mundo

Presidente Lasso levantó estado de excepción por protestas indígenas en Ecuador

Los enfrentamientos dejan hasta el momento seis personas muertas y 300 heridos. Los manifestantes reclaman una reducción de los precios de combustibles.


El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, levantó este sábado el estado de excepción que regía en las seis provincias más afectadas por protestas indígenas contra su gobierno, desde hace ya 13 días, según un decreto divulgado por la sede presidencial.

El mandatario decretó “declarar la terminación del estado de excepción por grave conmoción interna en las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Pichincha, Pastaza e Imbabura”, señala el documento.

“Con ello, el Gobierno nacional ratifica la disposición de garantizar la generación de espacios de paz en los cuales los ecuatorianos puedan retomar paulatinamente sus actividades”, aseguró el gobierno.

El presidente Lasso, a quien los indígenas reclaman una reducción de precios de combustibles, decretó la medida, que le permitió movilizar a los militares y ordenar un toque de queda nocturno de siete horas, para tres provincias, entre ellas Pichincha, cuya capital es Quito, a partir del sábado 18 de junio. Dos días después la amplió a otras tres jurisdicciones, para un total de seis de las 24 provincias de Ecuador.

La poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), que promueve las protestas también por una moratoria de deudas de campesinos con la banca, cuestionó la declaración del estado de excepción, cuya derogatoria reclamaba para abrir la posibilidad de un diálogo con el Ejecutivo, que aún no se ha concretado.

Las manifestaciones, con bloqueo de carreteras y accesos a Quito, donde además han derivado en choques con la fuerza pública, dejan seis manifestantes muertos y unos 300 heridos, entre civiles, policías y militares.

El Congreso, donde la oposición está dispersa pero hace mayoría, debe este sábado por la noche la destitución de Lasso por una “grave crisis política y conmoción interna”, que dejan los 13 días de sangrientas protestas indígenas contra el elevado costo de vida.

La sesión comenzó a partir de las 6:00 de la tarde y está impulsada por un sector del legislativo adscrito a partidos opositores del mandatario actual, quienes advierten la existencia de una serie de irregularidades por parte de las autoridades en el marco de la represión de las protestas.

El debate se realiza a menos de 24 horas de que, este viernes en horas de la noche, a través de una alocución presidencial, el presidente Guillermo Lasso denunció que la protesta social se ha salido de su cause, y que sus convocantes, haciendo mención especial al presidente de la Conaie, persiguen causas diferentes, denunciando un intento de Golpe de Estado.

En imágenes : Miles de manifestantes indígenas de Ecuador marchan sobre la capital
Las protestas dejan seis manifestantes muertos y unos 300 heridos, entre civiles, policías y militares. - Foto: REUTERS

En ese sentido, Lasso llamó a los cerca de 10.000 indígenas que han llegado a Quito para las manifestaciones que se regresen, advirtiendo que las fuerzas encargadas de ‘preservar el orden’, el Ejército y la Policía, tienen el mandato de actuar en los casos en los que sea necesario para combatir la que el presidente denunció como la infiltración de grupos subversivos que buscan desestabilizar el gobierno.

Si bien Lasso reconoció que existen motivaciones válidas para la manifestación de los indígenas y otros sectores, se comprometió a ir a las comunidades para escuchar los requerimientos y trabajar en ellos.

¿Qué necesita la Asamblea para destituir a Lasso?

El debate estará compuesto por una primera fase de exposición de argumentos por parte de legisladores y personas invitadas, y al cabo de esta, se establecerá un plazo de hasta 72 horas para que los diputados o asambleístas puedan votar y resolver la solicitud de destitución.

El debate fue citado después de que 47 de los 137 asambleístas, quienes están adscritos a los llamados sectores ‘correistas’, presentaran la solicitud de destitución. Para que la decisión sea aprobada, se requiere que, de los 137 asambleístas, al menos 92 voten en favor de la moción.

Según el marco legal ecuatoriano, si llegase a prosperar el debate y fuere aprobada la destitución, la persona que asumiría la presidencia es el vicepresidente, Alfredo Borrero.

*Con información de la Agencia AFP