Tendencias

Home

Mundo

Artículo

President Biden Addresses Supreme Court Decision
El presidente de EE. UU., Joe Biden, dejó claro que no pretende revertir el polémico reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. - Foto: Getty Images via AFP

mundo

Joe Biden se reunirá con dirigentes palestinos antes de viajar a Arabia Saudita

Posteriormente, el presidente de EE. UU. viajará de Israel a Arabia Saudita, rival regional de Irán, donde pretende discutir los volátiles precios del petróleo.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reunirá este viernes con el líder palestino Mahmud Abas en Cisjordania, ocupada para discutir medidas económicas, aunque no se espera ningún avance diplomático relevante.

Belén será la siguiente escala de la gira de Biden a Oriente Medio, luego de reunirse en Jerusalén con autoridades israelíes y antes de viajar a Arabia Saudita.

Con las negociaciones de paz palestino-israelíes estancadas desde 2014, un funcionario estadounidense dijo que la delegación hará “algunos anuncios significativos (...) para aumentar las oportunidades económicas de los palestinos”.

Biden anunciará una ayuda “adicional de 201 millones de dólares” para la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo UNRWA (por sus siglas en inglés), que brinda apoyo de emergencia y programas de asistencia social, afirmó este viernes un alto funcionario de la administración.

“El presidente ha restablecido los fondos para la UNRWA, que la anterior administración había cortado por completo, y, bajo el presidente Biden, Estados Unidos es ahora el mayor donante de la UNRWA”, agregó.

La delegación estadounidense presentará planes de acelerar la infraestructura de internet 4G en la Franja de Gaza y Cisjordania para finales de 2023, una aspiración de muchos palestinos que han visto cómo algunos en Israel utilizan redes de 5G.

Biden también anunciará “un paquete financiero significativo” para hospitales en Jerusalén Este, anexada por Israel, que atienden generalmente a palestinos.

El presidente estadounidense deberá visitar uno de esos hospitales antes de la reunión con Abas, sin la compañía de autoridades israelíes.

Pero Biden dejó claro el jueves que no pretende revertir el polémico reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. Esta medida, de su antecesor Donald Trump, causó mucha indignación entre los palestinos, los cuales ven a Jerusalén Este como sede de su futuro Estado.

Joe Biden
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realiza una gira exprés por Oriente Medio antes de su polémica visita a Arabia Saudita. - Foto: AP

“Encoger el conflicto”

Biden viajará a Belén para reunirse con Abas, dado que los palestinos tienen prohibido realizar actividades políticas en Jerusalén.

El líder estadounidense reafirmó el jueves el apoyo de Washington a “una solución de dos Estados para dos pueblos, los cuales tienen raíces profundas y antiguas en esta tierra, viviendo lado a lado en paz y seguridad”.

El primer ministro israelí, Yair Lapid, dice que apoya la solución de dos Estados, pero no se espera que haya avances hacia un acuerdo de paz antes de las elecciones de noviembre.

El gobierno israelí recientemente adoptó una iniciativa llamada “encoger el conflicto”, que incorpora medidas económicas como el aumento del número de permisos para que los palestinos trabajen en Israel.

Según el Banco Mundial, la tasa de pobreza en los territorios palestinos alcanzó 27 % el año pasado, y advirtió en abril que la perspectiva “continúa precaria y sujeta a riesgos adicionales de política y seguridad”.

“A través de mis décadas de servicio, he visto a Israel crecer hasta convertirse en los sueños más salvajes de sus padres y madres fundadores. Fue un honor para mí ser galardonado con la Medalla presidencial de Honor de Israel”, escribió Biden en su cuenta de Twitter.

Próxima parada, Yeda

Pero encontrar una solución al conflicto de décadas no fue una prioridad de Biden en su encuentro con Lapid el jueves.

Los temas que centraron la reunión fueron el programa nuclear iraní y su apoyo a grupos islamistas como Hamás, que gobierna la Franja de Gaza.

Biden y Lapid firmaron un nuevo pacto de seguridad en el cual Washington se comprometió a utilizar sus “poderes nacionales” para asegurar que Teherán no llegue a tener una arma nuclear.

Tras la visita a Cisjordania, Biden viajará de Israel a Arabia Saudita, rival regional de Irán.

Será el primer vuelo reconocido públicamente entre Tel Aviv y el reino del Golfo, que no reconoce a Israel.

En un aparente gesto de apertura hacia Israel antes de la visita de Biden, Arabia Saudita anunció el viernes el levantamiento de las restricciones a “todas las aerolíneas” en su espacio aéreo.

El gobernante estadounidense “recibe con satisfacción y alaba la histórica decisión” de Riad, según informó la Casa Blanca en un comunicado el jueves.

Por su parte, la ministra de Transportes israelí, Merav Michaeli, calificó este viernes de “paso importante” la apertura del espacio aéreo saudita.

La medida de Riad elimina las restricciones de sobrevuelo para aviones que viajan hacia y desde Israel.

Arabia Saudita ha defendido su compromiso con la postura tradicional de la Liga Árabe de no establecer relaciones oficiales con Israel hasta que se resuelva el conflicto palestino.

Se espera que Biden se encuentre con gobernantes árabes del Consejo de Cooperación del Golfo, reunidos en la ciudad saudita de Yeda, para discutir los volátiles precios del petróleo.

*Con información de AFP.