invasión a ucrania

Invasión a Ucrania: Zelenski asegura que hay más de 1.100 ucranianos muertos en Kiev

El mandatario denunció la “deportación” de más de medio millón de ciudadanos ucranianos hacia Rusia.


El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunció que las tropas rusas han matado a un total de 1.126 civiles, al menos 40 de ellos eran menores oriundos de la región de Kiev y, todo esto ha ocurrido desde el comienzo de la guerra iniciada por Rusia a finales de febrero.

En un discurso ante el Parlamento portugués, Zelenski subrayó el horror de la ciudad de Bucha, tras conocerse la matanza de civiles al abandonarla las tropas rusas. También aseguró que se puede presenciar en ciudades como Chernígov, Sumi o Járkov, así como en otras regiones en las que han estado presentes las Fuerzas Armadas de Rusia.

El mandatario destacó el ejemplo de Yahide, una localidad de la región de Chernígov donde los soldados rusos “llevaron a todos los ciudadanos al sótano de la escuela y los mantuvieron allí durante semanas”.

“Es una pequeña escuela de pueblo, un pequeño sótano en el que murieron unas diez personas solo por asfixia. El niño más pequeño en el sótano tenía tres meses y el mayor tenía 93 años. En total, allí había unas 400 personas”, ha explicado Zelenski, según la agencia Ukrinform.

También ante el Parlamento portugués, el presidente ucraniano ha acusado a Rusia de “deportar” a más de 500.000 ciudadanos de Ucrania hacia regiones “remotas” del países euroasiáticos.

Los ocupantes rusos ya han sacado al menos a 500.000 de nuestros ciudadanos del territorio que han ocupado. Había gente, y no hay ninguna (...). Esto es deportación, esto es lo que hicieron los peores regímenes totalitarios del pasado”, añadió Zelenski.

Falla la evacuación de civiles por corredores humanitarios en Jersón y Mariúpol

La evacuación de civiles va “muy lenta” en la ciudad asediada de Mariúpol y no ha sido posible habilitar tres corredores humanitarios en la región de Jersón en Ucrania, según ha informado la viceprimera ministra ucraniana, Irina Vereschuk.

“No hay nada que destacar en Mariúpol. Todo va muy lento. En el lado ruso, todo es muy complicado, caótico, lento y, por supuesto, deshonesto”, ha lamentado Vereschuk en un comunicado en su cuenta de Facebook.

Así, ha destacado que el hecho de que “ayer por primera vez la gente fuera de Mariúpol a Zaporiyia directamente (estos son los cuatro autobuses que salieron ayer de Mariúpol) da esperanzas”.

En este sentido, ha pedido disculpas a los habitantes de Mariúpol que esperaron este jueves ser evacuados. “El bombardeo comenzó cerca del punto de recogida, lo que obligó a cerrar el corredor humanitario”, ha explicado.

En la región de Jersón tampoco se han logrado habilitar tres corredores humanitarios: “Los ocupantes no han detenido el fuego, por lo que los corredores no se han podido abrir”, ha dicho Vereschuk en el comunicado.

Asimismo, ha denunciado que un “señor de la guerra” ha tomado como rehén al representante de Novovorontsovska, nombrado jefe de transporte público a nivel estatal, para intercambio de prisioneros cuando estaba manteniendo conversaciones con el Ejército ruso para organizar corredores humanitarios.

“Este fue un error del que no solo será responsable el acusado especificado, sino también aquellos que permiten la captura de nuestros civiles para intercambiar rusos por prisioneros de guerra”, ha aseverado.

Mariúpol rechaza rendirse

El 11 de abril, los separatistas prorrusos afirman haber conquistado completamente la zona portuaria de Mariúpol.

Al día siguiente, las autoridades regionales estiman que al menos 20.000 personas murieron en la ciudad. Joe Biden habla por primera vez de “genocidio” en Ucrania. El 17 de abril, los últimos defensores de Mariúpol ignoran un ultimátum del ejército ruso.

*Con información de Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.