mundo

No hay cama pa’ tanta gente: el plan Joe Biden contra la escasez de vivienda en EE. UU.

Estados Unidos vive un encarecimiento en los bienes raíces producto de varios factores económicos.


Frente a la escasez de vivienda que disparó los precios de venta y los de alquileres, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, reveló su plan para mejorar el acceso a una mayor oferta de vivienda y precios más asequibles.

Con los precios al consumidor aumentando a su ritmo más rápido desde inicios de los años ochenta, en que cerca de un tercio se debe a costos de la vivienda, Biden ha dicho que atacar la inflación del país es una de sus prioridades.

El nuevo plan busca proveer acceso a crédito para los constructores de vivienda y para los compradores, en especial a familias de bajos ingresos, así como asistencia a los inquilinos, mientras ceden las dificultades con el suministro de materiales de construcción y con la mano de obra.

Este plan también busca desestimular la reciente tendencia de los inversionistas que acaparan las viviendas disponibles, a la vez que se motiva a las autoridades locales y estatales a retirar restricciones para permitir una mayor densidad habitacional, en particular en edificios de vivienda multifamiliar.

“Este es el más inclusivo de todos los esfuerzos del gobierno para acabar el déficit de oferta de vivienda de la historia”, dijo la Casa Blanca en un comunicado, destacando que se construyeron menos viviendas nuevas desde la recesión de 2008, que en cualquier década desde los años sesenta.

El problema se ha acentuado desde el inicio de la pandemia de covid-19 en momentos en que las bajas tasas de interés hipotecario y los estímulos masivos crearon una ola de compra de vivienda, mientras que los suministros de madera y otros materiales fueron interrumpidos por la pandemia. El índice de precios de vivienda Case-Schiller aumentó cerca de 20 % en los últimos 12 meses a febrero. Y la rápida recuperación creo una escasez de mano de obra en todos los niveles.

“Los costos elevados de la vivienda han agobiado a las familias de todo tipo de ingresos, con un particular impacto en las de ingresos bajos o moderados, así como en las personas y comunidades de color”, dijo la Casa Blanca. El plan de Biden busca “ayudar a cerrar la brecha en el acceso a la vivienda en cinco años”. El anuncio recibió los elogios del sector privado.

“Estamos de acuerdo con la Casa Blanca en que la clave para resolver el desafío de la asequibilidad de vivienda es el de construir más casas”, afirmó Jerry Konter, presidente de la Asociación Nacional de Constructores de Vivineda (NAHB, en inglés). Konter saludó los esfuerzos del gobierno contra “los vientos en contra, como los cuellos de botella en las cadenas de aprovisionamiento y los problemas crónicos de déficit de trabajadores de la construcción”.

Por otro lado, el mismo gobierno reveló que las ventas minoristas en Estados Unidos aumentaron 0,9 % en abril con respecto a marzo, impulsadas entre otras por la comercialización de automóviles, aunque la venta de gasolina en el surtidor marcó un descenso. Las ventas totales ascendieron a 677.700 millones de dólares, de acuerdo con los datos divulgados por el Departamento de Comercio, 8,2 % más que en abril de 2021.

*Con información de AFP.