Home

Mundo

Artículo

Autoridades de la ciudad de Praga, en República Checa, descartaron la presencia de explosivos en la aeronave.
Autoridades de la ciudad de Praga, en República Checa, descartaron la presencia de explosivos en la aeronave. - Foto: Instagram/ @easyjet

europa

Por alerta de bomba, avión que volaba de Polonia a Reino Unido fue desviado a República Checa

La aerolínea propietaria del avión que protagonizó la alarma aún no se ha pronunciado oficialmente sobre lo acaecido.

Las alarmas de las autoridades aeronáuticas europeas se prendieron el pasado domingo en horas de la noche cuando corrió el rumor, al interior de un vuelo de la aerolínea EasyJet, que se movilizaba entre Polonia y Reino Unido, de la existencia de una bomba a bordo.

En virtud de lo anterior, la aeronave debió desviar su curso, y aterrizó de emergencia en el aeropuerto Vaclav Havel de Praga de República Checa, con el objetivo de que se pudiesen realizar las correspondientes inspecciones y corroborar o desmentir el rumor.

De acuerdo con medios locales en Reino Unido, el vuelo identificado con el número EZY6276 había despegado hacía una hora cuando se conoció de la alarma, y a hora y media de llegar a su destino final, debió ser desviado de emergencia.

Así, el avión logró aterrizar pasadas las 22:50 p. m. del pasado domingo en tierras checas, donde, tras la correspondiente evacuación, se pudo corroborar que tal advertencia era una falsa alarma, y que la aeronave estaba libre de explosivos, según confirmó el correspondiente examen adelantado por las autoridades locales.

A través de sus redes sociales, el aeropuerto Vaclav Havel de Praga dio a conocer en su momento sobre la existencia de la alarma, afirmando que la aeronave había aterrizado “sin problemas” en su pista, y que “todas las acciones para garantizar la seguridad de los pasajeros y todo el tráfico aéreo están siendo realizadas actualmente por la Policía”.

Momentos después, a través de las mismas redes sociales, el aeropuerto de Praga confirmó que “no se encontró ningún objeto peligroso en el avión después de la inspección pirotécnica”.

Medios locales también expusieron que el vuelo en cuestión, había despegado desde la ciudad de Cracovia y tenía como destino a la ciudad de Bristol en Reino Unidos.

Pese a la existencia de la amenaza que revestía especial gravedad, la empresa propietaria de la aeronave no ha emitido comentario o comunicación alguna frente a lo ocurrido.

Medios locales tampoco precisaron si después de la emergencia el mismo vuelo emprendió nuevamente su curso hacia la ciudad de destino, o si los pasajeros debieron ser embarcados en un nuevo vuelo desde Praga.

A través de sus redes sociales, las fuerzas policiales de República Checa también informaron el pasado domingo sobre las labores de inspección a la referida aeronave, entregando a su vez un parte de tranquilidad ante el no hallazgo de elementos explosivos que pudiesen representar una amenaza en contra de los pasajeros de EasyJet.

El pasado 4 de diciembre, también a través de sus redes sociales, las autoridades de República Checa reportaron el hallazgo del cuerpo de una ciudadana de la tercera edad que días atrás había sido reportada como desaparecida en la localidad de Strakonicko.

Pese a la noticia del hallazgo de la mujer, las autoridades checas confirmaron que “desafortunadamente” la mujer hallada se encontraba ya sin signos de vida.

Sobre el particular, las autoridades checas precisaron que las primeras hipótesis sobre el fallecimiento de la mujer, señalan que esta podría haber sufrido un golpe mortal producto de una caída, lo que desencadenó en el lamentable desenlace.