mundo

Ocho estados, entre ellos Irán y Venezuela, pierden derecho de voto en la ONU

Irán culpa a las sanciones impuestas por los Estados Unidos.


Ocho estados, incluidos Venezuela, Irán y Sudán, perdieron su derecho al voto en la ONU debido a una deuda excesiva con la organización, anunció este martes 11 de enero por la noche el secretario general, Antonio Guterres, a los miembros de la Asamblea General.

En total, “once estados miembros están actualmente en mora en el pago de sus contribuciones en función del artículo 19 de la Carta de las Naciones Unidas”, dijo el jefe de la ONU en su carta obtenida por AFP el miércoles.

Este artículo prevé la suspensión del derecho de voto en la Asamblea General de cualquier país cuyo monto de atrasos sea igual o superior a la contribución adeudada por él durante los últimos dos años completos.

Si el incumplimiento se debe a “circunstancias fuera de su control”, un Estado al que se refiere el artículo 19 puede, sin embargo, conservar su derecho de voto. Este es el caso para 2022 de las islas Comoras, Santo Tomé y Príncipe y Somalia, especifica Guterres.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. - Foto: AP

Además de Irán, Sudán y Venezuela, los otros cinco países que han perdido su derecho a voto son Antigua y Barbuda, Congo, Guinea, Papúa Nueva Guinea y Vanuatu, agrega.

El secretario general especificó el monto mínimo que cada país debe pagar para recuperar su derecho al voto: Venezuela cerca de 40 millones de dólares, Irán unos 18 millones y Sudán alrededor de 300.000 dólares.

El año pasado, Irán ya había perdido su derecho al voto debido a deudas incobrables.

Teherán había argumentado que no podía cumplir con el mínimo requerido para saldar lo adeudado debido a las sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos.

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, realizó la denuncia por las sanciones en las Naciones Unidas. En un video pregrabado, y presentado en 2021 en una asamblea general, el mandatario criticó fuertemente a los Estados Unidos.

Rechazo del nuevo presidente de Irán a reunión Biden y a las negociaciones
Ebrahim Raisi, presidente de Irán, culpó a los Estados Unidos por la incapacidad en los pagos. - Foto: AP

En la alocución el presidente afirmó que las sanciones son un arma usada por los Estados Unidos para someter a países opositores y más pequeños.

Estas criticas se enmarcan en una fuerte tendencia presente en la política exterior e interna de Irán. Raisi llegó a la presidencia con un fuerte apoyo de sectores islámicos ultra conservadores.

En las agendas de estos sectores políticos figuran la implementación estricta de las leyes islámicas y un marcado discurso antioccidental que tiene como foco principal a los Estados Unidos, país que ha hecho presencia en Medio Oriente por varias décadas.

Las sanciones impuestas por el gobierno de Washington se dieron luego de que el gobierno iraní se retirara unilateralmente del Acuerdo Nuclear que había firmado con varias potencias del mundo.

Tras varios meses de negociaciones, Teherán obtuvo una exención que le permitía pagar la deuda mínima exigida y recuperar su derecho a voto en junio, justo antes de la elección de los nuevos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

Irán “se compromete a pagar íntegra y puntualmente” sus contribuciones, reaccionó en Teherán el Ministerio de Asuntos Exteriores de la república islámica.

Naciones Unidas
Los países excluidos no podrán hacer parte de las votaciones que tengan lugar en la asamblea general de las Naciones Unidas. - Foto: UN Photo/Cia Pak

“Desafortunadamente, por segundo año consecutivo, debido a las sanciones opresivas e ilegales de Estados Unidos, los pagos de nuestro país han sido problemáticos”, agregó.

“El secretario general de las Naciones Unidas y la secretaría deberían tener en cuenta las circunstancias específicas de los países que enfrentan sanciones ilegales y no dudar en ayudarlos a pagar sus contribuciones”, estimó también el ministerio iraní.

El gobierno venezolano no se ha pronunciado, hasta el momento, sobre la decisión tomada por la organización.

El presupuesto anual de la ONU, aprobado en diciembre, ronda los 3.000 millones de dólares y el de sus misiones de paz, adoptado de manera separada en junio, los 6.500 millones.

*Con información de AFP