Home

Mundo

Artículo

La contraofensiva ucraniana llega hasta Jersón y detuvo el referendo ruso. Foto: AFP
Los mandatarios latinoamericanos condenaron la guerra que ya casi se extiende por siete meses. - Foto: AFP

mundo

Mandatarios de América Latina se unieron en la ONU para pedir el fin de la guerra en Ucrania

Sin importar la tendencia política de los presidentes de la región, hubo una voz en común: acabar la guerra en Ucrania.

La casi totalidad de los presidentes latinoamericanos que intervinieron este martes en la Asamblea General de la ONU reclamaron negociaciones para poner fin al conflicto provocado por la invasión rusa de Ucrania, que ha ahondado la crisis alimentaria mundial, disparó los precios de la energía y gatilló la inflación.

Desde el derechista presidente brasileño Jair Bolsonaro, o el paraguayo Mario Abdo Benítez, a los izquierdistas Gustavo Petro (Colombia), Luis Alberto Arce (Bolivia) o el peruano Pedro Castillo reclamaron negociaciones para poner fin a un conflicto que está afectando al mundo entero y que como alertó el presidente francés Emmanuel Macron desde la misma tribuna, lo está “fracturando”.

“Alto el fuego inmediato” y “diálogo” han sido algunos de los deseos y demandas más oídos en la tribuna de la ONU de la boca de los latinoamericanos y otros países del Sur, así como críticas a las sanciones impuestas por la comunidad internacional para doblegar la determinación del presidente ruso Vladimir Putin a someter a Ucrania bajo su férula.

“Estas medidas han dañado la recuperación económica y han amenazado los derechos humanos de las poblaciones vulnerables, incluidos en los países europeos”, recordó Bolsonaro antes de advertir que la “estabilidad, la seguridad y la prosperidad del ser humano está en serio riesgo si el conflicto persiste o se propaga”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ofreció este martes en la Asamblea General de la ONU “abrir sus puertas” a los religiosos católicos que “sufren persecución” por el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua. Anna Moneymaker/Getty Images/AFP (Photo by Anna Moneymaker / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro en la Asamblea de la ONU. - Foto: Getty Images via AFP

El canciller ucraniano, Dmytró Kuleba, no estuvo de acuerdo: “las sanciones no son la causa del problema” y se trata, sobre todo, de que Putin “no se salga con la suya”, dijo en un evento el lunes.

Gabriel Boric, presidente de Chile, debutó dando su participación por primera vez en el foro diplomático mundial. El joven mandatario chileno pidió realizar todas las acciones necesarias para “detener la injusta guerra de Rusia sobre Ucrania”, declaró el gobernante de izquierda, que se sumó a su homólogo colombiano, Gustavo Petro, que también condenó la guerra.

El boliviano Arce pidió que el mundo entero sea una zona de paz, exigió la misma atención para otros conflictos como el palestino, que la comunidad internacional está dando a la invasión rusa.

“Siempre hemos pregonado la solución pacífica de cualquier controversia”, señaló por su parte el argentino Alberto Fernández. “Es imperioso que cesen todas las hostilidades desatadas. Por ese motivo, necesitamos trabajar unidos para imponer el diálogo y recuperar la paz en la disputa iniciada con el avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio de Ucrania”.

Gabriel Boric, presidente de Chile ante asamblea general de la ONU
Gabriel Boric, presidente de Chile ante asamblea general de la ONU - Foto: Gabriel Boric, presidente de Chile ante asamblea general de la ONU

A la opción del diálogo se suma el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ausente de esta cita, que el pasado 16 de septiembre propuso la creación de un comité para el diálogo y la paz integrado por el primer ministro de India, Narendra Modi, el papa Francisco y el secretario general de la ONU, António Guterres.

La misión pacífica debería, según el mexicano, buscar un cese inmediato del fuego y el inicio de pláticas directas entre los presidentes de Ucrania, Volodímir Zelenski, que se dirigirá excepcionalmente por video a esta cita mundial este miércoles, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, otro de los ausentes del cónclave al igual que el chino Xi Jingping.

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdoğan, que ha logrado mantener relaciones con Moscú y Kiev, también abogó por negociar una salida digna. “Juntos, debemos encontrar una solución diplomática razonable que ofrecerá a las dos partes una salida digna de la crisis”, dijo.

*Con información de la AFP.