aborto en estados unidos

Joe Biden pidió que se haga una “excepción” para aprobar nueva ley de derecho al aborto

La normativa de ese país dice que casi todas las leyes necesitan el voto de 60 de los 100 senadores para ser aprobadas.


Hace no más de una semana, la Corte Suprema de Estados Unidos dio libertad a los 50 estados, que conforman al país norteamericano, de prohibir el aborto en su territorio jurisdiccional y la mitad de ellos se encamina a hacerlo efectivo.

Esto porque se tumbó la sentencia Roe vs. Wade que en 1973 había permitido a las mujeres de ese país interrumpir su embarazo. Lo que significa, para muchos, que EE. UU. estaría dando un paso hacia el pasado.

En consecuencia, durante este jueves, el máximo mandatario de ese país, Joe Biden, pidió que se haga una “excepción” en las reglas del Senado para que los demócratas puedan aprobar una ley de derecho al aborto que revierta la reciente decisión de la Corte Suprema, que es el máximo tribunal de los Estados Unidos.

Bajo el nombre de una “excepción al filibusterismo”, que se vincula a la obstrucción parlamentaria, Biden hace la solicitud la cual daría paso a que los demócratas puedan, en dado caso de la aceptación, aprobar una ley que consagre el derecho de acceso al aborto con su actual escasa mayoría y sin el apoyo de los republicanos.

La decisión del tribunal supremo de los Estados Unidos fue clara y anuló lo que por décadas estaba establecido en relación con la protección para el aborto. En efecto, el mandatario norteamericano no puede sobrepasarse a las reglas del Senado.

La normativa de ese país dice que casi todas las leyes necesitan el voto de 60 de los 100 senadores para ser aprobadas, pero la suma de los demócratas dan un total actual de 50, inclusive cuando el voto de la vicepresidenta Kamala Harris les otorga una mayoría, la cual representa un simple aumento.

En imágenes : Protestas por el derecho al aborto en EE. UU
Los defensores del derecho al aborto protestan en Nueva York después de que la Corte Suprema de los Estados Unidos falló en el caso de aborto Dobbs v Women's Health Organization, anulando la histórica decisión de aborto Roe v Wade, en Nueva York, EE. UU., el 24 de junio de 2022. Foto REUTERS/Caitlin Ochs - Foto: REUTERS

Sin el filibusterismo ―que pretende bloquear o retrasar la ley―, dicha mayoría simple podría aprobar la ley. No obstante, hay repercusiones de por medio, debido a que un alto porcentaje de legisladores y el mismo actual gobernante de EE. UU. se han mostrado, en el pasado, precavidos ante esta opción.

La razón de dicha prudencia se debe a que el filibusterismo ha servido como disuasivo para un partido con escasa mayoría que quiera tomar decisiones de calado, en este caso, trascendentes para la política.

Leyes “zombie” o “gatillo”

Trece estados de EE.UU., principalmente del sur y el centro ―los más religiosos y conservadores―, han adoptado en los últimos años las llamadas leyes “zombie” o “gatillo”, redactadas para entrar en vigor automáticamente en caso de un cambio en la jurisprudencia de la Corte Suprema.

Esas leyes prohíben el aborto con matices: por ejemplo, Idaho prevé excepciones en caso de violación o incesto; Kentucky solo en caso de peligro para la vida de la mujer embarazada; Luisiana contempla hasta diez años de prisión para los profesionales de la salud; Misuri, hasta 15 años. En algunos estados, como Dakota del Sur, debían entrar en vigor “el día” de la decisión.

En otros, como Arkansas o Misisipi, el fiscal General primero tendrá que confirmar que la Corte ha cambiado el marco legal. Finalmente, en los casos de Texas o Tennessee, ambos disponen de un plazo de 30 días entre la publicación de la sentencia y la entrada en vigor de la nueva prohibición.

Otros cuatro estados (Georgia, Iowa, Ohio y Carolina del Sur) tienen leyes que prohíben los abortos tan pronto como se percibe el latido del corazón del embrión, alrededor de las seis semanas de embarazo, cuando la mayoría de las mujeres aún no saben que están embarazadas. Esas normas, bloqueadas por la justicia porque violaron el marco legal vigente hasta ahora, ya pueden entrar en vigor.

Varios estados tienen leyes escritas antes del histórico fallo conocido como Roe vs. Wade, que en 1973 estableció el derecho de las mujeres estadounidenses a abortar. En suspenso desde hace casi 50 años, teóricamente esas normativas podrían reactivarse de inmediato, aunque nada es seguro.

*Con información de AFP