Home

Mundo

Artículo

Mercado de Wuhan un año después. (Photo by Jiang Huang/VCG via Getty Images)
Mercado de Wuhan un año después. (Photo by Jiang Huang/VCG via Getty Images) - Foto: VCG via Getty Images

mundo

Origen de la covid-19: Estados Unidos y la Unión Europea impulsan una nueva investigación

Aunque China ha negado tajantemente que el virus haya escapado de un laboratorio, algunas organizaciones y países dudan de la veracidad de esa información.

Desde marzo de 2020, los ojos del mundo se han situado en Wuhan (China) para intentar entender el origen del coronavirus, que ha puesto en jaque al mundo durante el último año, lo que ha llevado a que distintos países y organizaciones hayan pedido investigaciones profundas para determinar si el virus se escapó del laboratorio de la región o nació de forma natural.

A las investigaciones desarrolladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahora se podría sumar una nueva visita impulsada por Estados Unidos y la Unión Europea, debido a los resultados poco concluyentes que arrojó el documento publicado por la OMS.

En un documento conocido por Bloomberg, los países involucrados “piden avances en un estudio de fase 2 transparente, basado en evidencia y dirigido por expertos convocados por la OMS sobre los orígenes de la covid-19 y que esté libre de interferencia”.

Además, el texto señala que Estados Unidos y la Unión Europea “se comprometen a trabajar juntos hacia el desarrollo y uso de un medio rápido e independiente para investigar tales brotes en el futuro”.

Tanto la administración de Joe Biden, como la de Donald Trump, han pedido a China que sea más transparente con la información sobre el origen del virus, del que siempre se ha dicho que surgió de forma natural en el mercado de Huanan y que, posiblemente, podría haber sido transmitido de algún animal silvestre (como un murciélago) a los seres humanos.

Sin embargo, hay muchas dudas sobre si esta información es real, principalmente, por las dudas que existen sobre el papel de China en el manejo de la situación a finales de 2019, lo cual ha llevado a que muchas personas piensen que el virus podría haber escapado de un laboratorio ubicado en la provincia.

Esta opción ha sido tajantemente rechazada por el gigante asiático, desde donde tampoco se ve con buenos ojos las investigaciones internacionales, por lo que este nuevo anuncio de Estados Unidos podría tensar las relaciones diplomáticas entre ambas potencias.

Datos omitidos en la investigación de la OMS

Hace un par de semanas, CNN reveló que hay datos chinos que se pasaron por alto en el análisis “exhaustivo de animales para detectar el coronavirus en el momento en que estalló la pandemia”, los cuales se encuentran en varias áreas identificadas por científicos de la OMS que están investigando el origen de la covid-19.

Según una persona cercana al equipo de investigadores, que reveló la información al medio estadounidense, la información está contenida en un folio de casi 200 páginas que fue ignorado por los primeros análisis realizados por la entidad.

Sin embargo, la fuente indicó que estos documentos pueden revelar más información sobre el virus y generar nuevos resultados en un posible regreso de la OMS a China para continuar investigando sobre el coronavirus.

La persona citada en la nota indica que, aunque aún no hay fecha para que la Organización vuelva a visitar Wuhan, es posible que en esta nueva misión se organicen pequeños grupos de investigadores que buscarían más indicios sobre la “hora cero″ de la pandemia.

Otro dato importante que está plasmado en el documento que ignoró la OMS es que China tenía conocimiento del virus y del momento de su aparición, ya que el reporte brinda detalles sobre almacenamiento y destrucción de muestras positivas de covid-19 en seres humanos por parte de China.

Así mismo, se da cuenta de un brote importante de influenza en diciembre de 2019, al tiempo que el virus; de igual forma, revela que las primeras personas que se sabe que contrajeron el virus tuvieron contacto con 28 mercados de alimentos y animales.

En la página 98 del documento se puede leer que el 7 de diciembre de 2019 se tomaron muestras de 69 tipos de animales, “incluidos macacos, ciervos almizcleros del bosque, puercoespines y ratas bambú”, aunque las muestras se analizaron en febrero de 2020.