Home

Mundo

Artículo

La vicepresidente de Perú, Dina Boluarte (D) junto al embajador de Reino Unido
La vicepresidente de Perú, Dina Boluarte (D) junto al embajador de Reino Unido - Foto: Twitter @DinaErcilia

mundo

Dina Boluarte, vicepresidente de Perú, se salvó de ser destituida, ¿qué pasó?

Era acusada de presuntas irregularidades administrativas.

Una comisión del Congreso desestimó y archivó este lunes 5 de diciembre una denuncia que buscaba destituir del cargo a la vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, por una supuesta infracción constitucional.

En audiencia, la subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso aprobó, con 13 votos a favor y 8 en contra, archivar por falta de evidencias la denuncia contra la número dos del gobierno comandado por el izquierdista Pedro Castillo.

Boluarte, abogada de 60 años, fue acusada de presuntas irregularidades administrativas. La subcomisión buscaba inhabilitarla por 10 años para ejercer cargos públicos. Una sanción iba a colocar al jefe del Congreso, José Williams, en la línea inmediata de sucesión presidencial, en momentos que Castillo debe afrontar este miércoles un nuevo pedido de destitución en el Parlamento.

El Congreso de Perú es dominado por la derecha y está enfrentado a Castillo desde que inició sus funciones en julio de 2021. El actual jefe Williams es un general retirado del Ejército, del conservador partido Avanza País. La vicepresidenta fue denunciada ante el Congreso por la Contraloría por ejercer un cargo en una entidad privada al mismo tiempo que es funcionaria, algo que la ley peruana prohíbe.

Según la Contraloría, Boluarte firmó documentos como presidenta del Club Departamental Apurímac cuando ya formaba parte del gobierno. Boluarte es oriunda de Apurímac, región al sureste de Perú. Este club lo integran los apurimeños que residen en Lima.

No se acaban los problemas en el gobierno de Pedro Castillo

El ministro de Defensa peruano, Daniel Barragán, presentó su renuncia al presidente Pedro Castillo a través de una carta en la que se ha referido a “motivos personales” y agradeció al mandatario por la oportunidad.

“Manifiesto mi profundo agradecimiento al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, a los comandantes generales de la Fuerza Aérea, Marina de Guerra, Ejército del Perú; y al personal militar y civil del sector Defensa, por su apoyo y trabajo en equipo para alcanzar los objetivos estratégicos del sector”, se puede leer en el escrito difundido a través de Twitter.

Barragán había asumido el cargo el pasado 23 de septiembre para remplazar a Richard Tineo, quien asumía el puesto homólogo en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

La dimisión ha suscitado que diferentes congresistas hablen de que Pedro Castillo está preparando un golpe de Estado que Barragán no ha estado dispuesto a apoyar, algo que Castillo ha negado rotundamente y ha manifestado que su Ejecutivo no tiene intención de cerrar el Parlamento con el fin de evitar una moción de vacancia.

La Presidencia del Consejo de Ministros también se ha apresurado a desmentir estos rumores. “El Gobierno del pueblo es respetuoso de los principios democráticos, por eso hacemos un llamado a todos los peruanos de bien, para no caer en especulaciones sobre un presunto quiebre del orden constitucional. El Ejecutivo reitera su absoluto respeto a todos los poderes del Estado”, declaró a través de Twitter.

Estas dimisiones siguen demostrando la inestabilidad política que vive Perú desde que Castillo asumió como presidente.

Con información de AFP y Europa Press.