mundo

“Que ningún hijo agarre esa condición”: político venezolano compara la homosexualidad con la drogadicción

El exgobernador venezolano realizó las afirmaciones en una entrevista transmitida en YouTube.


Una polémica se desató en Venezuela a raíz de unas declaraciones que dio recientemente Henri Falcón, exgobernador del estado Lara, en las que comparó la homosexualidad con la drogadicción.

En entrevista con un espacio de entrevistas transmitido por YouTube, Falcón afirmó que no deseaba que un familiar suyo “agarre esa condición”.

“En el nombre de Dios, no aspiro a que un hijo o nieto agarre esa condición (…) Respeto hacia ellos. Porque eso es igual a que un muchacho nuestro caiga en el mundo de las drogas, lo que hay es que ayudarlo, no satanizarlo”, expresó en el programa Par de Calvos.

El exgobernador, de igual manera, se manifestó en contra del matrimonio entre parejas del mismo sexo: “No puedo decir que estoy de acuerdo ahorita, porque eso es producto de un gran debate”.

Falcón fue dos veces gobernador del estado Lara, como integrante del chavismo. Posteriormente, pasó a las toldas opositoras y en 2018 fue candidato presidencial. En los comicios finalizó en tercer lugar.

Su candidatura fue rechazada por el grueso de la oposición, que decidió boicotear las elecciones en las que Nicolás Maduro fue reelegido y que fueron desconocidas por parte de la comunidad internacional.

Ni más, ni menos, ¡iguales derechos!”: multitud celebra Orgullo LGBTI en Venezuela

“Ni más, ni menos, ¡iguales derechos!”, corearon el pasado domingo millares de personas que marcharon en Caracas para celebrar el Orgullo LGBTI en una Venezuela muy conservadora, sin legislación sobre temas como el matrimonio igualitario o las familias homoparentales.

“Estamos muy carentes de derechos (...). Vivimos en una sociedad hipócrita, por decirlo de alguna manera, en la que dicen que sí nos aceptan, pero yo no puedo ir tomada de la mano con mi novia en la calle o no puedo darle un beso en un lugar público porque es un escándalo”, dice a la AFP Katherine Díaz, una estudiante de 22 años, entre la multitud. “Es una situación difícil. Esperemos que mejore”.

Un camión con parlantes encabezaba la multicolor movilización que cruzó Caracas, en la que se veían carteles con mensajes como “El matrimonio no es una idea, es un derecho” o “El amor es de todos los colores”.

La marcha, que congregó a unas 20.000 personas, según las autoridades, terminó con la entrega a la viceministra de Igualdad de Género, Yzamary Matute, de un documento que exige respetar el cambio de nombres en el registro civil en caso de las personas trans y la inscripción de niños de familias homoparentales y matrimonios entre personas del mismo sexo celebrados en otros países.

“Es una marcha de celebración, pero también es una marcha de lucha”, dijo el activista Codi Campos al consignar el texto.

El matrimonio homosexual no está permitido en Venezuela, a diferencia de otros países de Latinoamérica como Argentina, Brasil o Uruguay, que sí lo amparan por ley, así como varios estados de México. Aún, pese a múltiples iniciativas, no ha sido considerado en el Parlamento.

Jesús Matamoros, de 18 años, salió a manifestar contra la homofobia con la bandera arcoíris del movimiento LGBTI pintada en una de sus mejillas.

A veces tiene “miedo” de salir a la calle con su pareja, confiesa Jesús. “Hay demasiadas noticias de maltrato”, cuenta.

Manifestantes como él pidieron medidas frente a la violencia que sufren integrantes de la comunidad LGBTI en un país en el que fueron asesinadas al menos 16 personas por su orientación sexual o su identidad y expresión de género, según oenegés.

Más de un centenar de fallecidos en casos de agresiones de ese tipo se han registrado desde 2008, de acuerdo con esas organizaciones.

“¡Somos visibles, estamos siendo visibles!”, decía un activista por los parlantes del camión a la vanguardia de la manifestación, despertando una ovación.

*Con información de AFP.