Home

Mundo

Artículo

En sus años de gobierno han desfilado tantos ministros que ya es normal que renuncien al poco tiempo de ser juramentados
En sus años de gobierno han desfilado tantos ministros que ya es normal que renuncien al poco tiempo de ser juramentados. - Foto: Twitter @presidenciaperu

perú

Sigue el desfile de ministros en el Gobierno de Pedro Castillo; estos son los nuevos jefes de cartera a los que les tomó juramento

La crisis política que vive el país no deja de preocupar a la comunidad internacional.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, nuevamente debió tomarle juramento a su nuevo Consejo de Ministros, que tendrá seis nuevos cambios.

Horas después de tomar juramento a Betssy Chávez como nueva primera ministra de Perú tras la renuncia del cargo por parte de Aníbal Torres, Castillo ha llevado a cabo el nombramiento de los titulares de las 18 carteras que compondrán su Gobierno, ha informado ‘La República’.

Entre los cambios destaca Oliverio Muñoz como nuevo ministro de Energía y Minas, en reemplazo de Alessandra Herrera; Eduardo Mora Aznarán al frente del Ministerio de la Producción, en sustitución a Jorge Prado; o Cinthyia Lindo como ministra Desarrollo e Inclusión Social, cuya predecesora era la vicepresidenta Dina Boluarte.

Asimismo, Heidy Juárez, congresista de Podemos Perú, juró como ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables; Juan Rodo Altamirano lo hizo como ministro de Desarrollo Agrario y Riego; Silviana Robles, de Perú Libre, como ministra de Cultura, según detalló el Ejecutivo en un comunicado oficial.

En el resto de carteras se mantuvieron los mismos titulares, entre los que se destacan César Landa, que seguirá al frente del Ministerio de Exteriores, Daniel Barragán como ministro de Defensa y Willy Huerta como ministro del Interior.

La renovación del Consejo de Ministros se da tras la negativa del Congreso a apoyar la propuesta del ahora ex primer ministro Aníbal Torres de reformar la ley de convocatorias de referéndum, con la que el Ejecutivo pretendía derogar la ley 31399, una norma que desde principios de 2022 pone trabas a la convocatoria de una votación popular.

Dicha medida, promulgada por la oposición en el Congreso, le quitó el poder al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) de someter a referéndum asuntos trascendentales para la ciudadanía de Perú, obligando al organismo a que la propuesta de votación sea previamente evaluada y aprobada en el Congreso.

El jefe de Gobierno esperaba devolver a la JNE la autoridad para la convocatoria de referéndum sin pasar por la aprobación del Parlamento, algo que la mesa del Congreso rechazó totalmente el pasado jueves 24 de noviembre.

“La Mesa Directiva ha acordado por mayoría rechazar de pleno la cuestión de confianza planteada por el presidente del Consejo de Ministros por tratarse de maneras prohibidas para el planteamiento de una cuestión de confianza, tal como lo estableció el Tribunal Constitucional”, aseveró el presidente del Congreso, José Williams en declaraciones recogidas por RPP.

El titular del Parlamento peruano ha justificado la decisión asegurando que lo planteado por el primer ministro del país, Aníbal Torres, excede el marco constitucional y legal porque pasa por alto al Congreso, lo que representaría “una grave alteración” al Estado y a la separación de poderes.

Por esta misma propuesta del Gobierno la oposición ha presentado una denuncia constitucional contra el presidente Pedro Castillo, el primer ministro y los ministros de todo el Ejecutivo, alegando que habrían infringido varios artículos de la Constitución.

La inestabilidad en los ministerios del gobierno de Castillo tiene prendidas las alarmas en la comunidad internacional, quienes piden que se puedan a llegar acuerdos con la oposición, la cual es mayoría en el Congreso de la República.

Con información de Europa Press