mundo

Google recibe millonaria multa en Rusia por publicar contenidos de Ucrania

La multa se impuso luego de que el gigante de Internet no suprimiera contenidos considerados como ilegales en territorio ruso.


Un tribunal de Rusia condenó el jueves a Google a una multa de más de 126.000 euros (516 millones de pesos colombianos al cambio) por no haber suprimido contenidos “prohibidos” sobre la ofensiva rusa en Ucrania, que inició el pasado 24 de febrero.

El servicio de prensa de los tribunales de Moscú precisó en su cuenta de Telegram que Google fue condenado tras dos querellas diferentes interpuestas por el regulador de las telecomunicaciones Roskomnadzor, ya que el gigante de Internet no suprimió contenidos considerados como ilegales en Rusia.

Google está acusado de publicar en YouTube un video que muestra una supuesta conversación entre militares rusos y sus familiares en la que se quejan de las importantes pérdidas humanas en sus filas, informaron las agencias rusas.

Otro video calificado como ilegal que fue difundido en Youtube contenía llamados del grupo radical ucraniano Pravy Sektor a organizar atentados y actos de sabotaje en territorio ruso, según estas agencias.

Rusia prometió a principios de abril represalias tras el cierre de la cuenta del canal de la Cámara Baja rusa. Además cuentas de varios medios favorables al Kremlin y de altos funcionarios rusos también fueron bloqueadas.

Y es que el pasado siete de abril el regulador ruso de los telecomunicaciones anunció que había prohibido a Google a hacer publicidad en Rusia, y acusó a su plataforma YouTube de difundir falsas informaciones sobre las fuerzas rusas en Ucrania.

YouTube se convirtió en una plataforma clave para la difusión de ‘fake news’ sobre la operación militar especial en el territorio de Ucrania, desacreditando a las fuerzas armadas rusas”, indicó Roskomnadzor, que reprochó también al sitio de videos de publicar contenidos de “extremistas” ucranianos.

FOTO DE ARCHIVO: La aplicación de Google se ve en un teléfono inteligente en esta ilustración tomada el 13 de julio de 2021. REUTERS / Dado Ruvic // Foto de archivo
“YouTube se convirtió en una plataforma clave para la difusión de ‘fake news’", aseguró Roskomnadzor. - Foto: REUTERS

El regulador acusó además a Google de censurar a los medios de Estado rusos, cuyos canales YouTube fueron cerrados. En consecuencia, Google ya no tendrá derecho a “hacer publicidad de Google LLC” y de sus plataformas en Rusia.

Por otra parte, los motores de búsqueda rusos deberán indicar que Google y sus filiales violan la ley rusa cuando se efectúa una búsqueda de sus nombres.

Estas medidas son mucho menos graves que las que se tomaron contra otras gigantes de la web por acusaciones similares. Facebook e Instagram fueron bloqueados en Rusia desde marzo pasado por un tribunal de Moscú por considerar que realizaban actividades “extremistas”.

Roskomnadzor también restringió el acceso a la red social Twitter en Rusia tras la invasión a Ucrania. La difusión de informaciones que desacrediten al ejército ruso puede ser condenada con hasta 15 años de prisión en Rusia.

Facebook, Twitter e Instagram fueron bloqueados en Rusia desde marzo pasado, tras la invasión a Ucrania.
Facebook, Twitter e Instagram fueron bloqueados en Rusia desde marzo pasado, tras la invasión a Ucrania. - Foto:

Francia multó a Google con US$ 2,2 millones por su tienda de aplicaciones

En marzo, el Tribunal de Comercio de París también impuso a Google una multa de dos millones de euros (2,2 millones de dólares, aproximadamente) por prácticas abusivas hacia los desarrolladores de aplicaciones móviles.

El Ministerio de Economía llevó a la empresa estadounidense ante la justicia en 2018 por “imponer tarifas” a las empresas emergentes francesas que querían vender sus aplicaciones en sus plataformas, recuperar sus datos y poder modificar “unilateralmente” los contratos.

De acuerdo con la sentencia consultada por la agencia AFP, el tribunal consideró que las siete cláusulas controvertidas del contrato de distribución, fechadas del cinco de mayo de 2015 al 2 de julio de 2016, las “impuso Google sin una negociación efectiva”.

Estas cláusulas “reflejan el sometimiento o el intento de someter a los desarrollados de aplicaciones a obligaciones que crean un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes”, agregó.

Una de las cláusulas imponía que los desarrolladores debían aplicar un precio para sus aplicaciones dentro de un rango definido por Google, que a continuación recuperaba el 30 % de cada venta en su Play Store.

Por “la gravedad de sus prácticas”, Google deberá abonar una multa de dos millones de euros por “atentar contra el orden público económico” y tendrá que modificar sus polémicas cláusulas en un plazo de tres meses.

*Con información de la Agencia AFP