Home

Mundo

Artículo

El asesinato se suma a un preocupante panorama de violencia en el país. - Foto: SEMANA

méxico

Hallan muerto a un alcalde de México tras varios días desaparecido

Este caso se suma a otros en una escalada de violencia, protagonizada por los grupos de narcotráfico, que sacude a ese país.

Las autoridades de México hallaron muerto a Enrique Velázquez Orozco, alcalde de la localidad de Contepec, en Michoacán, tras varios días desaparecido.

La Fiscalía de Michoacán confirmó el asesinato de Velázquez, cuyo cuerpo presentaba heridas de bala. Fue encontrado en la comunidad de El Jacal, en la misma localidad que gobernaba, ubicada casi en la frontera con Estado de México.

El Ministerio Público michoacano indicó que los familiares de Velázquez informaron que este permanecía desaparecido desde el sábado, pero que no presentaron denuncia “ante la expectativa de que regresara y ante el temor de que se pusiera en riesgo su integridad”, según ha recogido el diario mexicano ‘El Universal’.

Velázquez era veterinario y fue elegido como alcalde de Contepec para el período 2021-2024 bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

México figura como uno de los países más violentos de América Latina: el Informe de Seguridad del Secretariado Ejecutivo de México aseguró, en un informe, que el país cerró el mes de enero de este año con una cifra de más de dos mil asesinatos.

Así mismo, este país figura como uno de los más peligrosos del mundo para ser periodista, dice la organización Periodistas sin Fronteras. En lo que va del año 2022 la cifra de periodistas asesinados en el país es de siete. A México lo siguen en la lista países como Afganistán y Yemen.

Entender la violencia en México

El asesinato a periodistas y la violencia en México, de manera general, puede ser entendida por la presencia de distintos y diferentes grupos armados que se disputan, mayoritariamente, territorios y rutas de narcotráfico.

Todo el territorio nacional mexicano se encuentra controlado por, al menos, una organización de narcotráfico o cartel. Los carteles más grandes del país son el cartel de Sinaloa, comandado por la familia del Chapo Guzmán y el hasta hoy prófugo Ismael ‘El Mayo’ Zambada; el cartel del Golfo, que controla sectores cercanos a la frontera con Texas, Estados Unidos, y el cartel de Jalisco Nueva Generación, comandado por Nemesio Oseguera Cervantes ‘El Mencho’.

Este ultimo cartel cobró relevancia internacional luego de que, en 2020, alias el Mencho diera una muestra del poderío del cartel, que cuenta con armamento pesado y un ejército de hombres armados.

Los carteles han logrado acumular una gran cantidad de poder económico y político. Muchos alcaldes, senadores y figuras en cargos de poder, tienen o han tenido vínculos con carteles del narcotráfico.

Esto ha generado que gran parte de los territorios nacionales sean controlados por el poder del narco, creando zonas grises que quedan completamente vaciadas de presencia del Estado. Como muestra de esto se encuentra la ciudad de Culiacán, controlada principalmente por el cartel de Sinaloa, encabezado por la familia Guzmán.

En 2019, uno de los hijos del chapo Guzmán, Ovidio, fue capturado en Culiacán. Esto ocasionó varios enfrentamientos armados en la ciudad, que era transitada por hombres armados en camionetas. Los hostigamientos y ataques por parte del cartel de Sinaloa fueron tan fuertes, que el Gobierno mexicano tuvo que liberar a Guzmán.

Ovidio Guzmán, hijo del jefe del cartel de Sinaloa Joaquín 'El Chapó' Guzmán. Foto: Twitter.

La poca presencia del Estado y su derrota por parte de los grupos narcotraficantes en muchas regiones del país han generado que surjan, además, fenómenos de violencia irregular a manos de civiles, en lo que se configura como un fenómeno paramilitar.

Esto acrecienta los niveles de violencia en México, ya que ahora, miembros armados de la población civil, organizan ejércitos irregulares de defensa ciudadana que se enfrentan al poderío de los carteles. Además, muchos de estos grupos terminan por incursionar en el narcotráfico, lo que ocasiona nuevos enfrentamientos por el control de territorios para la venta de estupefacientes.

*Con información de la EP.