mundo

Nueva York avanza en la consagración del derecho al aborto en su constitución

Cada estado establece sus propias normativas sobre el polémico tema del derecho al aborto.


Tras su aprobación en el senado, la legislación luego pasará a la asamblea estatal, donde se espera sea aprobada. Por lo tanto, los votantes irán a las urnas directamente en un referéndum.

Los conservadores de Estados Unidos llevan décadas trabajando para anular el caso Roe v. Wade, la sentencia de la Corte Suprema de 1973 que establece que la Constitución estadounidense contempla el derecho al aborto.

El mes pasado lo lograron cuando la nueva mayoría conservadora del máximo tribunal anuló dicha sentencia con una decisión ampliamente esperada, pero que, sin embargo, detonó protestas a nivel nacional y provocó la condena internacional.

La decisión les devolvió el poder a los estados de establecer sus propias normativas sobre el aborto. Se espera que la mitad de ellos lo prohíban o lo restrinjan severamente.

En tanto, otros se han declarado “santuarios” del aborto y prometieron protegerlo, al igual que otros derechos como el matrimonio homosexual, que ahora progresistas temen que esté en la mira de la Corte.

El Senado de Nueva York aprobó nuevas medidas para el porte de armas

El Senado de Nueva York aprobó este viernes, 1 de julio, nuevas restricciones al uso y porte de armas de fuego en la esfera pública para contrarrestar el fallo de la semana pasada del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que declaraba inconstitucionales las limitaciones que desde hace más de cien años regían en el estado.

En sesión especial, el Senado ha aprobado promulgar nuevas leyes para restringir lo máximo posible la utilización de armas fuera del hogar, como prohibiendo llevarlas en algunos espacios públicos como el Times Square, o imponiendo nuevos requisitos.

El pasado 23 de junio, el Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, por seis votos a tres, declaró inconstitucional una legislación del estado de Nueva York que exigía a los propietarios de armas de fuego que deseasen portarlas fuera de su propiedad, demostrar justificación más allá de la necesidad de autoprotección.

El proyecto legislativo necesita ahora contar con el aval de la Asamblea del estado, también dominada por los demócratas, antes de que la gobernadora, Kathy Hochul, de ese mismo partido, lo firme como tal y como ha adelantado que hará.

Si finalmente es aprobado, estará prohibido portar armas de fuego en los medios de transporte público, en el interior de escuelas y guarderías, refugios, edificios gubernamentales, colegios y espacios de votación, lugares de culto, centros de salud, establecimientos que sirven alcohol, bibliotecas, zoológicos, museos, teatros y estadios, zonas de recreo infantiles y parques públicos.

En otras zonas donde suelen registrarse grandes aglomeraciones y espacios turísticos, como el Times Square, también estarán prohibidas las armas de fuego, que tampoco serán permitidas en negocios privados, salvo que los dueños demuestren la necesidad de contar con ellas dentro del establecimiento.

*Con información de AFP.