Home

Mundo

Artículo

Imagen compartida en redes por @brunelldonald
Una pareja que llevaba más de 70 años juntos, murió con apenas horas de diferencia. - Foto: Imagen compartida en redes por @brunelldonald

mundo

Hasta que la muerte los separe: esposos centenarios fallecieron con pocas horas de diferencia

La pareja falleció en la misma clínica y en la misma habitación, con apenas unas horas diferencia.

La pareja compuesta por Hubert y June Malicote vivieron un matrimonio de 79 años. Cuando ambos tenían 100 años, les llegó a ambos la muerte con apenas horas de diferencia, de acuerdo con el Dayton Daily News, un periódico de Ohio, en Estados Unidos.

Antes de morir, la pareja celebró el Día de Acción de Gracias con toda la familia. “Todo estuvo bien”, dijo Sam Malicote, su hijo de 76 años al Dayton Daily News, hablando de la celebración.

En la noche, June enfermó gravemente y su hija, quien vivía cruzando la calle de la casa de sus papás, la llevó al hospital. Al día siguiente, el 25 de noviembre, su esposo, con quien había compartido más de siete décadas juntos fue a la clínica y al ver a su pareja tan grave se derrumbó. “Realmente se vino abajo”, dijo Sam Malicote.

Dado el deterioro repentino de Hubert al ver el mal estado de su esposa, fue admitido también en la clínica, en la misma habitación donde estaba su esposa. La pareja permaneció durante unos días en estado grave, hasta que el miércoles 30 de noviembre a las 9:15 de la noche Hubert falleció. Apenas 20 horas más tarde, siendo el jueves 1.° de diciembre, su esposa murió. Eran las 5:40 de la tarde.

Tras el fallecimiento, su hijo confesó que aunque se sentía triste, entendía que habían tenido una gran vida: “Me siento triste, pero no debería. ¿Quién puede esperar vivir una vida así? Vivieron una vida larga y feliz juntos y se dedicaron a Dios y a la familia”.”

Juntos desde 1941

La pareja se conoció en 1941 en la iglesia, en su estado natal de Kentucky, de acuerdo con el New York Post. En el invierno de 1942, cuando Hubert se alistó en la Marina de Estados Unidos, siguieron su relación, pese a que el hombre combatió en la Segunda Guerra Mundial. En ese período, solo se vieron dos veces durante una licencia que duraba, en cada ocasión, 13 días. El matrimonio se dio justo en esa segunda licencia, y ni siquiera sabían si se volverían a ver.

Al regreso de la guerra el hombre volvió a trabajar en la misma compañía a la que estaba afiliado antes de irse, Diebold Inc., una firma financiera. Décadas más tarde se jubiló, en 1990.

El pasado 8 de junio celebraron su 79 aniversario de bodas. June, quien era 10 días más joven, cumplió 100 años el 13 de julio; Hubert los cumplió el 23 de julio. La pareja tuvo tres hijos, Sam, Jo y Theresa McBride, de cuyas uniones surgieron 7 nietos y 11 bisnietos.

De acuerdo con declaraciones de la pareja al canal WLWT 5, un matrimonio de tantos años se pudo consolidar porque jamás tuvieron “una pelea seria”, en sus cerca de ocho décadas de convivencia.

En la entrada de su casa tenían un aviso que decía “Un viejo semental vive aquí con su potra”.

“No pasamos por la vida sin problemas, pero nunca haríamos nada para lastimarnos el uno al otro”, dijo Hubert al medio Today en junio pasado. “Si hay controversia, es posible que tengas que alejarte por un par de minutos. Luego vuelves y cambias de tema o lo resuelves... Si tienes dificultades, resuélvelas. Yo diría que no te vayas a la cama enojado”, aseguró.

Hubert había hablado desde antes de lo que sería perder a su esposa. Según el medio Local 12, el hombre aseguraba que la vida sin ella no sería igual. “Si algo le pasara a ella, sería malo. Y es lo mismo con ella. Nos encanta estar juntos”.

Además, ambos estaban encantados de estar vivos. De acuerdo con Local 12, Hubert dijo en una entrevista: “Tengo 100 años, no puedo creerlo”, mientras que June aseguró: “Espero con ansias todos los días”.