no termina ahí, pues continúa subiendo el número de ministros y funcionarios que dieron un paso al costado. Esto se produce en un momento en el que Perú permanece en el limbo y algunos analistas vaticinan que el mandatario puede tener las “horas contadas” en el Palacio de Gobierno. Uno de los anuncios más recientes lo hizo quien, hasta la fecha, encabezaba el Ministerio de la Mujer, Heidy Juárez.

“Ante la decisión tomada por el presidente, la misma que no se ajusta al orden constitucional y a mis principios democráticos, he decidido presentar mi renuncia al cargo de Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. La democracia debe estar primero”, subrayó.

En este punto, el mandatario empieza a quedarse cada vez más solo, pues alegando una “ruptura del orden constitucional”, también renunció el principal abogado de Castillo, Benji Espinoza. Posteriormente, trascendió la dimisión del embajador de Perú ante las Naciones Unidas, Manuel Rodríguez Cuadros.

“Acabo de presentar mi renuncia irrevocable al cargo de embajador del Perú en las Naciones Unidas por el golpe de Estado producido en el Perú. Aquí mi carta de renuncia”, dijo Rodríguez en un comunicado.

Se agudiza la crisis política

Más temprano, Castillo anunció que disolvía el Congreso. “En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”, anunció el mandatario”.

Las dimisiones se conocen a solo horas de que se llevara a cabo una sesión para debatir la vacancia presidencial contra el jefe de Estado, quien nuevamente está bajo las cuerdas. El mandatario peruano declaró también que todos aquellos ciudadanos que posean “armamento” ilegal deberán entregarlo a la Policía Nacional en un plazo máximo de 72 horas.

Para aquellos que incumplan su disposición, advirtió que estarían cometiendo “un delito castigado con la pena de prisión que se establecerá en el decreto-ley. La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas dedicarán todos sus esfuerzos a la lucha real y eficaz contra la delincuencia, la corrupción y el narcotráfico”. Durante su intervención, además, agregó que se reorganizará el sistema de justicia.